Salud

Mens sana in corpore sano

09/05/2016
Foto del avatar

author:

Mens sana in corpore sano

Hoy más que nunca, en pleno siglo XXI, esta cita latina es más cierta que nunca. Unas palabras que resumen a la perfección el objetivo de muchas personas, las cuales, quizá para evitar la vorágine en la que vivimos, tratan de cumplir para tener una vida plena.

Por ello, no se escatima en esfuerzos, tanto a nivel personal como a nivel económico, siempre y cuando se pueda lograr la meta que nos hemos marcado.

Primer objetivo. Una buena salud mental

Tal y como ya hemos mencionado, la sociedad en la que vivimos, el estrés al que estamos sometidos, las prisas y la presión de nuestro puesto de trabajo, en muchas ocasiones nos lleva al límite. Una situación que no solo no es nada agradable sino que puede acarrear unas consecuencias muy graves para nosotros.

En consecuencia, no debemos tener ningún tipo de reparo ni ningún tipo de temor a la hora de pedir consejo y asesoramiento a un profesional. Un profesional que nos ayudará a controlar ese estado permanente de nerviosismo, esa ansiedad que en muchas ocasiones nos invade. Y es que, aunque no lo creamos, combatir la ansiedad, por ejemplo, no siempre es sencillo.

Gracias a las pautas y a las indicaciones que nos van a dar los expertos en la materia, no solo afrontaremos mejor muchas situaciones sino que tendremos una perspectiva de la vida mucho más clara y mucho más práctica. Algo que nos permitirá poder progresar tanto a nivel personal como a nivel profesional. Unas indicaciones a las que no debemos renunciar más todavía cuando podemos aprender cómo controlar la ansiedad en esta web sin necesidad de acudir a un psicólogo, por ejemplo.

La importancia de una buena salud física…

Sin embargo, una vez que ya podemos presumir de estabilidad emocional llega el turno de mirarnos a nosotros mismos y comenzar un nuevo estilo de vida más sano y, por supuesto, mucho más saludable.

Para ello, como te puedes imaginar, son muchas las personas las que comienzan por la pérdida de peso. Un paso que es la premisa fundamental para poder ver una evolución en nuestro aspecto físico desde el primer día.

Entre los muchos tratamientos y sistemas de los que disponemos a día de hoy para este propósito, vamos a destacar dos. Uno tradicional como puede ser el practicar ejercicio, de tipo aeróbico, a través de una elíptica, y otro algo más alternativo como la terapia floral de bach.

Comencemos por el primer de ellos. Un sistema el de las flores de bach para adelgazar que está siendo la sensación en muchos centros de estética y de belleza a día de hoy en las principales ciudades del país, el cual, por cierto, es muy particular. Más que nada porque no es un tratamiento en sí mismo ya que en realidad es un complemento emocional a la dieta que estemos llevando a cabo. Así las cosas si lo que quieres es perder peso con flores de bach, primeramente tendrás que tener establecida una buena dieta que sirva como base.

En cuando a la segunda alternativa que hemos planteado en base a la utilización de la elíptica, hay que decir que tiene dos principales ventajas. La primera de ellas es que al ser un ejercicio completamente aeróbico, es ideal no solo para bajar de peso sino para aumentar nuestra capacidad pulmonar. Además, la segunda ventaja a la que tenemos que hacer referencia es la tonificación muscular. Esto se consigue gracias a la resistencia que tienen estas máquinas, la cual, por cierto, al ser regulable, se puede adaptar a tu capacidad de entrenamiento.

Dicho todo esto, siempre existen alternativas a estas que hemos visto. Algunas de ellas pueden ser montar en bicicleta o practicar algo de gimnasia de mantenimiento o fitness. Todas ellas son perfectamente válidas aunque en todos los casos, al igual que en las dos primeras, os recomendamos que siempre contéis con el asesoramiento de un profesional para que os pueda guiar a través de las pautas correctas para conseguir vuestros objetivos.

…Y de un buen aspecto exterior

Casi se podría decir que ya hemos conseguido todo lo que nos habíamos propuesto. No obstante, si bien es cierto que ya hemos liberado nuestra mente de preocupaciones inútiles, y a pesar de que ya conocemos algunas maneras de cuidarnos para estar sanos, de lo que no nos cabe ninguna duda es de que el aspecto exterior, eso es, nuestro físico, es muy importante. Repasemos algunos detalles de nuestro aspecto que deberemos cuidar para causar una buena impresión general.

En primer lugar tenemos que hablar de nuestro rostro. Aunque podamos pensar lo contrario, un rostro bien cuidado nos puede abrir muchas puertas en muchos ámbitos de nuestra vida. En consecuencia, no nos descuidaremos a la hora de cuidar nuestro cabello. Algo que podemos hacer a través de mascarillas especializadas.

Asimismo, la higiene bucal es algo fundamental. No solo para tener una higiene oral completa sino que gozar de una buena salud bucal. La sonrisa no solo genera confianza en los demás sino que también la genera en nosotros mismos. Es algo a lo que no podemos renunciar. Son muchas las maneras que tenemos a día de hoy de lograrlo además de existir clínicas dentales a unos precios realmente competitivos y atractivos.

Para terminar, aunque no por ello quiere decir que sea poco importante, tenemos que hablar de nuestra manera de vestir. No sabemos si por afortunadamente o no, pero lo cierto es que a través de un buen vestuario, vamos a ser capaces de proyectar una muy buena imagen de nosotros mismos. Algo que puede ser muy útil, y de hecho lo es, de cara a conseguir reacciones en las personas que nos ayuden en la vida.

En resumen de lo que se trata es de no descuidar ninguno de los detalles que rodea nuestro cuerpo. Tanto el aspecto físico, como el aspecto mental como el aspecto exterior es una terna fundamental dentro de lo que podemos denominar la nueva vida del siglo XXI. Solo tienes que comenzar a cuidarlos.