Sociedad

Los valedores del hogar: cerrajeros, electricistas, o alarmas

marzo 27, 2019
Israel Guerra

author:

Los valedores del hogar: cerrajeros, electricistas, o alarmas

A menudo vemos como los trabajos manuales están poco valorados, o al menos son poco prestigiosos. Pero aquí veremos cómo son vitales para conseguir que nuestras casas funcionen, convirtiendo esos edificios vacíos en un hogar.

Los cerrajeros: guardianes de puertas

Si nos hallásemos por un pueblo del Levante, por ejemplo, Alboraya, y nos quedásemos fuera de casa sin llaves, ¿Qué haríamos? Buscaríamos “cerrajeros Alboraya”, “cerrajeros 24 horas Alboraya” o incluso “cerrajero urgente Alboraya”.

Y esto serviría para que no nos quedásemos aislados de nuestro domicilio en la preciosa localidad valenciana. ¿Imaginamos que podría ocurrir si no hubiese ninguno disponible? En esto se resume su importancia.

La palabra clave que define lo que buscamos al buscar a un cerrajero es confianza. De ahí que es muy normal acudir a amigos, familiares, en busca de recomendaciones. Incluso en nuestro periódico de cabecera.

Una idea magnífica es la de conseguir el teléfono de contacto del cerrajero antes de que pase nada. Al fin y al cabo, alguien previsor vale por dos, y estar un paso por delante de la emergencia es el verdadero arte de tener un hogar.

Recomendamos hacernos una serie de preguntas. ¿Son trabajadores versátiles, es decir, se ocupan de muchas cosas, como cajas fuertes, coches, motos, puertas de casa…? ¿O son más especializados?

¿Tienen experiencia, la cual es más que un grado en esta profesión? ¿Son rápidos en su profesión, estando al momento donde son necesarios? ¿Y ofrece, esto es importante, un presupuesto antes de empezar su trabajo?

Todas estas cuestiones definen a un buen profesional de los candados y la seguridad. Con una respuesta afirmativa a las mismas, debemos decidirnos a contratar sus servicios. Y lo mismo ocurre con los profesionales del voltio, los electricistas.

 Electricistas: y se hizo la luz

Pocas cosas más necesarias que un electricista. En el mundo de la informática y la electrónica, la circulación de la corriente fotovoltaica es esencial. Existen grandes compañías, por ejemplo Electricistas Leganes.

Tenemos mil razones por las que podríamos necesitar un electricista durante el día a día de nuestro hogar. Por ejemplo, si estamos en una reforma, renovando interiores, necesitamos interruptores, nuevos enchufes, cables…

Otra muy buena razón es cuando se hace un proyecto de una casa en el jardín, incluso una bañera de hidromasaje (el jacuzzi de toda la vida). Desde la cosa más sencilla a la más compleja, un electricista es muy necesario.

No podemos olvidar otro caso típico. A menudo en las afueras de las ciudades o en zonas rurales existen casas de diseño antiguo. Estos domicilios no están diseñados para soportar la cantidad de enchufes que tenemos durante la era de la información. No había routers ni ordenadores por casa.

Y es que el buen electricista no solo le atenderá en tareas como arreglar un enchufe, conectar algo, o incluso interruptores. Además de ello tratará de que ahorre en electricidad, que sube cada año.

Así pues, recomendamos que los electricistas sean contratados en base a su experiencia, su cercanía y sus referencias. Además de ello nunca está de más pedir presupuesto, si es un buen electricista siempre será honesto.

Alarmas para casa: la sirena de seguridad

Y es que, con la proliferación de la electricidad, también vinieron las alarmas para casa. Si queremos una alarma para casa, tendremos que contratar una empresa de alarmas para casa.

Una nota aclaratoria esencial es que una buena alarma no tiene un sustituto de verdad. Un vigilante es demasiado caro para poder vigilarnos la casa durante 24 horas.

Y no digamos un perro. Aunque nadie duda de la ferocidad de un buen perro de presa, los ladrones con experiencia suelen tirarles salchichas. Estas en el mejor de los casos les envenenan, en el peor les duermen.

Así pues, tras tener esto en cuenta, debemos pensar en los distintos tipos de alarma que hay. La más común hoy en día es la inalámbrica, esta funciona mediante señales de radio, ahorrándonos un voluminoso cableado.

Dentro de este tipo es clave que compremos una de doble frecuencia. Así nos aseguramos de que si existe un fallo en la red que tumbe una de las frecuencias (la señal de la radio), la otra siga funcionando.

Aunque otra que recomendamos, si bien no es para cualquier casa y es cara, es la alarma antirrobo con cable G.S.M. Esta tiene un sistema que avisa a la policía en cuanto se intenta forzar el sistema.

Finalmente tenemos la alarma mixta, incrustada dentro de la casa, pero con sensores inalámbricos que detectan los movimientos del exterior. Es una instalación ardua, pero es muy buena.

Finalmente, en relación calidad/precio diríamos que la mejor es la que usa un sistema que conecte con la C.R.A. Es decir, con una central receptora de alarmas, que se ocupa de nuestra seguridad sin importar la distancia a la que nos hallemos. Los ladrones están perdidos.

Claro que es posible que nos hayan forzado la puerta, o incluso intentarlo con la caja fuerte. Y para este tipo de cosas es para lo que necesitaremos a los cerrajeros.

Cerrajeros: la ingeniería se seguridad

Tras el (intento de) robo en nuestro domicilio de, por ejemplo, Lleida, deberíamos reaccionar. Deberemos llamar a nuestro cerrajero en Lleida, que no solo se ocupa de apertura de puertas, y está disponible 24 horas.

Hemos mencionado antes la caja fuerte, y no es baladí esta cuestión. Pese a su tamaño, a menudo se averían, y cuando se intentan forzar quedan inutilizadas. Es lógico, justamente están diseñadas para no abrirse.

A su vez podrá librarnos de las consecuencias del intento de robo, por ejemplo.

Así pues, concluimos con que estos profesionales del hogar son los que nos libran de despistes (dejarnos las llaves dentro), y mitigan nuestras desgracias (el intento de robo). Junto a los electricistas y las alarmas, son necesarios para la seguridad de nuestro hogar.

Comentarios