Compartir

Químicos, proteínas naturales, recetas caseras, buscan mantener el cabello sano y lograr el alisado permanente que ha sido una de las tendencias de moda que volvió para quedarse y que tuvo mayor auge en los años sesenta.

Uno de los tipos de alisado permanente, se le denomina Botox y se relaciona con el nombre de un tratamiento farmacológico capaz de rejuvenecer y de eliminar arrugas.

El Botox Capilar Logra Un Alisado Permanente A Base De Hidratación.

Se le llama Botox en cosmetología a un tratamiento de alisado permanente, de rejuvenecimiento de cabello, que elimina el desagradable frizz, responsable de hacer ver al cabello  desordenado y abombado o esponjoso, arruinando entonces cualquier peinado.

Esta técnica de alisado permanente consiste en una hidratación. El Botox capilar constituye una técnica que logra ayudar a recuperar el brillo del cabello, a través de la hidratación, puesto que la falta de hidratación lo hace opaco, le quita el brillo, lo que le hace ver envejecido.

El Botox capilar, entonces constituye una técnica de alisado permanente no abrasivo pues más que alisar, busca recuperar la deshidratación destructiva del cabello, logrando reparar las puntas, ya que las pequeñas fibras del cabello se cargan del peso al absorber moléculas de agua, lo que mejora el aspecto enredado con nudos y  horquetillas que afean y destruyen el buen aspecto del cabello.

Botox capilar, logra entonces un alisado permanente del cabello, producto del peso aumentado que produce estar cargado de agua, al haber sido hidratado.  Aclarado ello, otro tratamiento capilar muy utilizado para el alisado permanente del cabello es el producto conocido como Keratina.

La Keratina, es otra de las técnicas que logran alisado permanente, pero existen muchos tipos de Keratina, la menos recomendada es aquella a base de químicos, como el formol, siendo la más recomendada la Keratina a base de proteínas de bien sean origen animal como de vegetal.

La Keratina a base de sustancias químicas, pueden cambiar los tonos de los cabellos teñidos, corriéndose el riesgo de la caída del cabello debilitado, por lo que no se recomienda en cabellos maltratados o desnutridos.

Tanto Botox como Keratina no constituyen una alisado permanente que elimine rulos o churcos de cabellos crespos, solo logran una reestructuración del cabello, bien sea hidratándolo, proporcionándole proteínas naturales, o químicamente obligándolo a estirar.

Nutrir en casa el cabello logra un alisado permanente.

Cambur o banana y apio son componentes de mascarillas caseras de fácil preparación, y que al nutrir el cabello, logran un alisado permanente natural sin maltrato del cuero cabelludo y del cabello.

Con paciencia sin esperar resultados inmediatos, se puede ir nutriendo poco a poco el cabello, logrando un cabello que perdurara liso y con una caída natural que no logra ningún tratamiento cosmetológico.

El nutrir el cabello logra minimizar el uso del secador y de las planchas. Esto se puede conseguir recurriendo a las recetas de belleza de la abuela, consejos que han pasado de generación en generación y que están disponibles en la naturaleza.

Mascarillas Naturales Para El Cabello.

Una mascarilla sencilla y económica es a base de apio. Prepara un jugo de apio, licua el tubérculo en agua, y luego frótalo con masajes que estimulen la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, dejándolo por una hora nutrir el cabello y luego retirándolo con abundante agua.

Jugo de bananas o cambur en leche, de seguro nos vamos a tentar a beberlo pero además podemos aplicarlo en el cabello dejándolo nutrir una media hora y enjuagar.

Recuerda usar gorros, pues el calor de estos cataliza o acelera los efectos de estas masacrillas.