Sociedad

El dolor de espalda: causas y cómo podemos aliviarlo

enero 10, 2019

El dolor de espalda: causas y cómo podemos aliviarlo

A lo largo de sus vidas, la mayoría de las personas sufren en alguna ocasión de problemas y/o dolores de espalda. Unos síntomas que pueden aparecer como consecuencia del desgaste diario o de una lesión provocada al realizar una práctica deportiva, una mala postura o tareas relacionadas con el trabajo o el hogar.

Las lesiones en la espalda son la causa más común del dolor. Este puede haber sido propiciado por causas relacionadas con el envejecimiento, los antecedentes familiares, el sedentarismo, la carga de objetos pesados o las enfermedades degenerativas, entre otras.

ActiPatch® para reducir los dolores de espalda

En la actualidad hay numerosas posibilidades que nos ayudan en la tarea de cómo aliviar el dolor de espalda. Una de las opciones más eficaces es ActiPatch®, un microdispositivo portátil que utiliza tecnología de radiofrecuencia que penetra en la zona dolorida para restaurar las células dañadas.

ActiPatch® estimula las células dañadas y aumenta el flujo sanguíneo y de oxígeno, consiguiendo así acelerar el proceso de recuperación y reducir la inflamación de músculos y articulaciones. Un pequeño y revolucionario dispositivo que resulta también muy eficaz en aquellas personas que tienen problemas y dolores de rodilla.

Causas del dolor de espalda

Las causas que generan un dolor de espalda pueden ser múltiples y variadas. Para diferenciarlas es preciso tener en cuenta no solo la característica y los efectos que deja el dolor en el cuerpo, sino también la zona de la espalda que tenemos más afectada. Por tanto, dependiendo de la intensidad del dolor y su ubicación exacta podremos precisar mejor sus posibles causas.

Si el dolor se produce en el lado derecho o izquierdo, lo más habitual es que se trate de una lesión muscular. Pero si, por ejemplo, el dolor se produce al respirar es probable que la causa tenga que ver con los pulmones o con una sensación de falta de aire.

También se puede dar el caso de un dolor muy severo en la parte baja de la espalda, lo que se podría traducir en la posible presencia de cálculos o cólicos renales. En cambio, si el dolor de espalda baja incluso hasta las piernas puede deberse a una compresión del nervio ciático o la presencia de osteofitos.

En los casos de dolor de espalda en la zona media, podemos estar hablando de una contractura muscular o problemas de columna a consecuencia de una hernia discal. Si los problemas se sitúan en la parte alta de la espalda, también podría tratarse de una contractura muscular, unida a una tortícolis si a su vez se ve afectado el cuello.

Más grave puede suponer la aparición de un dolor súbito de espalda con opresión en el pecho, que empeora con los esfuerzos y que viene acompañado de sensación de malestar o mareo. En este caso, y si la persona tiene problemas cardiovasculares, puede llegar a tratarse de un posible infarto.

El dolor de espalda en España

Según el informe del Barómetro del Dolor, se trata del dolor más común entre los españoles, ya que lo sufren a diario uno de cada tres ciudadanos.

En este mismo informe se señala que el 93% de los españoles ha sufrido algún tipo de dolor en los últimos 12 meses, situándose España tres puntos por encima de la media global. Unas cifras que sitúan el dolor de espalda como el más común en nuestro país, por detrás del dolor de cabeza.

Junto a estas cifras, hay otras que preocupan a los especialistas, ya que el 24% de los españoles asegura que no hace nada para solucionar el dolor, sino que simplemente espera a que remita. Por su parte, un 47% declara que utiliza algún tipo de tratamiento en forma de crema o gel para intentar que el dolor pase lo antes posible.

Estas últimas cifras son cuanto menos elocuentes, sobre todo si tenemos en cuenta que el 88% de los españoles considera que el dolor de espalda afecta a su bienestar general. Un problema que, sin duda, afecta a la vida cotidiana.

ActiPatch® es un producto innovador que alivia el dolor en solo 24 horas y que está clínicamente probado. Un sistema revolucionario y exclusivo, fácil de usar, y para el que no se requiere el consumo de fármacos ni antibióticos.

Comentarios