Cultura

Importancia del apoyo educativo en los alumnos con dificultades de aprendizaje

18/11/2019

Importancia del apoyo educativo en los alumnos con dificultades de aprendizaje

Las dificultades de aprendizaje en edades tempranas tienen una gran trascendencia en la vida social y personal del niño, así como de su entorno más cercano. 

Según cifras del Ministerio de Educación, España cuenta con 37.136 alumnos que estudian en centros de educación especial. De ellos, el 59,60% están matriculados en centros públicos. 

Estos problemas varían mucho en cuanto a gravedad o el área de aprendizaje afectado y pueden detectarse en las etapas infantil y juvenil, incluso antes de la escolarización. Detectarlos a tiempo es fundamental para que los niños puedan recibir atención temprana y adecuada con el objetivo de conseguir así un crecimiento positivo. 

 

Atención individual y personalizada

Los apoyos de forma individual y personalizada, tanto en los centros de educación especial como en los centros generales, son esenciales para mejorar su calidad de vida.

Por ejemplo, a la hora de desplazarse a los centros educativos, empresas como Allied Mobility ofrecen una amplia gama de vehículos adaptados para sillas de ruedas que muchos colegios, centros de asistencia o hospitales ya ofrecen a las familias. 

Dentro del aula, conseguir una integración plena de todos los alumnos es una de las tareas de las que debe responsabilizarse el sistema educativo, que debería contar en el aula con profesores de apoyo o psicopedagogos. 

Aunque en muchas ocasiones, los alumnos con problemas de aprendizaje carecen de este apoyo en el aula debido a la falta de ayudas económicas a los centros docentes, así como a los elevados ratios de alumnos en las aulas. 

Los padres, además, deben continuar el apoyo en las tareas de aprendizaje dentro de casa, pero también con el apoyo de un médico especializado que refuerce lo aprendido.

 

Causas más comunes de los problemas de aprendizae

Los problemas de aprendizaje suelen afectar, por lo general, a tres áreas concretas de destrezas:

  • Académicas: lectura, escritura, ortografía y aritmética
  • Lenguaje o habla: problemas en la audición, el habla o la comprensión
  • Integración motora y sensorial: coordinación, escritura, equilibrio.

En la actualidad, existen proyectos educativos como Dide que permite identificar las dificultades de aprendizaje, desarrollo, comportamiento y emocionales que pueden afectar a un menor a través de cuestionarios digitales que contestan padres y docentes.

Sus causas son muy diversas, entre los problemas de aprendizaje más comunes encontramos:

– Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDHA), un problema cada vez más común en nuestra sociedad y que presenta un 7% de los niños en edad escolar entre los 6 y los 14 años. Se caracteriza, principalmente, por la dificultad de concentrarse durante un periodo de tiempo largo. Además de ir acompañado por hiperactividad e impulsividad. En estos casos, las asociaciones de pacientes de TDAH que se enfrentan a este trastorno en España desempeñan una gran labor de ayuda a las familias. 

– Dislexia, que encontramos en un 8% de los niños de estas edades y que afectan a la escritura y lectura del alumno, con problemas para descifrar el lenguaje. 

– Trastornos de procesamiento auditivo central (TPAC), que provoca que antes un mínimo ruido de fondo el alumno no consiga comprender con claridad la explicación del docente. 

– Discapacidad intelectual, que presenta diferentes tipos y difieren enormemente en su gravedad. Esta discapacidad de desarrollo se caracteriza por la presentación de limitaciones en la compresión e interacción con el entorno, lo que dificultan el buen funcionamiento en el día a día de las personas que tienen este diagnóstico.