Viajes

¿Cómo viajar y ahorrar al mismo tiempo?

19/07/2017

¿Cómo viajar y ahorrar al mismo tiempo?

Aunque estarás pensando en este momento que los términos viajar y ahorrar no van de la mano, a través de estas líneas podrás comprender que no tiene por qué ser así. De hecho, muchas personas, incluidos los famosos mochileros, hacen del ahorro su principal condicionante del presupuesto viajero. Los resultados, todos sabemos, no son para nada malos.

Pero sin entrar en la filosofía de viajar con lo que quepa en una mochila, también es posible viajar y ahorrar al mismo tiempo. Sólo debes tomar alguno de estos consejos.

Cómo ahorrar en el alojamiento

Estaremos de acuerdo en que uno de los elementos del viaje en el cual hay que realizar una mayor inversión monetaria es el alojamiento.

Y es que el alojamiento se incrementa de forma proporcional a la distancia del centro urbano de tu destino. Por eso, si este se encuentra a 10 minutos del centro, podrá costarte hasta 70% más que un lugar ubicado a sólo 25 minutos del mismo. La recomendación siempre será optar por un alojamiento parcialmente distanciado, porque el costo del transporte nunca superará el incremento por noche de una habitación a 10 minutos del centro. Además, y si buscas un emplazamiento donde descansar que sea coqueto y en el cual no tengas que sacrificar ningún tipo de lujo y/o servicio, una recomendación sería optar por alquilar cabañas para tus viajes, ya que en éstas tendrás mucha intimidad, disfrutarás de un lugar muy coqueto donde alojarte y además su precio será mucho más económico. Un ejemplo claro lo tienes con las CabanasChilenas.com, aunque también hay disponibles otras tantas repartidas por todo tipo de ciudades y países, pudiendo escoger este tipo de alojamiento sin condicionar así el destino final.

El ahorro está en pequeños gastos, también

Por un momento debes detenerte a pensar, antes de iniciar tu viaje, en las consecuencias de cada una de las decisiones que tomarás con respecto a él. Por ejemplo, si sólo decides llevar una maleta de viaje, verás cómo tus gastos se habrán reducido porque podrás viajar en aerolíneas low cost, o en cualquier asiento de tren sin pagar exceso de equipaje, ni nada relacionado.

Del mismo modo ocurrirá con los gastos fijos de tu viaje, como alimentación o transporte una vez estés en tu destino. Piensa en todas las alternativas que puedas tener, y luego descarta las más costosas. Al final del día, tu presupuesto estará tan holgado que podrás dejar una parte para un próximo viaje a cualquier otro lugar. Esa es precisamente la finalidad de ahorrar en tus viajes.

Prueba alojamientos de acuerdo a tu necesidad

Los principales centros turísticos, así como las ciudades principales de Europa, tienen alojamientos de acuerdo a los clientes potenciales que puedan llegar. Es así como podrás ver hoteles de cinco estrellas en el centro de la ciudad, pero también podrás encontrarte con cómodos alojamientos para universitarios, donde una habitación costará una parte de lo que originalmente hubieras pensado gastar.

Aunque todo dependerá de tus gustos particulares, muchas veces este tipo de alojamientos son suficientes porque, al final, no has venido a este destino a dormir todo el día, sino a recorrerlo. A su vez, un entorno juvenil puede darte ideas frescas para recorrer, o si trabajas en movilidad, te podrán dar un empujoncito de energías. Recuerda que lo barato no siempre tiene por qué salir caro.

Destino: Busca fuera de los estereotipos

Mientras todo el mundo esté pensando en viajar a Londres, a New York o a París, tú puedes ser la excepción y optar por destinos que no ocupan titulares y que están fuera de los estereotipos, y decidirte por visitar Budapest, conocer alguna otra ciudad del este de Europa, o salir del continente a esos destinos afrodisíacos que tanto gustan.

Y es que además Hungría es uno de los países que mayor número de actividades presenta, con su capital (Budapest) como principal atractivo,  por un precio casi irrisorio por lo que es uno de los destinos de viaje perfectamente adaptados para tu bolsillo, y que además te mostrará monumentos de la talla de La Plaza de los Héroes, el castillo del Palacio Real de Budapest, el Puente de las cadenas, etc.

De esta manera lograrás ambos objetivos de una manera muy sencilla, ya que estarás cumpliendo con tu plan inicial (viajar), pero tampoco estarás descuidando tu responsabilidad con el presupuesto (ahorrar). Por lo tanto, con estos consejos está todo listo para que emprendas tu viaje hacia unas vacaciones, o un fin de semana, en un nuevo lugar, pero sin mayores temores financieros.