Sociedad

Andrea Zanon explica la nueva tendencia ESG en la industria de la moda

01/04/2022

Andrea Zanon explica la nueva tendencia ESG en la industria de la moda

Con la entrada en el mercado de medidas ambiental, social y gobernabilidad (internacionalmente conocidas como ESG) más estrictas en EE. UU. y Europa, la industria de la moda está tomando nota y algunos de los líderes del sector se están posicionando para ser los primeros en el movimiento de la sostenibilidad. En EE.UU., algunos estados están liderando la iniciativa, y una vez que se apruebe el proyecto de ley de sostenibilidad (que también se conoce como Ley de Sostenibilidad de la Moda y Responsabilidad Social), las empresas de moda que operan en el estado de Nueva York deberán ser más transparentes y responsables en cuanto a su contribución a la cadena de suministro.

Esta ley solo se dirigirá a las empresas de ropa y calzado con ingresos superiores a 100 millones de dólares. Las empresas a las que se dirige tendrán unos 12 meses para asegurarse de que cumplen las disposiciones de la nueva ley, que incluirán la elaboración de un mapa de las cadenas de suministro, el establecimiento de objetivos ESG y la publicación de informes anuales sobre sus impactos ambientales, sociales y de gobernanza para garantizar el cumplimiento de los requisitos de Nueva York.

Tendencia hacia el futuro

Estados y regiones de todo el mundo están estableciendo sus propios proyectos de ley en materia de ESG, sostenibilidad y ética, para garantizar que todos los sectores aumenten su transparencia y responsabilidad corporativa en torno a los esfuerzos y el impacto de la sostenibilidad.

Esto está empujando a las empresas a remodelar su modelo de negocio y a adoptar nuevas normas ESG, empezando por los esfuerzos de descarbonización. Algunos de los pioneros son empresas como Burberry, que fue líder del movimiento ESG para garantizar que la empresa se convierta en “neutra en carbono” para 2022. Esto significa que las operaciones de Burberry podrán compensar sus emisiones de carbono mediante medidas de mitigación que podrían incluir la adopción de energías renovables o el comercio de sus emisiones a través de los mercados de carbono.

Otras empresas, como Zara, Adidas, Nike, TOMS y Puma, se esfuerzan por minimizar el impacto medioambiental, y algunas de ellas se proponen alinear la remuneración de los directivos con las prioridades de los accionistas y diversificar su posición de liderazgo incorporando a trabajadores de grupos minoritarios, así como garantizar que se otorguen más puestos en los consejos de administración a mujeres. La empresa matriz de Zara, Inditex (líder mundial de la moda en España), fue nombrada la empresa más sostenible por el índice de sostenibilidad Dow Jones de Wall Street de 2016 a 2018.

¿Qué deberían hacer las empresas de moda?

Aunque ha habido algunos buenos éxitos, como se ha mencionado anteriormente, lo que hemos visto hasta ahora es un enfoque excesivo en las campañas de relaciones públicas ecológicas, la contratación de expertos en sostenibilidad y la adopción de grandes compromisos en materia de ESG en términos de sus objetivos de emisiones de carbono NetZero. Lo que no se ha hecho es construir unos database ESG internos para entender y cuantificar la huella ambiental, social y de gobernanza de las empresas y ajustar sus operaciones a ella.

Las empresas del sector de la moda deberían trabajar en el desarrollo de una base de datos sencilla que abarque las prioridades ESG para comprender mejor la posicion de la empresa con respecto a los criterios específicos que son relevantes para su cadena de producción, cadena de suministro y venta.

A continuación se presentan algunos de los indicadores estándar que las empresas pueden utilizar para evaluar su puntuación social y de sostenibilidad que puede estar afectando a los resultados financiero  y al crecimiento de la empresa.

 

Medio ambiente Social Gobernanza
Emisión de carbono Diversidad, equidad e inclusión Diversidad del Consejo en términos de género y etnia
Intensidad de agua y gestión de aguas residuales Seguridad y capacitación de los empleados Ética y código de conducta
Gestión de residuos y esfuerzos de reciclaje Condiciones laborales en la cadena de suministro Diversidad de proveedores
Diseño de productos y gestión de sustancias químicas Derechos humanos Donaciones y formación
Abastecimiento de materias primas sostenibles Empoderamiento de los trabajadores Política y promoción
Inversión en prevención y resiliencia Proyectos en comunidades vulnerables Igualdad de remuneración

 

Conclusión

En última instancia, una buena comprensión interna de las puntuaciones ESG ayudará a las empresas a alinear sus prioridades con las nuevas normativas vinculantes (que se convertirán en leyes en 2022 en Europa), al tiempo que se garantiza la integración de la eficiencia, la sostenibilidad y la diversidad en las estrategias de las empresas.

Además, esto ayudará a las empresas a establecer relaciones duraderas con los inversores y con los consumidores (PWC descubrió que el 49% de los consumidores compran productos y servicios que están enfocadas en ESG), al tiempo que se reduce la exposición de la empresa a las acciones legales.

Andrea Zanon nos indica que debemos esperar un gran cambio en la industria de la moda en 2022 y no subestimar el papel que desempeñarán las empresas emergentes (tipo startup) para transformar la forma en que el sector moda interactúa con el medio ambiente, los inversores y la sociedad.


*
Andrea Zanon, es un experto internacional de ESG que ha asesorado a instituciones financieras internacionales y a más de 20 países y a varios ministros de finanzas en el desarrollo de estrategias de ESG, resiliencia y sostenibilidad.