Sociedad

¿Crees que sabes conducir? Esto es lo que debes tener en cuenta

28/08/2017
Foto del avatar

author:

¿Crees que sabes conducir? Esto es lo que debes tener en cuenta

Conducir no es una actividad que se deba tomar a la ligera. Después de todo, cuando estás a cargo de un coche, tienes la responsabilidad de garantizar la seguridad de quienes van dentro de él, y también velar por el bienestar de los coches o peatones que se encuentran a tu alrededor. Por eso, antes de tomar la decisión de aprender a conducir, debes comprender la responsabilidad que conlleva, y estar dispuesto a aceptarla.

Cuando decidas sacar tu licencia, deberás presentarte a un examen escrito. Esto se debe a que las entidades deben asegurarse de que conoces todas las reglas, y el significado de signos y símbolos de tránsito. Pero además de eso, debes también tener conocimiento básico de qué hacer en casos de emergencia o durante un accidente de tráfico, que lamentablemente pueden ocurrir.

Los expertos de la autoescuela Lara, una conocida autoescuela en Madrid que destaca por tener un 92% de aprobados, aseguran que la mayoría de los estudiantes que quieren aprender a conducir llega con muchas las dudas, sobre todo en lo referido al dinero que deberán invertir. Su objetivo siempre es encontrar una autoescuela que les permita conseguir el carnet de coche más barato.

Matricularte en una buena autoescuela te ayudará a tener más posibilidades de aprender a conducir de forma adecuada y obtener, gracias a ello, tu carnet en menos tiempo y por menos dinero. Por lo tanto, no es recomendable fijarse solo en el precio de cada práctica, sino también en la calidad de la enseñanza y el porcentaje de aprobados.

Gana confianza al volante

Son muchos los conflictos que cada estudiante nuevo enfrenta cuando quiere aprender a conducir desde cero. Algunos de ellos están relacionados con el temor. Si vas a conducir un coche, debes hacerlo con confianza. Una confianza que solo es generada cuando estás seguro de que cuentas con la capacidad de llevar el coche de un punto A a un punto B sin ningún tipo de inconvenientes.

Esta seguridad solo se alcanza si cuentas con una preparación adecuada y una correcta formación tras el volante. Las autoescuelas, además de contar con permisos legales para enseñar a realizar esta actividad, cuentan con experiencia de respaldo y profesionales capaces de guiarte durante tu aprendizaje. Estarán allí en cada paso y serán capaces de ayudarte a medida que tu desempeño vaya mejorando y las exigencias vayan aumentando.

Las metodologías implementadas varían. Pero, por lo general, parten de una base teórica. Esto quiere decir que deberás estudiar primero todo lo relacionado con la conducción, las leyes por las que se rige esta actividad en tu sociedad y el significado de cada una de las señales de tránsito.

Esto incluye algunas señales que puede que jamás hayas visto, porque por tu ciudad no pasa el tren, o porque no hay animales de ganado, por ejemplo. Aún así, debes aprenderte todas y cada una de las señalizaciones, ya que es más que probable que a lo largo de tu vida conduzcas por otras ciudades.

Una vez superada esta fase, podrás iniciar tus prácticas tras el volante. Para los principiantes, suelen realizarse en zonas con poco tránsito donde puedan recorrer sus primeros metros en coche sin sentir temor de hacer daño a otros o sufrir lesiones propias. A medida que la confianza vaya en aumento, irán cambiando los escenarios y la cantidad de obstáculos a los que te enfrentarás.

Clases avanzadas

Para aquellos que han tenido algún susto al volante o que simplemente quieren mejorar su manera de conducir, existen clases de perfeccionamiento que ayudan a conducir de una forma mucho más segura.

Si hace años que no coges el coche, por las circunstancias que sea, gana confianza al volante y vuelve a conducir como un profesional asistiendo a unas cuantas clases en tu autoescuela. En menos de lo que te imaginas podrás perfeccionar tus habilidades para convertirte de nuevo en un buen conductor.

En ocasiones se puede percibir el disponer de carnet de conducir, y de coche propio, como un lujo innecesario, sobre todo cuando se vive en grandes ciudades con servicios de transporte disponibles. Pero la realidad es que disponer de licencia para conducir puede resultar muy útil en ciertas situaciones emergencia o a la hora de desplazarte en lugares con peores comunicaciones.

Disponer de carnet de conducir solo aporta beneficios, por lo que siempre es recomendable tenerlo. Solo hay que asegurarse de acudir a los profesionales adecuados para que consigas completar tu formación como conductor de forma precisa y rápida.