Compartir

¿Cómo funciona un ascensor? Conoce sus partes

La evolución de los ascensores ha permitido que mejore su funcionamiento así como también sus sistemas de seguridad, a continuación las partes básicas de los ascensores tanto eléctricos como hidráulicos:

  • Cuarto de máquinas: en este lugar es donde se ubican los controles de los ascensores, generalmente esta habitación se encuentra en la azotea del último piso del edificio. Todas las funciones que realiza el ascensor dependen del cuarto de máquinas, por lo tanto se le considera como la parte más importante de un elevador. Los avances han permitido que las acciones se puedan realizar a distancia o por monitorización.
  • Cabina: es la caja donde se trasladan las personas, es decir, el ascensor en sí mismo. En la cabina se encuentra un panel con botones marcados generalmente con los números de los pisos y así la persona selecciona la planta a la que desea dirigirse.
  • Chasis: es una estructura que envuelve al ascensor y está ubicada entre unas guías en sentido vertical. Cuando el ascensor baja o sube, el sistema de cables de acero y poleas tira del chasis, no de la cabina.
  • Contrapeso: este sistema se encuentra en los elevadores eléctricos ya que es esencial para que estos mantengan el equilibrio durante los desplazamientos. El sistema de contrapeso se desplaza por unos rieles guía similares a los del chasis pero en sentido contrario.

El buen funcionamiento del elevador dependerá de todas sus partes, si alguna llega a sufrir un fallo puedes contar con un excelente mantenimiento de ascensores en Barcelona, donde te atenderán de manera personalizada según tu requerimiento.

Sistemas integrados para elevadores seguros

Dentro de las normas de buen funcionamiento, los elevadores deben ser estrictamente seguros, a continuación algunos de los sistemas de seguridad más usados en elevadores:

  • Paracaídas: Es esencial que todo elevador posea un paracaídas, este se debe accionar cuando el ascensor comienza a descender a una velocidad fuera de lo normal. El sistema de paracaídas puede encontrarse en la parte superior e inferior del elevador.
  • Límite de peso: en los ascensores actuales se instala un sistema que determina el peso total apropiado para subir o bajar en el edificio, en los elevadores antiguos puede que esta función no se encuentre pero es sumamente importante para que este opere con total seguridad.
  • Operador de puertas: es un dispositivo que controla las puertas, hace que estas se cierren o se abran en el momento adecuado; mantiene las puertas abiertas más tiempo o hasta que la persona lo solicite y se asegura que no haya nada que obstruya su desplazamiento. Además, si te has preguntado ¿qué revisa un técnico durante el mantenimiento de un ascensor? la operación de puertas es una de las funciones principales que desempeña un técnico, por ser  de las más importantes.
  • Controlador de velocidad: Este sistema se encarga de limitar y controlar las velocidades del elevador y si este se descontrola pues se activa el paracaídas como sistema de seguridad.
  • Amortiguadores: los amortiguadores se encargan de que la detención del ascensor en el momento en que este llegue a sobrepasar el límite de velocidad no sea tan fuerte para el que va dentro del elevador, sino que sea lo menos notorio posible. Existen dos tipos de amortiguadores según el ascensor, si este es de velocidad lenta utiliza amortiguadores de acumulación de energía pero si su velocidad es rápida son los amortiguadores de resortes los encargados de regularla.

¿Qué tipos de ascensores existen?

Según su accionamiento:

El sistema que hace funcionar a los ascensores los distingue de ser hidráulicos o eléctricos, las características de cada uno son particulares y cada uno está diseñado para cumplir una función en particular.

Ascensores Hidráulicos: estos funcionan por una bomba sumergida en un almacén de aceite que inyecta dicho fluido a presión en un cilindro que va unido a la cabina del ascensor. El motor solo se acciona cuando el elevador sube puesto que cuando baja se utiliza el almacén de aceite en cantidad controlada, lo que hace que el  elevador descienda por su propio peso sin mayor esfuerzo. Este tipo de ascensores consume menos energía pero trabaja más despacio. El beneficio de reducir el gasto del mantenimiento del ascensor dependerá de qué tan compleja sea su funcionalidad.

Ascensores Eléctricos: actúan por un motor eléctrico conectado a una polea por donde se transitan los cables, generalmente de acero. En este tipo de elevador es común que exista un contrapeso que ayuda a equilibrar la carga. Su consumo eléctrico es mayor puesto que es necesario que el motor funcione tanto para subir como para hacerlo descender. Su ventaja es que puede ir a mayor velocidad en comparación a los hidráulicos, por tanto se recomienda para los edificios de gran altura.

Según su modelo

  • Elevador convencional: este tipo de ascensor sea hidráulico o eléctrico, es el que se caracteriza por poseer una velocidad media, para su funcionamiento necesita que el cuarto de máquinas se ubique encima del hueco de los de tipo eléctricos, en cambio, cuando se trata de hidráulicos puede estar en cualquier lugar.
  • Ascensor unifamiliar: este elevador por su característica de no poseer gran velocidad, generalmente se encuentra instalado en edificios de pocos pisos, donde no sea usado por muchas personas por lo que rara vez se verá en un centro comercial o sitios muy concurridos. El cuarto de máquinas es necesario porque es donde se instala el sistema necesario para su control y es donde se ubica el motor del elevador.

Elevador de foso menor: como los ascensores convencionales utilizan mucho espacio, no son los adecuados para pequeños edificios o estructuras. En estos casos, los elevadores de foso reducido son los aptos. Por ejemplo para las casas de dos o tres plantas porque además, la instalación no involucra grandes movimientos de construcción.