Sociedad

Primera impresión, única oportunidad

01/03/2019
Luis Marquez

author:

Primera impresión, única oportunidad

Aunque a muchos no les guste y les cueste dar su brazo a torcer y reconocer que es totalmente cierto, la primera impresión sigue y seguirá siendo la que cuente. Cierto, no se puede frivolizar, y con esto se hace exclusivamente referencia a imágenes, a lo que continua y constantemente entra por los ojos, en ningún caso se hace alusión a personas u otros seres vivos. Y conocedores de esta fascinación que el ser humano siente por las imágenes más bellas, los expertos en distintas disciplinas se han unido con el único fin de proporcionar a las empresas y negocios una herramienta capaz de atraer clientes a través de una simple imagen. Y es que, como indican desde Rótulos G “la rotulación tiene como objetivo influir y llamar la atención de una persona para que procese la información que le está siendo transmitida, teniendo para ello en cuenta los distintos elementos que la rotulación pone a disposición de los profesionales para conseguir el fin deseado”.

Y, contrariamente a lo que muchos puedan pensar la rotulación está muy lejos de ser algo simple. Indagando un poco sobre ello uno acaba por descubrir un amplio y complicado mundo en el que los expertos combinan adecuadamente tipos y tamaños de letras con distintos colores para conseguir que los ojos de cualquier transeúnte acaben fijados en esa pequeña representación artística que ellos tan cuidadosamente han creado para dotar de una mayor visibilidad a sus clientes.

Por otro lado, y como comentan desde Rótulos G “los modos de comunicación han ido cambiando mucho en los últimos años, el uso cada vez más extendido de las nuevas tecnologías y las redes sociales han puesto a prueba a todos los ámbitos y sectores y les han exigido su adaptación e incluso su anticipación a lo que se avecina”.

“En un mundo en el que cada vez caminamos más deprisa y en el que la cantidad de información recibida es cada vez mayor, que una imagen destaque sobre las demás marcará la gran diferencia entre los que triunfan y los que se quedarán relegados al olvido. La primera impresión se ha convertido en la actualidad en la única oportunidad para atraer a un cliente”.