Sociedad

Realizar el mantenimiento de una piscina es fácil, si sabes cómo

03/08/2020

Realizar el mantenimiento de una piscina es fácil, si sabes cómo

Dependiendo de la época del año, son diferentes las acciones que se deben llevar a cabo a la hora de realizar el mantenimiento de la piscina. Durante los meses más cálidos del año, que es cuando mayor es el uso que se le proporciona, es importante prestar una especial atención a todos los cuidados que conviene llevar a cabo. 

 

En la web depiscinas.pro encontrarás miles de consejos que te ayudarán a garantizar el mejor estado posible para tu piscina. A continuación, un resumen de algunos de los más importantes. 

 

La puesta a punto

La puesta a punto es el primer paso que debemos recorrer. En esta primera etapa debemos de encargarnos de asegurar que nuestra piscina se encuentra en condiciones óptimas de poder ser utilizada con normalidad. Para ello, uno de los primeros pasos que debemos realizar consiste en llevar a cabo la limpieza tanto de las paredes como del fondo de la misma. 

 

Para ello, es recomendable no utilizar ningún producto especialmente agresivo. Es suficiente con hacer uso de un cepillo para piscinas y un producto especializado para llevar a cabo esta tarea. En el caso de que sea posible, una pistola de agua a presión también puede convertirse en un elemento clave para asegurar la máxima limpieza. 

 

En el caso de haber mantenido el agua durante todo el invierno, este paso resulta mucho más sencillo. En este enlace puedes encontrar una comparativa de robots limpiafondos, que te ayudarán a elevar la higiene de tu piscina a un nivel superior. Una de las mejores tiendas es Leroy Merlin, en la que podremos encontrar una amplia variedad de robots con las que satisfacer todo tipo de necesidades. 

 

La importancia del sistema de filtrado y la regulación del pH

Revisar el sistema de filtrado, así como a la regulación del pH, es fundamental. En el caso del pH, éste debe tener un valor comprendido entre el 7,2 y el 7,6. En el caso de que no se mantenga en estos parámetros, conviene saber que existen productos tanto para elevar como para reducir este valor que resultan especialmente eficaces.

 

Es bastante habitual que durante el invierno los sistemas de filtrado se vean especialmente comprometidos. A consecuencia de la baja actividad de los mismos. Los problemas más comunes hacen referencia a la acumulación de cal o a la presencia de óxido. En aquellos casos en los que se observe un comportamiento anómalo, es importante llevar a cabo todas las tareas de mantenimiento necesarias. Su buen estado será clave para asegurar el funcionamiento de nuestra piscina. 

 

Por último, conviene fijar los niveles de cloro. Su nivel debe situarse entre el 1mg/l y el 1,5mg/l. Esta será la vía más efectiva para poder lidiar contra los microorganismos que son habituales que estén presentes en el agua.

 

Comprueba el estado de los accesorios sumergidos

Antes de sanear el agua, es importante sanear todos los elementos y accesorios que se encuentran sumergidos en ella. El skimmer, los cestos o cualquier otro elemento pueden verse afectados durante el invierno, por lo que con la llegada del verano es vital prestar la atención que merecen. 

 

Comprueba todos estos accesorios y asegúrate de que se encuentran en el estado que corresponde. En la mayoría de los casos, este tipo de elementos cuentan con unas necesidades a nivel de mantenimiento muy bajas, por lo que no suelen presentar problemas con el cambio de estación. No obstante, en el caso de que observes alguna anomalía, es suficiente con sustituirlos.

 

Recuerda que todos los elementos que se encuentran en el interior de una piscina son fundamentales para su correcto funcionamiento. Prestar atención a los mismos es vital para evitar contratiempos en el medio plazo.

 

¿Cada cuánto se debe realizar el mantenimiento de la piscina?

Como consecuencia de la gran cantidad de aspectos a los que debemos prestar una especial atención, es importante tener en cuenta que cada uno de ellos requerirá de una periodicidad en concreto. En el caso de la medición del pH, es suficiente con llevar a cabo este proceso dos veces por semana.

 

En cuanto al análisis de la cantidad de cloro activo que se encuentra en el agua, por la importancia que se desprende del mismo, resulta conveniente llevar a cabo esta tarea de manera diaria. De esta manera nos podremos asegurar de que el agua siempre cuenta con los valores deseados. 

 

La cantidad de calcio que se encuentra disuelto en el agua debe analizarse una vez por semana. De 200 a 500 ppm. nos encontraríamos ante uno de los niveles ideales para poder llevar a cabo esta medición. 

El resto de tareas relacionadas con la higiene, como es el caso de la limpieza del fondo, es conveniente llevarlas a cabo de manera diaria. De este modo podremos asegurarnos que nuestra piscina siempre se va a encontrar en condiciones óptimas.