Sociedad

Derechos que asisten a los usuarios de líneas aéreas para poder reclamar

marzo 10, 2017
Israel Guerra

author:

Derechos que asisten a los usuarios de líneas aéreas para poder reclamar

Los españoles no solemos reclamar cuando una compañía no nos ofrece los servicios que prometen o cometen algún tipo de incidencia, en la mayoría de los casos ni siquiera cuando la falta se pudiera considerar grave. Damos por sentado que la solución va a acarrear más problemas y pérdidas sustanciales de tiempo y que, muy probablemente, sean infructuosas las gestiones que realicemos. Perdonamos y olvidamos demasiado pronto que es un deber y una obligación, de las compañías a las que se dirigen, responder por ley y de forma eficiente a estas reclamaciones.

Esto ocurre con demasiada frecuencia con las agencias de vuelos, en los que se estima que dejamos de reclamar alrededor de 500 millones al año, ya sea por dejadez, desconocimiento o por una premeditada falta de información sobre los derechos de los usuarios. Pues para ellos hemos escrito este pequeño artículo, porque no hay mejor forma de defender tus derechos que con información real y actualizada.

El usuario debe tener información sobre las compensaciones y asistencias a las que tiene derecho si el retraso es de al menos dos horas sobre la hora prevista, así como al reembolso si el retraso supera las cinco horas y el viajero decide no coger el avión y, además, el pago debe realizarse en un plazo no superior a 7 días.

También le asiste el derecho a recibir comida, bebida y hotel si el vuelo sufre un retraso de 2 o más horas y la ruta en cuestión es de al menos 1.500 km, así mismo para retrasos de 3 horas o más, y en vuelos de más de 1.500 km y de todos los que comprendan entre 1.500 y 3.500 km o de 4 horas o más en los vuelos comprendidos en los apartados anteriores.

Cuando el problema persiste y se prolongue la espera para el día siguiente, las aerolíneas deben ofrecer alojamiento en un hotel de manera gratuita y atención especial para personas con problemas de movilidad.

Reclamaciones de carácter económico

El tribunal de justicia de la Unión Europea, en contra de la directiva europea de agencias de vuelo, determina el reembolso total para todas las distancias cuando se superan las cinco horas de retraso. Es entonces cuando el pasajero puede solicitar una compensación que puede estar entre los 250 y los 600 euros, según la distancia del vuelo y si se encuentra dentro del espacio aéreo comunitario.

En cualquier caso, para las reclamaciones de vuelo, ya sea para las reclamaciones Vueling, reclamaciones Air Europa o para cualquier otra compañía aérea, es muy interesante recurrir a las agencias especializadas en este tipo de cobros, para agilizar trámites y comprobar de forma rápida si se tiene derecho a una indemnización y si hiciera falta recurrir a juicio para recibir el pago por dicha indemnización. Es muy interesante porque ya no hay que preocuparse por nada, ni por los papeleos ni por las pérdidas de tiempo que nos servían de excusa para no reclamar. Ellos lo hacen todo y se aseguran que siempre salgas ganado.

De esta forma, ya no tendremos que preocuparnos por las compensaciones por pérdidas de equipaje, retraso o cambio de horarios, cancelaciones de vuelos, overbooking, etc. Ya tendremos un equipo de profesionales que se encargarán de conseguir la máxima indemnización posible por los errores e incidencias que comentan las propias agencias de vuelo.

La mayoría de estas incidencias suelen producirse por pérdidas de equipaje y hay que saber que las aerolíneas son las únicas responsables de todo el equipaje que se facture. En caso de que se pierdan las maletas, el pasajero tiene derecho a una indemnización, con un límite máximo de 1.131 euros por pasajero, a no ser que se haya realizado con anterioridad una declaración especial del valor a la entrega del equipaje. De forma parecida, si solo se trata de un extravío y el equipaje llega con retraso en los dos o tres días posteriores, el pasajero puede reclamar el reembolso de los gastos que este inconveniente le haya podido ocasionar, como por ejemplo la compra de ropa, objetos de aseo personal y otros objetos que se demuestren necesarios para pasar esos días.

Otra de las incidencias más comunes se da cuando la aerolínea vende más billetes que plazas existentes, produciéndose un caso de overbooking. Es una práctica comercial legal, aunque implique serios problemas a los usuarios. En estos casos la compañía está obligada a reembolsar el billete, ofrecer transporte alternativo y ofrecer, además, otro tipo de beneficios que impidan reclamar más adelante, como pueden ser cheques o bonos de viaje, dinero en metálico o incluso asientos en bussines.

En cualquier caso, insistimos en que la mejor manera de hacer prevalecer los derechos del consumidor de aerolíneas es recurriendo a las agencias especializadas, como la que hemos recomendado hoy aquí, en el enlace de más arriba. De este modo, el usuario conseguirá tranquilidad y los máximos beneficios posibles por parte de las aerolíneas.

Comentarios