Compartir

En estos momentos, la televisión de pago está viviendo un momento de pleno auge en este país, de la mano del un ritmo de producción verdaderamente alto, y del consumo de contenidos. No en vano, según los últimos datos dados a conocer por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), alcanzó los 6,4 millones de abonados, y los 1.569,89 millones de euros de ingresos en septiembre de 2017.

Otro informe corrobora también esta tendencia. En ello ha influido el camino recorrido a lo largo de los últimos años, en los que el negocio del pago aumentó un 13% entre 2012 y 2016, así como el horizonte que se abre ante el mismo. Después de conseguir una penetración del 33% de los hogares españoles en el año 2016, los canales de pago pretenden llegar al 41% para 2021. Un objetivo que pasa por que las grandes compañías sigan ofreciendo fútbol tv.

El fútbol televisado, un imprescindible para la televisión de pago

A pesar de que los grandes operadores critican sin cesar el precio de los derechos televisivos de la Champions League, estos saben de sobra las consecuencias que tendría prescindir de la licitación por los derechos de la competición. Precisamente, el fútbol es lo que da más vida a la televisión de pago. Tanto es así, que tres de cada diez clientes la contratan con el fin de poder ver este deporte.

El informe antes citado da a conocer que el 31% de los abonados a este servicio señalan que su principal razón para darse de alta en este servicio es disfrutar de deportes como el fútbol. Por detrás se encuentra un 35% que lo hace por las series, o el 47% que se suscribe por una oferta conjunta de la operadora. Es decir, que de los 6,4 millones de abonados que hay en estos momentos, 2 millones al menos pagan por disfrutar de competiciones como La Liga o la Champions.

Para la quinta parte de los usuarios, el principal motivo para darse de baja es que deje de ofrecerse fútbol

Del mismo modo, el 20% de los usuarios manifiesta que su principal razón para darse de baja de la televisión de pago, es que estas plataformas dejen de ofrecer fútbol, por delante de películas o problemas de tipo técnico.

Los datos de la audiencia vienen a confirmar que la televisión realmente necesita al fútbol

Por otro lado, los datos de audiencia confirman la dependencia de las operadoras con el fútbol. De hecho, las diversas competiciones se encuentran a la cabeza de la lista de los programas más vistos en la televisión de pago todos los meses, con cuotas bastante por encima de las que arrojan otros deportes.

A modo de ejemplo, según un informe, el Barcelona-Atlético fue el contenido más seguido, con nada menos que 2,2 millones de espectadores. Le siguió el Barcelona-Chelsea, con 1,6 millones. Finalmente, la tercera emisión con más audiencia fue el Gran Premio de Motociclismo en Qatar, con 333.000 espectadores.