Salud

Por fin hay solución para los sofocos menopáusicos

febrero 12, 2018
Israel Guerra

author:

Por fin hay solución para los sofocos menopáusicos

Si estás en plena menopausia o te encuentras en una edad en la que es probable que este proceso te llegue pronto, seguramente estarás harta de escuchar hablar de los famosos sofocos que la menopausia conlleva. Pero, ¿sabes que ahora se les puede poner fin?

Qué son los sofocos

En la menopausia se producen muchos cambios en el cuerpo. Esos cambios físicos provocan a su vez muchas reacciones diferentes a nivel mental y psicológico, por lo que se trata de un proceso que supone un punto de inflexión en la vida de la mayoría de mujeres.

Uno de los cambios más evidentes que se experimentan durante la menopausia es el de los sofocos. Pueden aparecer ya en la pre-menopausia, y se trata de un síntoma claro de ella. Consiste en una sensación de mucho calor, que puede ir acompañada de sudores y un aumento de la frecuencia cardíaca.

Suele tener una duración de entre dos y tres minutos y pueden aparecer incluso más de 10 veces al día, con lo que estamos hablando de un síntoma enormemente molesto, que condiciona mucho el día a día y empeora la calidad de vida de quien lo sufre.

Pero esto se puede evitar con un tratamiento de sofocos en la menopausia. Se trata del primer tratamiento para los sofocos con nanotecnología en España, llevado a cabo por Actifemme® RESD3. Supone una mejora clarísima en la calidad de vida, permitiendo eliminar los sofocos con una simple pulverización.

Hay que tener en cuenta que los sofocos son algo muy habitual entre las mujeres que están pasando por la menopausia. De hecho, se calcula que entre el 60 y el 80% de ellas sufren este síntoma durante un tiempo que oscila entre los dos y los cuatro años.

Estamos hablando por tanto de muchas mujeres que durante mucho tiempo sufren un síntoma tan desagradable. Por eso, estos tratamientos son un verdadero avance médico que hace que esos sofocos, que no suponen nada grave pero sí son muy molestos e incómodos, desaparezcan.

Síntomas de la menopausia

Muchas mujeres se han hecho alguna vez la misma pregunta a llegar a cierta edad: ¿cuáles son los síntomas de la menopausia? Aunque hoy en día se pueda acabar con esos síntomas de la menopausia mediante el tratamiento de sofocos con Actifemme® RESD3, estar informadas sobre ello siempre es bueno.

Los sofocos son un síntoma claro de que la menopausia se acerca o de que ya ha llegado, pero no el único. Un proceso de tanto cambio en la mujer provoca una sintomatología muy clara que hace que aparezcan diferentes evidencias que indiquen que dicho proceso ha llegado.

Uno de los síntomas más habituales es el del trastorno del sueño. Puede aparecer hasta 7 años de la menopausia, y se hace mucho más intenso en el último año premenopáusico. La mujer que lo sufre tiene problemas para conciliar el sueño y se despierta con bastante frecuencia.

Esto es aún peor si se combina con sofocos nocturnos, que provoquen despertares empapadas en sudor. Es un síntoma que afecta mucho al día a día, puesto que dormir mal provoca muchos efectos negativos en nuestra calidad de vida y en nuestro bienestar.

Otro de los síntomas más habituales es el de la menstruación irregular, que notan más las mujeres que suelen haberla tenido de manera regular durante toda su vida adulta. Aunque no tiene ninguna gravedad, provoca un trastorno y un cambio que a muchas mujeres cuesta afrontar.

Y es que la menopausia también provoca muchos cambios a nivel mental. De hecho, las mujeres que están pasando por ella tienen más del doble de posibilidades de llegar a entrar en una depresión que el resto de mujeres, lo cual habla bien a las claras de lo importante que es este proceso.

Se produce también un descenso en los niveles de estrógenos, lo cual en muchos casos causa un síntoma bastante frecuente: la ansiedad. Se trata de una época en la que muchas mujeres experimentan esta sensación de manera más acentuada de lo que la habían notado nunca.

A veces aparece la sequedad vaginal. Esto es algo normal y tiene fácil solución, y no hay que dejar que afecte a nivel de autoestima, ya que no supone ningún tipo de problema para nuestra salud más allá de las molestias evidentes.

También ocurre de manera muy habitual el descenso de la libido, como consecuencia de todos los cambios hormonales que suceden en esta época. Es algo que se ha de intentar llevar de la mejor manera posible, debiendo existir mucha comprensión por parte de la pareja.

En definitiva, la menopausia provoca muchos síntomas negativos, que sin ser graves sí que empeoran claramente el bienestar. Por eso, lo mejor que se puede hacer es comenzar un tratamiento que les ponga fin y que permita tener la misma calidad de vida que antes.

Comentarios