Sociedad

Causas y tratamiento del picor vulvar y patologías de la zona íntima de la mujer

25/04/2019

Causas y tratamiento del picor vulvar y patologías de la zona íntima de la mujer

Uno de los momentos más incómodos de toda mujer es ese desagradable picor en sus zonas íntimas. Querer rascarse pero no poder hacerlo públicamente es algo totalmente frustrante, pero incluso rascarse en privado no soluciona el problema, al contrario, ocasiona mayor ardor y escozor.

 

Muchas mujeres consultadas desconocen las causas de esta molestia y muchas suponen que se debe a poca o mala higiene de las zonas íntimas, particularmente del área vulvar. Otras suponen que pudiera ser síntoma de alguna infección o por haber utilizado una prenda íntima prestada.

 

Lo cierto es que las diferentes patologías de la zona íntima de la mujer suelen estar asociadas a infecciones de carácter externo que tienen solución con un tratamiento oportuno. También hay muchos mitos en torno a estas patologías que serán aclaradas en este blog.

Causas y síntomas de picor o escozor vaginal

Hay muchas posibles causas del picor vulvar, que incluso puede ser confundido con otros factores que no están relacionados con enfermedades, como el uso indiscriminado de duchas vaginales, uso de papel higiénico perfumado, contacto con látex, menstruación y hasta excitación sexual.

 

Sin embargo y entre las causas más recurrentes del picor vaginal destacan la candidiasis y otras infecciones bacterianas.

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis es una infección por hongos vaginales que afecta a tres de cuatro mujeres, sin importar su estatus económico u otros factores sociales, es decir, que puede afectar a cualquier mujer.

 

La candidiasis no se considera una infección de transmisión sexual, sin embargo se han registrado muchos casos durante la primera relación sexual.

 

Entre los síntomas más frecuentes destacan:

 

  • Picor e irritación vaginal
  • Sensación de ardor o de quemadura
  • Inflamación de la zona vulvar, que puede incluir enrojecimiento
  • Secreción vaginal espesa y abundante
  • Dolores y molestias vaginales.
  • Cuando la candidiasis es grave, algo que ocurre generalmente cuando la mujer ha tenido más de dos episodios de esta enfermedad, en estos casos los síntomas son más fuertes:
  • Enrojecimiento fuerte y amplio en la zona vulvar
  • Presencia de llagas y grietas, como consecuencia de rascarse
  • Olores desagradables y abundante flujo vaginal espeso.

Tratamiento del picor o escozor vaginal

En estos casos siempre hay que acudir al médico ginecólogo, quien realizará el correspondiente examen para determinar si se trata efectivamente de una infección por hongos vaginales o si se trata de alguna de las diferentes patologías de la zona íntima de la mujer.

 

Muchas veces, los síntomas arriba mencionados son como consecuencia de otro tipo de factores, como un embarazo, consumo de alimentos que producen alergias, incluso un sistema inmunológico debilitado como consecuencia de VIH, quimioterapias, etc.

 

Pero si se trata de bacterias vaginales u otras patologías relacionadas, muchos médicos recomiendan el uso de Actifemme® DÚO, el primer tratamiento en España de acción sinérgica para combatir las infecciones de la zona íntima.

 

Actifemme® DÚO es un tratamiento de acción sinérgica, que consta de dos presentaciones que se aplican de forma simultánea:

 

Actifemme® Cándida Vaginal, que son cápsulas que se insertan directamente en la vagina para que sus efectos sean inmediatos.

 

Actifemme® Óptima Oral, que es un complemento alimenticio en forma de cápsulas vía oral, compuesto por lactobacilos y vitamina B2, que contribuyen al mantenimiento de la flora vaginal normal y en consecuencia, a la salud de la zona vaginal.

 

Muchos ginecólogos están de acuerdo con este producto ya que atacan la infección bacteriana directamente en la zona afectada y, a la vez, generan las condiciones necesarias para una flora vaginal saludable.

 

Es importante que una vez que se logre controlar el picor vaginal y demás patologías de la zona íntima de la mujer, la paciente debe visitar periódicamente a su ginecólogo para realizarse exámenes de control.

Asimismo, es conveniente que la mujer evite algunas prácticas que suelen alterar la flora vaginal que trae como consecuencia la reaparición de bacterias, ya que precisamente dicha flora es la que mantiene en control las bacterias que naturalmente existen en la zona vaginal.

¿Cuáles son las prácticas que debe controlar?

  • Evitar el exceso de duchas vaginales. Solamente aplicarlas cuando sean necesarias, bajo indicaciones del médico.
  • Utilizar ropa íntima limpia y no reutilizarlas.
  • Evitar el uso de jabones con fragancias fuertes para el aseo de la zona íntima. Lo más recomendable es emplear jabones especiales con PH neutro para la zona vaginal.
  • Moderar el consumo de harinas y otros alimentos que contengan levadura.
  • Si el látex le produce alergia, consulte con el médico ginecólogo para la utilización de condones femeninos u otros métodos de prevención de embarazo e ITS.

 

Recuerda que el escozor vaginal suele ser consecuencia de la presencia de bacterias, por lo que atacar las causas es fundamental para el éxito de cualquier tratamiento.

 

Ten siempre a mano estos consejos y nunca dudes en consultar con el ginecólogo en vez de emplear métodos caseros, cuyos resultados suelen empeorar la afección. El picor o escozor vaginal puede mantenerse a raya siempre y cuando asuma el control de la enfermedad de raíz.