Compartir

Cientos de personas se han concentrado hoy a las puertas del Hospital Virgen de las Nieves de Granada para mostrar su apoyo a Jesús Candel, el médico que bajo el sobrenombre de Spiriman ha movilizado a miles de personas para luchar contra los recortes y la corrupción en el SAS, el Servicio Andaluz de Salud.

Utilizando como excusa un supuesto acoso a 82 compañeras del centro hospitalario, los directivos del SAS pretenden echar a Candel de su puesto de trabajo y trasladarlo a otro hospital de Granada.

Esta acusación de supuesto acoso, ha sido rápidamente publicada por medios de comunicación (La Cadena SER, Eldiario.es, GranadaHoy …etc), que reciben dinero de la Junta mediante publicidad institucional, antes incluso de que el médico tuviera conocimiento de ella.

En el documento que enseña, solo la acusación de María Jesús González Calleja, y no la de 82 compañeras, es la que la comisión traslada la resolución a la gerente del hospital Pilar Espejo. En un vídeo anterior, Spiriman reconoce que afirmó que María Jesús Gongález Calleja, estaba puesta ‘a dedo’ porque era ‘amiguita’ de Martín Blanco, exviceconsejero de Salud de la Junta.

Candel ha reconocido que esta acusación ‘falsa’ le ha hecho mucho daño a él y a su familia y por ello pide la dimisión de Pilar Espejo como máxima responsable de la comisión de igualdad del Hospital Virgen de las Nieves.

A su vez, Spiriman da voz en su vídeo a una compañera de trabajo que denunció sufrir acoso sexual y violencia de género y como la Junta según relata, sigue sin actuar a pesar de hacer gala de la protección a la mujer en sus políticas.
Susana Díaz, por su parte, que tuvo que ceder por las manifestaciones de miles de andaluces lideradas por Spiriman contra sus ‘recortes’, la ‘privatización’ y la ‘mala gestión’ de la sanidad, afirma no conocer a Jesús Candel.

loading...