Sociedad

“El día que dije basta” o cómo conseguir un cambio de rumbo

diciembre 7, 2017

“El día que dije basta” o cómo conseguir un cambio de rumbo

¿Te has sentido alguna vez encerrado? ¿Has pensado que deberías dejar de hacer el trabajo que estás haciendo, pero has tenido miedo por lo que pudiera pasar después? Es algo que le ocurre a todas las personas emprendedoras, ya que tienen que enfrentarse a la decisión de vivir de forma cómoda o lanzarse y recuperar su libertad. Justo lo que le ocurrió a Erick Canale, autor de uno de los libros que más interés están despertando en estos momentos. Porque a veces hay que saber decir basta y atreverse a hacer las cosas si queremos que algo cambie en nuestra vida.

Erick Canale, una persona que decidió dar un giro radical a su vida

Canale nació al noroeste de Italia, en la zona del Piamonte, y se convirtió en un profesional que muchos considerarían de éxito. Trabajaba en una multinacional de prestigio como miembro del comité de dirección.

En el año 2011 tuvo una oportunidad que muchos no habrían dudado en aceptar. La empresa para la que llevaba años trabajando le ofreció un puesto superior. Uno que no se habría imaginado jamás que podría haber alcanzado. Sin embargo, en vez de aceptarlo de inmediato le empujó a darse cuenta de que había llegado al límite. Su trabajo le reportaba grandes beneficios económicos, pero no le hacía sentir realizado ni contento con lo que hacía. Así que decidió renunciar a todo y emprender un nuevo camino. Para muchos es una inconsciencia, pero Erick decidió salir de una vez por todas de la zona de confort y perseguir sus verdaderos objetivos.

Hoy, está al frente de su propia agencia de marketing online y trabaja con personas que quieren hacer realidad sus sueños, como él. También ha lanzado proyectos como look4deco, una revista online de decoración que está creando tendencia, y salirporbarcelona, la guía de ocio más completa de la ciudad condal.

Un caso de éxito excepcional

En su primer libro, este emprendedor habla sobre cuáles fueron los motivos que le llevaron a hacer un cambio tan grande. Es cierto que podría haber continuado trabajando en su antigua empresa, donde no solo valoraban su labor sino que lo tenían en alta estima, como lo demuestra el puesto que le ofrecieron. Pero No era feliz, y esta es para Erick Canale la primera misión que debe alcanzar un ser humano. Y no solo hacerlo, sino lograrlo cuanto antes.

Precisamente por eso se decidió a poner sus conocimientos a disposición de los demás, apoyando sus proyectos y recordando siempre que detrás de cada uno hay personas. Un detalle que las grandes multinacionales, en parte por el gran volumen de negocio que tienen, han olvidado o nunca han tenido en cuenta.

A medida que avanzamos en su historia, nos damos cuenta de que este caso de éxito retrata a una persona como nosotros, con ilusiones y sueños, que a menudo se puede encontrar encerrada en una vida cómoda, pero que en realidad no le aporta nada.

“El día que dije basta” es una experiencia real de la que se puede aprender

El libro el dia que dije basta es un conjunto de reflexiones y experiencias que ha ido viviendo en los últimos 6 años, desde que en 2011 el autor se decidiera a romper con su vida anterior y empezar una nueva. La vida que realmente quería vivir. Estas experiencias no son exclusivas de su historia, sino que son comunes a muchas otras historias de emprendedores. Por eso este libro pretende aportar algo de ayuda a quienes están en estos momentos planteándose cambiar de rumbo.

En sus páginas se abordan cuestiones que son muy habituales cuando alguien quiere empezar un proyecto. Las dudas acerca de si realmente funcionará, los motivos que pueden llevar a alguien a abandonar la idea y seguir con su vida actual, aunque no le proporcione felicidad o o cómo mantener la mente emprendedora cuando los resultados no parecen llegar y entran ganas de retroceder.

Algunos clasifican el libro como un manual de autoayuda. Y hasta cierto grado lo es, aunque no se trata únicamente de eso. También es un manual técnico con información de utilidad para quienes piensan que tienen mente emprendedora y quieren hacer mucho más que pensar. Nos hace comprender que no existe diferencia entre la vida personal y la laboral, como muchos insisten en decir, sino que todo forma parte de un conjunto que se debe orientar hacia un único camino.

Hay una cosa muy interesante en el libro, entre otras muchas. Aunque la mayoría no distinguen entre los conceptos de autoempleo y espíritu emprendedor, no se trata de sinónimos. En realidad son ideas muy diferentes que merece la pena comprender. Por eso, en sus páginas se aprende a identificar lo que es una cosa y otra.

¿A quién va dirigido este libro?

El día que dije Basta es una obra que tiene algo para todo el mundo. Hoy, en un panorama de crisis como el que hemos vivido, no hay duda de que el número de emprendedores aumenta día a día. La falta de empleo y las exigencias cada vez mayores de muchas empresas hacen que las personas tengan que tomar decisiones drásticas, como empezar a crear su propio trabajo para salir adelante. Tanto quienes ya han tomado ese camino como quienes aún no lo han hecho, pero por cualquier circunstancia se lo plantean seriamente, pueden encontrar en este libro detalles que resolverán sus dudas y ayuda para avanzar.

El contenido es de gran utilidad tanto para emprendedores, que saben hasta cierto grado lo que quieren y están perdiendo el miedo a perseguirlo, como para las personas que solamente buscan un trabajo con el que ganarse la vida. En ambos casos se puede lograr un grado de felicidad y sentimiento de logro que posiblemente no se esperaba. Pero es al fin y al cabo lo que se busca cuando queremos un cambio de rumbo. El día que dije basta es un libro imprescindible.

Comentarios