Tecnología

6 tips para crear tu tienda online

26/04/2018

6 tips para crear tu tienda online

El e-commerce no puede estar más de moda. Los estudios sobre costumbres de compras apuntan a que las tiendas online son el medio favorito de al menos la mitad de los compradores para hacerse con los productos que quieren. Y más de un 70 por ciento ha adquirido durante el pasado año algo por internet. Por eso, es natural que alguien se plantee montar una tienda y ganar algo de dinero extra. O incluso convertirla en su medio de vida principal.

Sin embargo, crear una tienda electrónica desde cero a menudo puede parecer bastante complicado. Aunque estos 6 consejos seguro que te ayudarán a conseguirlo.

Lo primero, un nombre con gancho

Así es, lo primero que tienes que hacer es elegir un buen nombre para tu tienda, uno que llame la atención y de una idea clara de lo que vas a vender. Una vez que lo has decidido, hazte con el dominio que tiene ese nombre, Si usas uno demasiado genérico es posible que ya esté cogido, así que trata de ser original.

No conviene que el nombre de la tienda sea demasiado largo, porque la idea es que la gente lo recuerde con facilidad. Si te fijas bien, los nombres que más triunfan tienen 4 o 5 letras solamente, así que busca una palabra real o inventada que te pueda definir. O enlaza varias en una frase corta, como en creartiendavirtual.com.es.

Elige una buena plantilla

Si pasas por delante de una tienda y el escaparate no se ve, ¿verdad que ni siquiera te das cuenta? Pues lo mismo pasará con tu tienda virtual, así que necesitarás darle un aspecto profesional, limpio y atractivo. Uno que no sea demasiado recargado, pero que tampoco se parezca a otras tiendas. El cliente busca una cierta exclusividad, detalles que te definan y que pueda reconocer cuando se abra la página.

Lo ideal es partir de la base de alguna de las plantillas para tiendas online que puedes encontrar en la red. Después, adaptarla a tus preferencias para que funcione como se espera. Por ejemplo, que se vea bien en cualquier dispositivo o que no tarde demasiado en cargar el catálogo de productos.

Añade los productos

Ahora que tienes tu tienda preparada, es el momento de empezar a añadir los productos que quieres vender. Al fin y al cabo de eso se trata, ¿verdad?

Aunque hay proveedores que tienen fichas de cada producto preparadas, si piensas vender algo que no has fabricado tú es mejor que redactes tus propias descripciones. Incluso puede ser interesante hacer fotografías propias y ponerlas en el catálogo. Así ofrecerás al cliente algo que no va a encontrar en ningún otro sitio y empezarás a trabajar en un aspecto importante para que la tienda funcione.

Trabaja el posicionamiento de la tienda

Internet está llena de tiendas online, así que la competencia es bastante dura. Por eso, necesitarás hacer un buen posicionamiento para aparecer en las búsquedas de tus clientes potenciales. Para ello hay que conocer las palabras clave que mejor funcionan en tu nicho de mercado, y seleccionar aquellas que no están explotadas en exceso. El apoyo de una agencia SEO te resultará vital, ya que invertir en ello te reportará beneficios que de otro modo no llegaron.

Añade un blog

Esta es otra condición que debe cumplir tu tienda online. Los buscadores quieren contenido fresco y nuevo, que no se consigue cambiando las fichas de los productos, porque tampoco es algo recomendable. Así que la mejor manera de hacerlo es incorporar a tu tienda un blog y publicar contenidos relacionados con el mercado en el que trabajas. Pueden ser artículos hablando de un producto específico o de algo más general, pero lo que importa es que aporten algo de valor para el público. También puedes trabajar el SEO web local de este modo incluyendo términos específicos.

No dejes de cuidar tu tienda

Ahora que lo tienes todo listo no es cuestión de sentarse a esperar cómo entra el dinero a raudales. Como ocurre con una tienda física, necesitas atender tu negocio si quieres obtener beneficios que merezcan la pena y llegar a ganarte la vida con ella. Así que ponte manos a la obra y empieza a trabajar en tu nueva tienda en línea. Merece la pena.