Sociedad

Inducción, gas o vitrocerámica. ¿Qué cocina elegir?

22/08/2019

Inducción, gas o vitrocerámica. ¿Qué cocina elegir?

A la hora de elegir un tipo de cocina surgen muchas dudas en torno a cuál de ellos resulta más interesante por sus cualidades. Mientras que unos defienden el sistema tradicional de gas, otros prefieren las placas de inducción o la vitrocerámica por tratarse de un sistema más limpio.

Sea cual sea el caso lo cierto es que cada sistema tiene sus ventajas y sus inconvenientes y hay que analizarlos con detalle para tomar una decisión informada y teniendo en cuenta sus bondades y debilidades. Las ventajas e inconvenientes de cada uno de los tipos de cocina son los siguientes:

Cocina de inducción

Las cocinas bajo este sistema, como las que se pueden encontrar en DeInducción, resultan muy interesantes gracias a que que resultan muy fáciles de limpiar, lo que facilita la labor en la cocina. Pero las placas de inducción como estas de aquí también destacan por ventajas como una reducción en el consumo de electricidad de hasta un 20% respecto a la vitrocerámica o una mayor seguridad al utilizar una tecnología más fría, algo de gran importancia en hogares con niños.

Como desventaja podemos citar que las cocinas de inducción resultan más costosas que las de vitrocerámica o las de gas, aunque es cierto que en los últimos años han salido al mercado cocinas de inducción a precios más reducidos sin renunciar a una gran calidad.

Cocinas de gas

Las cocinas de gas o de fogones han sido durante décadas las reinas de los hogares y establecimientos como hoteles y restaurantes. Este tipo de cocinas destacan por ventajas como la velocidad a la que se calientan o porque generalmente son compatibles con todo tipo de ollas y sartenes. Son las preferidas por los restaurantes, ya que necesitan los fogones encendidos de manera permanente y el gas resulta más económico que la electricidad.

Como inconveniente podemos destacar que estas cocinas son un poco más inseguras que las otras, ya que existe el riesgo de fugas de gas. Además es el tipo de cocina que más ensucia y que más grasa genera, lo que supone un esfuerzo de limpieza muy superior.

Cocinas de vitrocerámica

Las cocinas de vitrocerámica han sustituido en buena parte de los hogares a los clásicos fogones de gas. Este tipo de cocinas cuentan con ventajas como la facilidad de limpieza respecto a las cocinas de gas o lo sencillo que resulta su instalación en el hogar. Además son compatibles con cualquier tipo de sartén u ollas y existe una gran variedad de cocinas de vitrocerámica con diferentes tamaños y presupuestos.

Pero tampoco debemos olvidar que tiene inconvenientes como la lentitud con la que se calientan, lo que ralentiza el cocinado de alimentos; o el elevado consumo de electricidad.

Como se puede apreciar existen numerosas ventajas e inconvenientes en cada uno de los diferentes tipos de cocinas que podemos encontrar en el mercado. En la actualidad la mayoría de expertos recomiendan las cocinas de inducción por tratarse de una tecnología más segura y por su ahorro energético.