Los préstamos rápidos: características y recomendaciones de uso

In Sociedad
mayo 29, 2024

Cuando se piensa en escenarios en los que es necesario pedir dinero a entidades financieras, se suele hablar de grandes préstamos o, especialmente, de hipotecas.

Sin embargo, esta no es la única realidad de un sector que puede ayudar a empresas y particulares en muchos escenarios del día a día, ya que existen empresas como Credy, que ofrecen pequeños préstamos rápidos para una gran cantidad de necesidades que pueden surgir en el día a día.

¿Qué son los préstamos rápidos?

Cantidades bajas, periodos cortos de devolución, perfiles muy amplios de clientes y rapidez en la transferencia de dinero. Estas son las cuatro características principales de los préstamos rápidos.

Se trata de una fórmula fácil, rápida y segura de obtener sumas muy ajustadas de dinero para hacer frente a deudas inesperadas, como una boda en la que hay que cumplir sí o sí, la avería del coche, un viaje que no te puedes perder o un ordenador nuevo para el trabajo.

Estas necesidades de desembolso de capital pueden ser importantes en un periodo concreto, pero no lo suficiente como para acudir a un banco a solicitar un préstamo clásico.

Lo que el usuario necesita, en estos casos, es no tener que presentar muchos papeleos o precisar de un aval, no tener que pedir cita para acudir a una oficina física y, sobre todo, flexibilidad para devolverlo de forma cómoda. Todo esto es lo que se encuentran las personas que utilizan este sistema de préstamos rápidos, una fórmula cada vez más empleada en el día a día en España.

Un perfil amplio de clientes

Muchas personas han tenido la mala suerte de pasar por una época delicada en sus vidas en cuanto a lo económico. Esto hace que no tengan una buena reputación crediticia o, incluso, que su nombre aparezca en ficheros de morosos. Ante esta situación, la posibilidad de pedir dinero a un banco prácticamente queda descartada, puesto que ninguna entidad se comprometerá con clientes con este perfil.

La cosa cambia cuando se mira a entidades de microcréditos, estas son mucho más flexibles y facilitan el acceso a cantidades de hasta 1000 euros en tan solo 5 minutos, las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

El proceso es fácil e intuitivo

Para pedir este tipo de micropréstamos rápidos solo hace falta un smartphone o un ordenador con conexión a internet. Estas empresas trabajan directamente desde sus páginas web. En ellas, es posible introducir el dinero que se necesita y el plazo de devolución para iniciar la petición. En un segundo paso, se incluyen los datos personales y otra información adicional, como el tipo de empleo que se tiene, así como los gastos e ingresos habituales.

De esta manera, la empresa puede valorar rápidamente el nivel de riesgo que tiene la operación y, en un alto porcentaje de los casos, aprobarla en apenas unos minutos. Si el resultado es este, el dinero queda ingresado en un plazo inferior a 48 horas, para que la persona lo pueda utilizar sin ningún problema o condición.

Gracias a ello, cada vez más personas pueden vivir dignamente y responder con solvencia ante problemas o situaciones inesperadas que precisen de esa inyección extra de dinero.

Foto del avatar
/ Published posts: 1472

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.