Tecnología

La importancia de un buen email de bienvenida para captar clientes

14/10/2020

La importancia de un buen email de bienvenida para captar clientes

Cuando una persona se registra en una página o portal web, automáticamente le envía un mensaje de bienvenida, que tiene por propósito invitarla a que siga ingresando y conociendo todo lo que la empresa tiene para ella. Ese mensaje inicial tiene que ser muy especial para lograr captar su atención y hacer que se convierta en asiduo visitante y, principalmente, en potencial cliente.

Las empresas, plataformas y páginas web cada vez que tienen un nuevo suscriptor le envían un email de bienvenida al usuario para, como su nombre indica, darle un buen recibimiento. Pero ese no es el único objetivo, con ese primer mensaje también se busca que esa persona continúe visitando el portal y se convierta en potencial cliente, ése es el propósito esencial.

Para lograr tal meta se debe redactar un e-mail atractivo que enganche al suscriptor y lo motive a continuar yendo cada vez más a la página para buscar lo que necesite. Sólo con un buen mensaje de bienvenida se puede alcanzar ese fin.

Ese primer e-mail debe generar confianza y preparar el terreno para el envío de próximos correos, por lo que es sumamente importante que esté bien redactado y correctamente utilizado.

Es un elemento esencial en el e-mail marketing, que se utiliza con bastante cuidado; de él dependerá que el cliente o suscriptor siga revisando los sucesivos e-mails que se le envíen. Además, si se utiliza correctamente hará que se interese por el mensaje y compre el producto o servicio que se le ofrece.

Un buen e-mail de bienvenida puede ayudar a catapultar el negocio, pero cuando no se usa adecuadamente, puede también perjudicar. Por eso lo importante será redactarlo con el mayor cuidado posible, midiendo y seleccionando las palabras y mensajes precisos, por lo que hacerlo correctamente es todo un arte.

 

¿Qué dicen las estadísticas?

De acuerdo con los números y sus resultados, los e-mails de bienvenida registran un 57,8% de apertura, mucho más que el 14,6% del resto de correos electrónicos comunes. Y cuando los e-mails son enviados en tiempo real, esta tasa aumenta hasta un 83%.

En cuanto a la tasa de clics, los correos de bienvenida registran un 14,4%, mientras que el resto de los e-mails apenas un 2,7%. También, la tasa de conversión para los mensajes de bienvenida es del 0,94%, y en tiempo real del 4,01%, mientras que para los correos ordinarios es del 0,1%.

De acuerdo a estas estadísticas funcionan muy bien los e-mails de bienvenida, son el medio ideal para ganar clientes en internet, algo que no se debe desaprovechar.

 

¿Cómo redactarlos?

Como ya se ha indicado antes, es muy importante redactar bien los e-mails de bienvenida, con un texto sencillo, ligero y de fácil comprensión, mediante un mensaje coherente que exprese con pocas pero sentidas palabras, lo que la empresa quiere transmitir.

Lo primero que estos e-mails deben contener, es el mensaje de bienvenida, que en definitiva es su fin primordial. Éste, a la vez, debe agradecer a la persona su acción de haberse suscrito a la página.

Un aspecto fundamental que siempre se debe considerar es que en el asunto del correo se indique que es un mensaje de bienvenida, acompañado por el logo corporativo de la empresa, el cual también debe incluirse en el cuerpo del texto.

Tras dar la bienvenida, debe hacerse una presentación sencilla de la organización, de manera breve y clara, para seguidamente ir al grano y presentar el producto o servicio, con todas sus características, ventajas y beneficios.

Lo más recomendable es explicar detalles de la empresa, qué hace, cuál es el valor que la diferencia del resto de compañías similares y por qué se debe comprar o contratar su producto.

Es importante presentar una guía sobre cómo se utiliza lo que se ofrece, explicando sus funciones y destacando sus ventajas comparativas. Puede ser la única oportunidad que se tenga para que el suscriptor se interese por el producto, por lo que habrá que aprovecharla al máximo.

También se pueden añadir ofertas y promociones para reforzar la propuesta y un incentivo especial para la primera compra, que suele funcionar muy bien y suele captar la atención inmediata del cliente.

Una manera efectiva de garantizar que el e-mail no caiga en la carpeta de spam, es utilizando una correcta estrategia de marketing de contenidos, con ‘copys’ bien desarrollados con las palabras correctas.

Incluir llamadas a la acción (Call to Action) con sus respectivos enlaces para que el suscriptor tenga la opción de ir directamente a la página y revisar lo que se le ofrece es también algo muy eficaz. Los tradicionales ‘compra ya’ o ‘últimas ofertas’, son muy efectivas para enganchar inmediatamente al cliente con una buena oportunidad.

Los e-books de regalo, que estén relacionados con el producto o servicio que se ofrezca, serán también un buen incentivo que se podrá agregar en el e-mail de bienvenida, y que seguramente, el cliente agradecerá. 

Por último, habrá que despedirse brevemente, dejando abierta la comunicación con un: ¿te podemos ayudar? De esta manera, por ejemplo, se podrá impulsar la posibilidad de concretar una venta. Igualmente, es buen momento para invitar al suscriptor a visitar las redes sociales de la organización para que participe activamente en ellas.

Los correos de bienvenida son el primer contacto que la empresa tiene con un eventual cliente, por lo que es la oportunidad perfecta para captarlo. Son parte importante de toda estrategia de marketing por correo electrónico y que debe tratarse con mucho cuidado, recordando que de la impresión que dejen en los suscriptores dependerá en gran parte el éxito de la organización.

Las agencias de marketing digital recomiendan elaborarlos con el apoyo de personas expertas, experimentadas en el arte de redactar exactamente lo que se necesite, que cumplan con los parámetros correctos para que sean efectivos y cumplan con su propósito.

En conclusión, los e-mails de bienvenida deben elaborarse profesionalmente, y sobre todo, con mucha conciencia de la importancia que tienen y del efecto que pueden causar en los potenciales clientes, nunca hay que olvidarlo. Lo ideal es lograr un resultado de calidad que cumpla con los objetivos planteados.