Sociedad

Tipos de contrato de trabajo, modelos y características

13/04/2021

author:

Tipos de contrato de trabajo, modelos y características

A causa del desconocimiento, y a veces de la pereza, existe una gran desinformación acerca de los tipos de contrato de trabajo que firmamos. Sin saber en qué nos conciernen y a qué nos dan derecho, es fácil acabar en una relación laboral abusiva. Por ello, es de primera necesidad saber qué tipos de contrato de trabajo existen y cuáles son sus características.

Entender tu contrato, blindar tus derechos

Hoy en día, especialmente en una era donde el acceso a la información goza de total ubicuidad desde nuestros dispositivos móviles, la necesidad de estar blindadamente informado es indiscutible. Desafortunadamente, uno de los ámbitos que más nos inmiscuyen en nuestro día a día está plagado de una total desinformación. Quizás a causa de la pereza, o de creernos poco hábiles para entender sus cláusulas, existe una negligencia informativa sobre nuestro contrato de trabajo que debemos abordar. Porque, como trabajadores, es capital saber qué firmamos y por qué.

Como es evidente, cada modelo de contrato de trabajo guarda consigo especificaciones que es preciso conocer para no toparnos con sorpresas. Sin menospreciar a las empresas, no es extraño dar con casos donde algunos empresarios han subyugado a sus trabajadores con contratos abusivos, poco coherentes y que, en definitiva, han causado gran precariedad en su plantilla y peor beneficio en sus bolsillos. Desde conocer las características de nuestro puesto hasta fijar bien nuestros horarios, es preciso informarse y leer cuanto podamos acerca de nuestro contrato.

Revisando algunos tipos de contrato

Cada contrato varía en función de las tareas y las características que a través de éste se nos encomiendan. Existiendo gran variedad de tipos de contrato de trabajo, así como de prácticas, es preciso atender a sus especificaciones a fin de comprender qué ofrecen y qué no. Tomando un ejemplo diferencial básico, mientras que el modelo de contrato indefinido es una utopía para muchos, dado que nuestra relación laboral pasa de ser temporal a redundantemente indefinida; un contrato de obra y servicio puede ser de gran utilidad para un autónomo, dado que en dicha tipología nosotros fijamos nuestro tiempo de trabajo durante un tiempo limitado.

Asimismo, y especialmente para trabajadores que compaginan su vida laboral con los estudios, los trabajos a los que se opta como un complemento, tanto académico como económico, guardan distintas características. Un buen ejemplo de ello es el contrato de prácticas o de becario, que, muy común entre universidades y centros de trabajo mediante un convenio, no siempre es remunerado y, más bien, es una vía para ampliar las aptitudes formativas. Por el contrario, un contrato temporal sí implicaría una relación laboral como tal, aunque contando con una clara limitación de tiempo que, en este caso, obedecería a nuestras necesidades académicas.

Del contrato mercantil al falso autónomo

En cierta relación a los primeros sueldos, los contratos de formación y aprendizaje son también una posibilidad con la que podemos toparnos, impulsada por un gobierno que trata de otorgar a los jóvenes conocimiento y un primer salario. Asimismo, una vez terminados los estudios, si avanzamos en nuestra carrera, existe la probabilidad de trabajar bajo un contrato mercantil. Un tipo de contrato que, a diferencia del anterior, parte de un acuerdo mutuo entre la empresa y un trabajador por cuenta propia. A diferencia de la condición de falso autónomo que puede darse con el de obra y servicio, ser autónomo aquí debe ser totalmente legal.

Ante tal variedad de contratos, donde encontramos también desde contratos de relevo y eventuales por circunstancias de la producción, hasta contratos de interinidad, es preciso recordar la necesidad de informarse bien. Es en dicho documento donde se especifica todo cuanto nos será necesario saber acerca de nuestros derechos y nuestras responsabilidades para con una empresa. Formalizarlo, por lo tanto, con nuestra firma, no debe estar jamás exento de una buena lectura. Recalcando la importancia aquí de evitar situaciones como la ya mencionada condición de falso autónomo.

Mundo Contrato: contra la desinformación laboral

A fin de arrojar algo de luz a una documentación que, en muchas veces, resulta ciertamente ininteligible para muchos, existen en la red plataformas como Mundo Contrato donde poder consultar, descargar y rellenar todo tipo de contratos. Una solución a la desinformación que envuelve este ámbito y cuyos detalles contribuirán sobremanera a conocer bien todo lo que firmemos. Por supuesto, es normal perderse un poco ante documentos cuya nomenclatura poco tiene que ver con nuestro interés diario. Pero, a su vez, dicha circunstancia no es excusa para, simplemente, apostar por nuestro conocimiento y bienestar.

Guardar algo más de información en la sesera, así como un rápido espacio de consulta, es más que necesario. Sin desdeñar el hecho de que una empresa busque la productividad por encima de los gastos, no debemos dejarnos llevar por cuanto nos ofrezcan sin consultarlo antes, aunque se trate de una reputada empresa. Al contrario. Plataformas como Mundo Contrato están ahí para luchar contra la latente desinformación laboral que vive entre tantos trabajadores. Ideologías aparte, nuestro poder desde todo ámbito se basa no sólo en la inteligencia, sino también en la agudeza y la curiosidad. Y conocer nuestro contrato abre la puerta directa a nuestros derechos.