Tecnología

La domótica y la climatización unidas

24/01/2022

La domótica y la climatización unidas

La tecnología domótica cobra cada vez más relevancia en las construcciones, tanto públicas como de viviendas. Este concepto de domótica se entiende como: “técnicas, instalaciones y tecnologías orientadas a automatizar las edificaciones”. Por ejemplo, cuando las personas se acercan a unas puertas y estas se abren solas. También, la instalación de sensores que permiten apagar o encender luces ante la presencia o ausencia de personas. 

 

En el caso de Airzone Málaga, esta domótica se extiende a la climatización de las edificaciones. Tal es el caso de sistemas inteligentes que regulan la temperatura. Esto abarca tanto los aparatos de aire acondicionado, como los de calefacción. Incluso, los controladores de humedad se regulan ahora de modo automatizado. 

Un nuevo componente de la domótica: el móvil inteligente

En el siglo XXI, los smartphones se han convertido en aparatos indispensables. No solo permiten hacer llamadas, sino que también se conectan a Internet. A su vez, gozan de gran conectividad. Por ejemplo, son capaces de enlazarse con otros aparatos gracias a su tecnología bluetooth. Se agrega que se han diseñado potentes apps para lograr conectarlos a otros dispositivos.

Del mismo modo que el móvil se conecta con auriculares inalámbricos, se puede conectar a un equipo de aire acondicionado. Desde un smartphone se logra controlar con facilidad la velocidad, temperatura, así como horarios en que estos aparatos se apagan y encienden. El resultado es que el usuario tiene un control total, incluso a distancia, de las instalaciones destinadas a la climatización.

La domótica aplicada a la climatización: una labor personalizada

El uso de instalaciones domoticas aplicadas a la climatización es de enorme utilidad. Es importante señalar que estas instalaciones son siempre personalizadas. Cada cliente tiene sus propios requerimientos para climatizar un ambiente. Además, cada ambiente es diferente. No es igual climatizar una estancia con mampostería de ladrillos a otra con divisiones de vidrio, solo por poner un ejemplo.

Asimismo, influyen otros factores tales como: cantidad de personas, tamaño del sitio, horarios, contemplar los cambios de temperatura durante las fechas del año, así como la actividad que se realiza. No es similar climatizar un gimnasio a una vivienda, o a unas oficinas. Todo esto debe contemplarse. Igualmente, es obligatorio contemplar los dispositivos que se usarán en la domótica (móviles, ordenadores, señal wifi, bluetooth, etc.). 

Finalmente, esta personalización abarca la seguridad. Se necesitan claves de seguridad, para que no todas las personas alteren los datos que implica la climatización. De esa manera, solo una cantidad reducida de personas tiene el control integral sobre el sistema de domótica.

Las ventajas de la domótica aplicada a la climatización

En Málaga hay sobradas razones para requerir mecanismos de climatización. No obstante, las actividades cotidianas también sugieren el uso de sistemas de domótica. Lo mejor es regular los aires acondicionados para que se comporten de manera adecuada en el decurso de las 24 horas. Veamos una lista con las bondades de estos sistemas:

  • Economizan energía, ya que mantienen el aire y la temperatura en un rango acorde. Asimismo, los equipos se apagan inmediatamente en horas en las que no necesitan estar encendidos. No hay que olvidar que los aires acondicionados multiplican la factura de electricidad.
  • Este ahorro llega a un 60% en el caso de viviendas y 40% en las oficinas. Anualmente, implica un menor gasto a gran escala. También se evita que los equipos se desgasten innecesariamente.
  • Un sistema todo en uno: la domótica une el control del clima interno de la edificación con los sistemas de seguridad y otros controles. De esa manera se tiene un control integral.
  • Desde cualquier lugar: los controles de domótica permiten controlar el sistema de climatización a distancia. Desde el móvil, se monitorean cuestiones como temperatura o tiempo que duran los aparatos encendidos.

Finalmente, esta tecnología permite evitar accidentes. Cuenta con sistemas de alarma en caso de sobrecalentamiento o desperfecto eléctrico. Igualmente, si los aires llevan demasiado tiempo trabajando, se indica que es momento de detenerlos. A su vez, cuenta con señaladores de cambio de filtro o urgencia de mantenimiento. 

Como vemos, la automatización es total. Es de gran ayuda para que la climatización funcione sin problemas, permitiendo a las personas disfrutar del ambiente que desean en el interior de los diversos tipos de edificaciones.