Salud

Los otros efectos perjudiciales del tabaco que no son tan conocidos

23/05/2018
Foto del avatar

author:

Los otros efectos perjudiciales del tabaco que no son tan conocidos

Que el tabaco es algo perjudicial para la salud es algo que se conoce desde hace décadas. Por fortuna, cada vez son más instituciones y gobiernos los que hacen frente a este hábito pernicioso y fomentan campañas de salud pública en las que se insiste en los riesgos que lleva asociado este hábito.

En España cuando entró en vigor la ley antitabaco en el gobierno de Zapatero, fueron muchas las críticas por tomar esta medida, y procedían de fumadores pero también de comerciantes y del sector de la restauración y la hostelería. Sin embargo, con el paso de los años, todos parecen haber comprobado que la medida fue correcta.

Pero a pesar de que los gobiernos lanzan constantemente campañas para advertir de los riesgos de tabaco, la realidad es que también ganan mucho dinero con la recaudación de impuestos. Hasta tal punto es así que el ascenso progresivo de los precios del tabaco tiene mucho que ver con la pretensión desde organismos e instituciones para que los ciudadanos abandonen este hábito.

Del tabaco se ha dicho ya prácticamente todo. Desde muy pequeños se les insiste a los más pequeños los peligros que conlleva esta práctica. Solo en España se producen 40.000 muertes al año relacionadas con el tabaquismo, y en todo el mundo son unos 3.5 millones de personas las que mueren por esta razón, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

El 80% de estas muertes son por cáncer de pulmón, bronquitis y enfisemas y un 17% se deben a paros cardíacos. Diversas investigaciones han identificado más de 4.000 elementos químicos en el humo del tabaco y está demostrado que, al menos 60 de ellas, son cancerígenas.

El hábito no solo afecta a los fumadores, sino también a los denominados fumadores pasivos, que son aquellas personas que ven empobrecida su salud por tener que respirar humo del tabaco sin ser fumadores.

Como los riesgos del tabaco más generales son conocidos por todos, hoy os mostramos otros efectos perjudiciales de este hábito para la salud.

El tabaco y la celulitis

Según indica el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el consumo de tabaco sigue siendo la principal causa aislada de morbilidad y mortalidad prematura evitable en España y en todo el mundo. Entre esas afecciones un poco desconocidas del tabaco, que es menos grave pero muy molesta, y que afecta a casi toda la población femenina, está la aparición de celulitis.

Fumar empeora la circulación sanguínea porque altera la pared de los vasos sanguíneos. Los productos químicos dañinos del tabaco (amoniaco, metanol, acetileno, benceno y formaldehido, entre otros) afecta negativamente a la piel. Fumar envejece la piel y destruye el colágeno, su estructura principal.

Este hábito provoca la deshidratación de la dermis y su aspecto áspero y quebradizo, que se produce por la pérdida de elasticidad. La consecuencia más visible es la formación de piel de naranja, con los clásicos hoyitos que dan una apariencia descuidada y poco estética.

Ni que decir tiene que, siendo fumadora, el mejor consejo para recudir la celulitis el alejar del día a día los malos hábitos, especialmente el tabaco. Esto se puede conseguir con fuerza de voluntad y mucha constancia. SI bien, para reducir la celulitis no basta con eso, hay que llevar una vida sana que incorpore ejercicio físico periódico y hábitos alimenticios adecuados.

En caso de que aún así no se reduzca este aspecto estético inadecuado, lo ideal es eliminar la celulitis mediante cremas anticelulíticas, aunque para ello es imprescindible conocer previamente la efectividad de las cremas como anticelulítico, pues en el mercado existe una amplia variedad de productos que se presentan como altamente eficaces.

Si eres de esas personas que has intentado dejar de fumar en varias ocasiones y aún no lo has conseguido, una posible solución pasa por intentarlo mediante vapeadores o cigarrillos electrónicos. Son muchos los exfumadores que han conseguido su propósito usando como paso intermedio este producto.

El humo de los vapeadores también es perjudicial para la salud, pero no lo es tanto como el humo del tabaco, de ahí que en muchas ocasiones esto sea una solución intermedia.

Los expertos sobre tabaquismo advierten que, aún siendo peligroso par ala slaud, el suo de vapeadores esuna alternativa más saludable para los fumadores. Si quieres comenzar a vapear, una buena recomendación es comprar ego AIOEgo AIO incluye una nueva fórmula en los vapeadores en la que se inegran batería y atomizador, para evitar pérdidas de líquido. En internet se puede comprar eGo AIO de manera online.

El tabaco y los herpes

Otro de esos efectos perjudiciales del tabaco que no son tomados en cuenta es la capacidad de este producto de alargar ciertas enfermedades o dolencias. Una de ellas es el herpes.

El herpes es una enfermedad infecciosa de carácter inflamatoria y de tipo vírico que se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas que forman pequeñas vesículas y que están rodeadoas por un aro rojo.

Existen diferentes virus que producen herpes, el herpes simplex o herpes hominis, de tipo I afecta a labios, boca y parte superior del cuerpo; el de tipo II se presenta más frecuentemente en genitales y la parte inferior del cuerpo.

El tabaco afecta principalmente al virus tipo I, pues con la infección labial, cualquier persona es muy sensible a condiciones extremas y la exposición al calor o frío intenso puede empeorar las molestias que causa la enfermedad. El humo del tabaco y su alta temperatura afectan gravemente.

En el caso del herpes genital, habitualmente se contagia durante las relaciones sexuales y aquí el tabaco juega un papel menos importante. Los síntomas del herpes genital van desde a lesiones mínimas en la zona íntima hasta irritación, picazón, hormigueo y molestias y dolor. El tratamiento del herpes genital debe incluir la aplicación de productos que alivien los síntomas, lavar la ropa íntima con agua y jabón, usar prendas sueltas y ropa de algodón y por supuesto tomar precauciones durante el acto sexual.

El tabaco y la cirugía estética

Otro aspecto importante a destacar del tabaco es que complica de manera importante los procesos postoperatorios. Un ejemplo de ello lo vemos en la cirugía estética.

El Doctor Jorge Galvanex Catedrático Decano en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chihuaua de la cátedra de Técnica Quirúrgica insiste en que la cirugía plástica o estética para tener una mejor salud o belleza hoy en día es cada vez más común.

Sin embargo, el hábito de fumar puede traer complicaciones, sobre todo a la hora de la cicatrización, por la estrechez de los vasos sanguíneos, que comentábamos anteriormente. El tabaco es un vasoconstrictor, y disminuye el suministro de oxígeno a las células, una circunstancia clave para acelerar la cicatrización.