Sociedad

Quedarse sin poder acceder a casa es una pesadilla

06/05/2019

Quedarse sin poder acceder a casa es una pesadilla

Son muchas las personas que, por andar apresuradas, toman su bolso, salen de casa y cierran la puerta de un golpe. Es sólo en ese momento, cuando se dan cuenta que han cometido un error: ¡olvidaron coger las llaves! Y lo peor es que no tienen una copia a mano o no le han dado una copia para guardar, a un familiar.

La realidad es que, aunque no lo parezca, esto es más frecuente de lo que cualquiera pueda imaginar, y si no se toman las medidas necesarias, puede llegar a convertirse en un gran problema. En el presente artículo se darán algunas directrices que se deben seguir cuando uno se queda fuera de casa con las llaves dentro de ella.

Intentar abrir la puerta por uno mismo

La primera reacción que tiene una persona cuando se le quedan las llaves dentro de la casa, es intentar abrir la puerta ella misma, ya sea usando una tarjeta de crédito o una lámina de radiografía, sin darse cuenta de que esto puede llegar a ser la peor alternativa.

Cuando este tipo de situaciones ocurre, lo primero que se debe hacer es no caer en la desesperación. Si bien es cierto que la situación puede ser muy desagradable, también lo es el hecho de que, debido al nerviosismo, se llegue a causar algún daño a la cerradura de la puerta, lo cual puede degenerar en gastos muy altos, al tener que mandar a hacer una reparación mayor.

En estos casos, lo mejor es buscar la ayuda de un profesional como los de cerrajeros Madrid, quienes cuentan con las herramientas especializadas para llevar a cabo este tipo de trabajos, sin causar ningún tipo de daño a la propiedad y que podrán dar una garantía, por escrito, de que la cerradura no ha sufrido ningún tipo de daño al ser abierta con las herramientas usadas.

Quedar fuera de casa puede ser peligroso

Una de las situaciones que pueden presentarse en el momento de quedar sin acceso fuera de casa, con las llaves adentro, es que se pueda haber dejado alguna olla sobre la cocina encendida o que se haya quedado el niño pequeño solo, adentro. No cabe la menor duda de que estas dos cosas pueden albergar algún peligro.

En estos casos, no hay otra alternativa más que, sin perder tiempo, buscar a un cerrajero urgente para que, de la forma más inmediata, proceda a abrir la puerta cerrada. Se debe tener en cuenta que este tipo de trabajo no puede ser realizado por cualquier persona, ya que siempre está en juego la seguridad del hogar.

Se deben tener a mano los datos de un cerrajero de confianza, ya que el simple hecho de tener acceso a la cerradura de la puerta, le da la opción de poder hacerse de una copia de las llaves de la casa o, simplemente, saber qué tan segura es la cerradura que tiene y como puede ser abierta fácilmente.

¿Dónde conseguir un cerrajero de confianza?

Como se dijo anteriormente, en el momento de contratar los servicios de un cerrajero urgente, se debe tener en cuenta que, una vez que esté haciendo el trabajo, tendrá libre albedrío en lo que a la cerradura de la casa se refiere.

Es por esta razón, y aunque cuando se trata de una emergencia no se tiene el tiempo suficiente para poder escoger entre muchos cerrajeros, que siempre se deberá consultar, ya sea con vecinos o amigos, sobre la conveniencia o no, de cierta empresa de cerrajería.

Son muchas las empresas de cerrajeros que se pueden encontrar en sitios web como https://www.cerrajeros-urgentes.es/, donde cuentan con los más expertos cerrajeros cualificados y certificados, quienes gracias a sus años de experiencia, tienen en su haber una amplia cartera de clientes que los recomiendan con los ojos cerrados.
Sin lugar a dudas, quedar sin acceso fuera de casa con las llaves adentro de ella, puede convertirse en una pesadilla, sobre todo porque nunca se sabe cuándo será el momento en que se podrán olvidar las llaves dentro de la casa. Siempre se deben tener a mano los datos de un buen cerrajero que pueda solventar cualquier problema con la cerradura de casa, de manera urgente.