Compartir

El Gobierno estudia aprobar durante el Consejo de Ministros de este viernes un decreto ley para facilitar que las empresas puedan trasladar la sede social de manera “exprés”, es decir, sin que la decisión pase por la junta general de accionistas.

El decreto, según informa Europa Press, facilitaría el cambio de sede a compañías como Caixabank, que se rige por unos estatutos que no permiten el cambio de la sede social sin una acuerdo del consejo de administración.

El ejecutivo de Mariano Rajoy llega justo cuando Banco Sabadell ha decidido trasladar su sede social desde Barcelona a Alicante. El objetivo del cambio -la decisión se produce justo después del 1-O- sería garantizar la seguridad jurídica que proporciona el marco regulador del Banco Central Europeo (BCE).

Con información de Nació Digital

LaRepublica.es
Diario obrero y republicano fundado el 14 de Abril de 2006.