Compartir

El pasado fin de semana el príncipe heredero saudí llevó a cabo una purga en la que fueron detenidos decenas de altos funcionarios del país y varios príncipes saudíes.

Entre los detenidos está el príncipe Al Waleed Bin Talal, considerado el árabe más rico del mundo y sobrino del actual rey de Arabia Saudí. Ser nieto del fundador del país y contar con una fortuna estimada de 19.000 millones de dólares no le ha servido para salvarse de la quema.

El multimillonario es conocido a nivel mundial no solo por la magnitud de sus inversiones en importantes empresas tecnológicas y de comunicación (Twitter, Apple, Disney), sino también por algunos ‘escándalos’ y excentricidades, entre las que se cuentan poseer un avión recubierto de oro y alguna que otra trifulca con Trump en redes sociales.

Conexiones con la monarquía española

Esta noticia ha causado gran interés en los medios españoles debido a la amistad que une al príncipe saudí con la casa real española y a sus ‘negocios’ con la princesa Corinna.

Según publicó El Confidencial en 2012, Al Waleed mantendría una magnífica relación con el rey emérito, al que conocería desde hace una década. Además, este mismo medio aseguró que la princesa Corinna habría negociado con el saudí, al menos, en una ocasión en nombre de don Juan Carlos. La empresa KHC, de la que Al Waleed es presidente, reconoció haber recibido a Corinna en Riad en 2007 en calidad de “representante de Su Majestad el Rey Juan Carlos de España”, hecho del que Casa Real negó “tener constancia”.

loading...