Sociedad

Tatuajes minimalistas, una moda que llegó para quedarse

octubre 16, 2019
Israel Guerra

author:

Tatuajes minimalistas, una moda que llegó para quedarse

Los dibujos en la piel han existido desde siempre. Son desafiantes y no admiten ningún tipo de duda, ya que van a quedarse para siempre en la dermis. Y precisamente por eso, sin importar la época, generan la misma pregunta en cualquier círculo de amigos: ¿En serio te vas a tatuar?

Sin embargo, existe un estilo que gana cada vez más adeptos, precisamente por su discreción. Se trata de los diseños minimalistas, el boom más reciente entre los aficionados del arte dérmico. Aquí encontraréis tres buena razones para elegir un mini tatuaje y consejos para su cuidado.

Son de tamaño reducido

A diferencia de otros estilos, simples y limpios son los tatuajes minimalistas, también conocidos como chiquitattoos o mini tatuajes. Como su nombre lo indica, se caracterizan por ser diminutos y estar hechos a partir de líneas muy finas, por lo que se camuflan bien en brazos, muñecas, cuello, tobillos e incluso en las falanges.

Dependiendo del lugar del cuerpo donde se encuentren, pueden resaltar con la vestimenta, el tipo de accesorios e incluso el significado que poseen. La mejor parte es que permiten combinar un estilo irreverente sin perder la sofisticación. Sobre todo si se trata de dibujos de tono romántico, como las formas florales en el caso de las mujeres, o fechas, números romanos o constelaciones, si se trata de diseños para hombres.

  • Ventaja adicional: la idea de un chiquitatoo es ocupar la menor cantidad de espacio posible. Si sois lo suficientemente arriesgados para haceros una marca indeleble en la piel pero tampoco algo tan llamativo como un Tradicional Americano, esta es una buena opción.

Tienen clase y estilo

Durante mucho tiempo, estas dos palabras no podían aparecer juntas en una misma oración que incluyese el término tattoo. De hecho, la idea general era que las personas tatuadas eran todo, menos elegantes. Afortunadamente todo ha cambiado y en las últimas décadas han surgido estilos y diseños de gran aceptación, incluyendo las formas miniatura.

Al ser pequeños no resaltan de manera llamativa. No obstante, eso no significa que pasen desapercibidos. Todo lo contrario, su encanto es sutil, puntual. No necesitan destacar de más, solo lo necesario para atraer todas las miradas. Una flecha, una golondrina o simplemente un par de estrellas son más que suficientes.

  • Ventaja adicional: Gisele Bündchen, Chiara Ferragni e incluso el ink maker de las celebridades, Jon Boy, los tienen. De hecho, son los favoritos de muchas top model porque no comprometen la imagen corporal.

La moda de los mini tatuajes en Madrid crece

Y algunas de las ciudades más cosmopolitas, como Barcelona y Madrid tienen una oferta realmente interesante en cuanto a promociones, calidad y diseño. Por ejemplo, en el caso de Madrid podemos destacar el estudio de tatuajes de Baltasar Tattoo, en el que solo será cuestión de buscar en su página web y reservar una cita.

Un punto a favor de realizar el diseño en uno de los locales de mayor prestigio es que el interesado tendrá la certeza de que confiará su imagen a un verdadero profesional y que los resultados estarán a la altura. Y la verdad, esto tiene muchas más implicaciones que simplemente grabar una figura permanente en la piel. También significa que el riesgo a contraer alguna infección o sufrir algún tipo de alergia será exponencialmente bajo.

  • Ventaja adicional: es frecuente que muchos artistas dérmicos tengan formación en escuelas de dibujo o Bellas Artes. Como resultado, el cliente tendrá mucho más que un dibujo. También será un diseño único, pensado especialmente para él.

Consejos para cuidar un mini tatuaje

Independientemente del tamaño, un tatuaje es el resultado de una inyección de tinta en la piel que debe cicatrizar, sí o sí. Por esta razón no basta con simplemente acudir a la cita y luego salir, como si nada. También hay que seguir una serie de cuidados para que dure durante muchos años.

  • Mantener la zona limpia: hay que lavar la herida dos veces al día, durante las primeras 72 horas. Lo ideal es usar jabón neutro (solo la espuma basta) y suficiente agua. Al terminar, hay que dejar secar al aire, sin frotar con toallas.
  • Evitar las piscinas: nadar, practicar deportes de inmersión o incluso un baño corto pueden ocasionar infecciones graves en el área. Esto también aplica si la persona va a la playa.
  • Usar un buen cicatrizante: los ungüentos especiales con pantenol, vitamina E o aceite de rosas son altamente eficaces para regenerar la piel. Las cremas con extracto de cacao y oliva también funcionan.
  • Evitar el contacto directo con el sol: es necesario seguir esta regla durante al menos los primeros seis meses. De esta manera los colores se mantendrán por años.

Por último, se recomienda usar protector solar de factor 50 en adelante y mantener una buena hidratación. Voilá! El resultado final será una pequeña obra de arte para toda la vida.

 

 

Comentarios