Sociedad

La importancia de una nota simple a la hora de comprar una vivienda

25/09/2018

La importancia de una nota simple a la hora de comprar una vivienda

Cuando vamos a comprar una casa, si el trámite lo realizamos a través de una entidad bancaria, los más probable es que nos soliciten una nota simple de la vivienda para iniciar el trámite, dado que este documento provee de la suficiente información para garantizarnos una compra libre de riesgo y sin inconvenientes a futuro.

 

Pero es importante conocer qué clase de información vamos a encontrar y qué tenemos que averiguar por nuestra cuenta, para evitarnos sustos y sepamos de primera mano todo lo necesario para realizar una compra con total garantía.

 

¿Qué información fidedigna nos ofrece una nota simple?

Aunque no sea necesario contar con la aprobación expresa por parte del propietario para solicitar esta información, dado que es pública, no es tan fácil acceder a la nota simple de cualquier propiedad, dado que primero se debe contar con ciertos datos que permitan identificar la vivienda ante el registro de la propiedad pertinente.

 

El registro de la propiedad no tiene conexión directa con el catastro, por eso, históricamente, el Número de Finca Registral era un dato suficiente para recopilar esta información, pero en la actualidad se ha transicionado al código IDUFIR, y será necesario solicitar una nota de localización de propiedades si no contamos con el DNI del propietario.

 

Pero esto es muy complejo y generalmente es mejor idea contar con un experto en la materia que sea capaz de extraer toda la información y proporcionarte la nota simple tan solo con los datos de la propiedad y del propietario (Dirección y DNI), así no se tendrá que lidiar durante demasiado tiempo con el registro de la propiedad.

 

Una vez el trámite está hecho, la información que encontraremos en la nota simple será la siguiente:

 

 

  • Pertenencia: toda la información relativa al propietario de la vivienda. Se supone que esto ya lo sabemos, pero la nota simple nos lo certifica fehacientemente.
  • Cargas financieras: esto es uno de los elementos clave, dado que podremos saber si existe alguna hipoteca, embargo o cualquier otro tipo de carga que pudiera acarrearnos problemas imprevistos si no tuviéramos constancia.
  • Datos generales de la vivienda: aunque se encuentren en el catastro, podremos comprobar ciertos datos que no tienen porqué aparecer con la misma precisión tales como el área construida y útil. También podremos saber si la vivienda se considera de protección oficial con las trabas legales que esto podría suponer en materia de compra/venta.

¿Qué ventaja tiene solicitar una nota simple?

Cuando tenemos intención de realizar una compra, o incluso un alquiler, es posible que estemos perdiendo nuestro tiempo con negociaciones si la vivienda tiene ciertos elementos que en la práctica representarán obstáculos que harán difícil o impedirán la compra.

 

Por ello, si hemos encontrado la casa perfecta, y el precio más o menos se ajusta a nuestras pretensiones, antes de seguir avanzando en el proceso, lo más correcto es asegurarse de que la casa está “limpia” de impedimentos y una vez tengamos esta información, podamos proceder con certeza a la adquisición definitiva.

 

Además, si tenemos intención de solicitar una hipoteca, cualquier banco nos solicitará una nota simple con fecha inferior a tres meses desde la solicitud.