Compartir

Antonio Ledezma acaba de llegar a España tras haberse fugado de Venezuela cuando se encontraba en régimen de arresto domiciliario.

Junto con Leopoldo López y la exdiputada María Corina Machado, convocó a protestas que denominaron ‘La Salida’ y que dejaron 43 muertos en 2014.

El exalcalde de Caracas fue detenido en 2015 acusado de golpista. Pasó tres meses en la cárcel y tras ser operado de una hernia inguinal, obtuvo el régimen de arresto domiciliario.

El pasado viernes se fugó de Venezuela cruzando la frontera con Colombia y hoy ha llegado a España donde ha sido recibido con una calurosa bienvenida por parte de miembros del Partido Popular y del Gobierno de Mariano Rajoy.

Mientras el ejecutivo y la justicia española permiten a este preso fugado y acusado de graves delitos permanecer en nuestro país, en estos momentos está abierta una solicitud de repatriación del President de la Generalitat Carles Puigdemont que se encuentra en Bélgica.

Puigdemont afirma que en España corre riesgo de ser torturado, tal y como se detalla en este informe del Comité Europeo de Prevención de la Tortura que pide a España que elimine practicas policiales como la detención incomunicada.

Las redes sociales han cargado contra el Gobierno por su doble rasero al llamar a Ledezma “opositor” y a Puigdemont “golpista”.