Sociedad

La rápida adaptación de la industria musical a los nuevos cambios

31/08/2017

La rápida adaptación de la industria musical a los nuevos cambios

Los cambios tecnológicos que hemos experimentado en los últimos años han sido el trampolín para la aparición de nuevas tendencias que son las que han ido presionando a la industria musical hacia nuevas fronteras, y es que vivimos en una sociedad en la que te tienes que adaptar o acabas muriendo, razón por la cual, los nuevos proyectos están empujando hacia un cambio más realista en cuanto a licencias y precios se refiere.

Las altas exigencias a la hora de incluir música en los proyectos

Hasta hace pocos años, lo cierto es que las cosas estaban mucho más complicadas, y es que no existían medios a través de los cuales poder dar rienda suelta a nuestra imaginación y crear nuevos proyectos enfocados a cualquier tipo de ámbito ya sea social, económico, ocio, formativo, etc. Sin embargo, la aparición de plataformas como YouTube han hecho que todo aquel que tuviese cualquier tipo de inquietud, pudiese mostrarla al mundo de una forma sencilla y sobre todo sin la necesidad de depender de un presupuesto.

Esto ha hecho que, en un plazo muy corto de tiempo, la industria musical se haya visto desbordada con una gran cantidad de solicitudes que, por otra parte, también se veían limitadas en cuanto a recursos se refiere, de manera que tan sólo se conseguía salir adelante cuando, o había un buen presupuesto encima de la mesa, o directamente se trataba de un proyecto que pudiese dar beneficios interesantes.

Por supuesto, la sociedad no se ha quedado resignada a limitar la incorporación de música en algo tan sencillo como un vídeo de YouTube o incluso un proyecto de fotografía para una boda, un trabajo universitario o un pequeño vídeo promocional anunciando los productos o servicios de una pequeña empresa, lo que significa que de aquí ha nacido el empuje a la industria musical para que se adapte a los nuevos tiempos y sea consciente de que debe abrir el campo a las nuevas necesidades.

De esta forma, el objetivo ha sido el de acabar con la idea de que tan sólo las grandes agencias y los estudios son las que pueden disponer de este tipo de recursos, para lo cual se ha creado un catálogo de música sin derechos de autor amplio y con un montón de posibilidades que se adaptan a cualquier tipo de plan independientemente del presupuesto que se haya destinado a él.

La aparición de la música royalty free

Como respuesta a esta demanda, la música royalty free, es decir, aquellas pistas que no cuentan con derechos de autor y no requieren de este tipo de pagos que eran los que precisamente encarecían el producto para el cliente final, se ha comenzado a hacer un hueco importante, de manera que facilitan la posibilidad de mejorar la accesibilidad, incluyendo algunas alternativas muy interesantes como la música gratis para medios audiovisuales que cuenten con un presupuesto cero, gracias a lo cual ninguno de los que quieran sacar adelante su idea se vean limitados en este sentido.

Hay que partir de la base de que también cuenta con algunas mejoras muy interesantes como el hecho de que se reduce el papeleo y las firmas, de manera que estamos hablando de un tipo de música que podemos descargar de forma directa y sin ningún tipo de traba legal, o incluso podremos crear nuestras propias listas de reproducción sin tener que ver publicidad o realizar algún tipo de suscripción.

No hay duda alguna de que este cambio ha supuesto un antes y un después para todas las nuevas ideas que quieren salir a la luz, y por primera vez, cualquier tipo de proyecto puede realmente pensar en añadir música sin por ello tener que dedicar tanto esfuerzo económico tan sólo al apartado musical.

Música para todo y para todos

A partir de ahora vamos a poder ver un montón de cambios y sobre todo, aquellos que tengáis la intención de sacar adelante vuestra idea, es importante que tengáis muy claro que las cosas han cambiado y vais a poder acceder a este tipo de recursos de la forma más sencilla y económica que podríais haber imaginado nunca, y es que a la industria musical no le queda otra que adaptarse a los nuevos tiempos que corren, y por supuesto el cliente es el que va dictando hacia dónde sopla el viento en este sentido.

Lo más importante es que cualquiera se va a poder beneficiar de estas nuevas tendencias, es decir, como comentábamos antes, desde el que tenga un presupuesto cero y necesite acceder a música gratis, hasta incluso las pequeñas y medianas empresas que están preparando un vídeo corporativo para dar a conocer sus proyectos o incluso para publicitar y hacer crecer su nombre.

De igual manera, todos los fotógrafos y agencias que hasta ahora han tenido que lidiar con este tipo de circunstancias, también tendrán a su favor la posibilidad de disfrutar de música royalty free al mejor precio, y uno de los sectores que más ha estado creciendo en los últimos años que no es ni más ni menos que los desarrolladores de todo tipo de aplicaciones tanto para dispositivos como para ordenadores, programas y videojuegos también para diversas plataformas, etc. a su vez tiene en su mano el acceso a este sistema y no en vano, ya que es precisamente uno de los detonantes de estos cambios ya que en prácticamente todas sus creaciones van a necesitar introducir pistas musicales y prácticamente todos ellos suelen comenzar con una inversión muy reducida.

En definitiva, gracias a la entrada de las nuevas tecnologías y a la proliferación de los proyectos particulares de bajo presupuesto, la industria musical se ha visto obligada a dar un cambio de tuerca completo y apuntar hacia un futuro en el que, cada vez más, disfrutamos de música de mayor calidad y por unos precios mucho más asequibles.