Silbando la Internacional

Y sigue el nefasto cuadro secesionista. Y la dura realidad en un mundo estancado

mayo 7, 2019
Paco Frutos

author:

Y sigue el nefasto cuadro secesionista. Y la dura realidad en un mundo estancado

En el homenaje anual que se rendía en Mauthausen a las víctimas asesinadas por el nazismo, 7532 prisioneros españoles de los cuales murieron 4832, solo en este campo, de nuevo, como hacen siempre, la representante de la Generalitat, Gemma Doménech, doctora de Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha tenido el miserable gesto de situar a los golpistas juzgados actualmente en Madrid por el Tribunal Supremo, con todos los derechos democràticos garantizados, o sea a los que ellos llaman “sus presos políticos”, al mismo nivel que a los españoles que fueron vejados, torturados y asesinados en Mauthausen y en otros campos de la muerte, al lado de millones de personas. Y lo ha hecho rodeada de lazitos amarillos, su racista esvástica,  seguramente para estar en consonancia con las estrellas de David amarillas que los nazis obligaban a llevar a los judíos. Y esta señora es la doctora a la que la Generalitat encarga la Memoria Democrática de Catalunya. Vamos listos cuando el nazional secesionismo identitario se encarga de reescribir, tergiversar y manipular la historia y, sobre todo, una parte tan trágica de la misma. En este acto, la ministra de Justicia de España, Dolores Delgado, presente en Mauthausen para rendir el homenaje propio del gobierno español a los muertos españoles, y que consideró lógico acercarse y participar en el acto de la Generalitat, se levantó y se ausentó del acto al escuchar las palabras de la representante nacionalista sobre los “presos políticos españoles”, situados al mismo nivel que los miles y millones asesinados por el régimen de Hitler. Ay, cuando se acercan tanto los gestos de unos y de otros, sea en la Europa nazi y en la Catalunya del nazionalismo identitario.

Será apasionante ver qué hace esta adicta a la mentira golpista cuando se encargue de la “comisión de la verdad”. ¿Desaparecerán de las listas los franquistas y facciosos de rancios apellidos catalanes que se hicieron de oro con el franquismo y luego con el pujolismo, como dos caras de una misma moneda, si se siguen las consignas y mandatos reaccionarios de la “Nova Història Catalana” y de sus “intelectuales” orgánicos, que afirman con desparpajo que no hubo franquistas y fascistas catalanes, que los que hubo en Catalunya venían de fuera, o sea de España? Tengo curiosidad por ver en qué quedan los Millet, Cendrós, Mateu, Trías Sagnier, Suqué, y los Cortina propietarios de la cervecera San Miguel, o los Carceller, ídem de la Damm, entre muchos otros que pulularon y pululan y se enriquecen a costa de estar siempre con el poder, sea fascista o democrático, y de anular o engatusar a la “masa”, a la que siempre convierten en base de todos los fascismos.

Y para que quede claro que el espectáculo de la mentira y el engaño va por un lado y la dura realidad política y social por otro, ahí está la amenaza permanente de promover por parte de la mafia norteamericana de Trump y sus aliados del crimen, si lo ven  necesario, una guerra en Venezuela, si les continúan fracasando como hasta ahora los movimientos callejeros violentos y terroristas y los  golpes de Estado. Y mientras España avala al golpista Guaidó como presidente en funciones acogen en las dependencias de la embajada española en Caracas a Leopoldo López, el otro golpista condenado por destrucción y terrorismo contra los bienes e instituciones públicas venezolanas.

Y todos ellos, siguiendo las órdenes de Trump, Pompeo, Bolton, Abrams y la madre que los mal parió a todos, dispuestos a dar el golpe definitivo contra el gobierno legítimo y el pueblo de Venezuela. Y, frente a los motivos de libertad, democracia, derechos humanos, pan y medicinas para los venezolanos, que dicen defender los avaladores de Trump y de sus títeres Guaidó y López, motivos que parecen creerse mucha más gente de lo normal, habida cuenta de la zafiedad de las mentiras del régimen fascio-democrático capitalista, debe quedar meridianamente claro que el único y fundamental motivo para intentar el asalto imperial de Trump-Bolsonaro-Duque-Macri-Piñera.., con el apoyo de la Europa neoliberal y compañía contra el pueblo venezolano, son  los bienes materiales y los importantes  recursos naturales que con tanta abundancia posee Venezuela. Y no hay más, lo demás es un cuento. El pueblo venezolano sabrá resolver sus problemas económicos, sociales y de convivencia sin la necesidad de ninguna intervención foránea. Esto es lo que tenemos que apoyar desde América, Europa y el mundo, las personas, grupos y movimientos que creemos y defendemos la justicia social y la igualdad, la solidaridad internacionalista entre trabajadores y pueblos, la libertad, la paz y la convivencia, el diálogo y el acuerdo para la solución de los problemas. Y en Venezuela, defendiendo lo anterior, exigimos que Leopoldo López no sea un invitado en la embajada española ni sea repatriado a España, sino que salga de las dependencias españolas y se entienda con las autoridades jurídicas y políticas de su país. 

Y solo un apunte para recordar de nuevo que el Estado sionista de Israel, dirigido por el nazi Netanyahu y equipo, continúa asesinando a los palestinos y destruyendo sus escasas formas de vida, esquilmadas por el permanente saqueo al que están sometidos por su opresor. Y la sociedad oficial internacional de la diplomacia y la política mirando, como siempre, hacia otro lado, no fuera caso que los emuladores de los viejos nazis se molestaran. 

Y ahora a esperar la segunda vuelta de las elecciones.        

Comentarios