Sociedad

Consejos que todo padre debería tener en cuenta para mejorar la relación con sus hijos

04/08/2017

Consejos que todo padre debería tener en cuenta para mejorar la relación con sus hijos

Ser padres es el trabajo más importante de la vida, ya que dependiendo de la educación que le des a tus hijos, les ayudará a convertirlos en hombres o mujeres de bien. Sin embargo, en algunas ocasiones las cosas no son tan sencillas y se presentan algunos errores o problemas que pueden afectar tu relación con tus hijos, ocasionando que tengan algunos problemas para expresarse, para confiar en la gente o incluso para desarrollarse plenamente como personas.

No importa si tu relación con tus hijos es buena o mala, este artículo te ayudará de cualquier forma, ya que siempre hay pequeños detalles que pueden mejorar o que tal vez no tomas en cuenta.

Conecta mejor con tus hijos

El trabajo de padres comienza desde que el bebé nace, en todo momento y desde sus primeros días de vida, tienes que hacer todo lo que esté en tu poder para hacer que se sientan seguros, algo que conseguirás conectando con ellos al mismo tiempo que estableces límites que sean consistentes y claros.

¿Qué tienes que hacer? En este caso tu objetivo es establecer una relación en la que siempre puedas saber qué es lo que tu hijo necesita en cierto momento, incluso que sepas qué es lo que está sintiendo, pensando y por lo que está pasando.

¿Te necesita a ti o a tu pareja? ¿O en realidad quiere algo de espacio? No siempre es sencillo saberlo, pero debes de estar preparado para saber lo que quiere.

Si tu relación está sincronizada con tu hijo, éste se sentirá seguro y podrá manejar mejor las dificultades o los problemas por los que esté pasando.

Hay una gran cantidad de estudios y evidencias de que los niños que no tienen esto los primeros años  de su vida, no desarrollan una buena capacidad de apego con las demás personas, algo que probablemente los afectará para el resto de sus vidas.

Recuerda que compartir momentos de alegría también es muy importante, ya que además de hacerte sentir bien como padre o madre, podrás mejorar la comunicación y la interacción con tu hijo/a.

Si necesitas algunos consejos sobre cómo convivir mejor con tus hijos y desarrollar una mejor relación con ellos, puedes visitar somospapis.com u otros sitios con consejos parentales que te serán de mucha utilidad.

No intentes ocupar todo su día con actividades

Es común que muchos padres y madres quieran llenar todos los días de sus hijos con actividades: clases de guitarra, clases de natación, clases de idiomas, actividades al aire libre, etc. En algunas ocasiones, es mejor relajarse y solamente pasar un rato con ellos.

No malinterpretes, claro que es bueno que tenga actividades, ya que esta es la mejor forma de que encuentre algo que le apasione y posiblemente que se dedique a ello en un futuro. Pero demasiadas actividades crearán una presión y expectativas sobre el niño. Esto le impedirá tener espacio para ser el mismo, conocerse y ser consciente de sí mismo.

Cuidado con tu salud mental

En muchas ocasiones el estrés, la depresión o la ansiedad pueden con nosotros y no damos la mejor versión de nosotros mismos a nuestros hijos y nuestra familia. Por eso es importante que seas consciente de qué es lo que te está ocasionando ese estrés.

Debes de tener una red de apoyo, comenzando por tu pareja, tu familia, tus amigos, etc. Asegúrate de que tienes el apoyo de otras personas para que no te sientas solo y sin opciones para desahogarte o liberar el estrés. Algo que también puedes hacer incluyendo actividades con aquellas personas que te importan.

Ayúdalo a resistir la frustración y los problemas del mundo

Debes de ayudar a tu hijo a que sea más y prospere, incluso desde bien pequeño. Debes de aprender hasta dónde puedes ayudar a tu hijo a tolerar la frustración de los problemas que se le presenten.

Absolutamente todos hemos experimentado frustración y problemas en nuestra vida. Tu hijo debe de aprender a resistir la frustración y pensar en algo que pueda ayudarlo a salir de ese problema.

Debes de ser un padre o madre firme que pueda juzgar hasta dónde es bueno ayudarle a tu hijo. De este modo, cuando tu hijo logre controlar una situación por si solo, vosotros estéis ahí para hacerle saber que lo hizo bien.

Hazle saber que no solo eres su padre, sino que también puedes ser su amigo

Aquí debes de tener mucho cuidado, ya que, si lo haces mal y le das una idea de que eres más amigo que padre, la cosa puede torcerse, llegando incluso a perderte el respeto. Si bien es cierto, hay situaciones en las que un amigo es mejor que un padre.

Como es el caso en el tema del acoso escolar, ellos necesitan alguien con quien puedan hablar y que crean que puede ayudarlos salir de este problema. Ya que en estos casos, no siempre quieren hablar con los padres.

Debes de hacerle sentir, desde temprana edad, que siempre estarás ahí para ellos y que los ayudarás en los problemas graves.

Lo que no puede faltar

Expertos en salud han asegurado que se deben de comer por lo menos cinco porciones de frutas y verduras en un día, además de cuidar la salud física.

En los 90s muchos niños comían comida basura, la cual resulta muy económica y deliciosa para los niños. Afortunadamente, hoy en día se ha hecho mucha consciencia sobre los problemas de obesidad, diabetes y otros problemas ocasionados por malos hábitos alimenticios.

Estos son algunos consejos que ayudarán en la salud física y mental de tu hijo:

  • Practicar ejercicio o un deporte que le apasione.
  • Vivir el presente con atención plena.
  • Aprender cosas nuevas.
  • Ser generoso y educado.

El objetivo es que hagas estas cosas con tu hijo siempre que se tenga la oportunidad. Tanto él como tú necesitáis aplicar esas recomendaciones.