Compartir

Llegan las vacaciones de Navidad y todos nos hacemos la pregunta de rigor. ¿Dónde voy a pasar estas vacaciones? ¿Voy a repetir quedándome en casa o esta vez será distinto y realizaré una escapada que me hagan recordar las navidades del 2017 como algo diferente?

Si estas cansado de la rutina navideña, de no diferenciar con exactitud un año de otro porque todos son iguales, es el momento de plantearte una escapada vacacional, elegir un destino que se haga un hueco en tu memoria, porque las vacaciones a lugares especiales, singulares o exóticos no tienen por qué reservarse exclusivamente al verano.

No lo pienses demasiado, a continuación te ofrecemos un listado de lugares de vacaciones especialmente pensados para estas navidades. Entra en este enlace y elige entre estos hoteles del lugar que más te haya llamado la atención y disfruta de unas fiestas que realmente podrán llevar la etiqueta de especiales, para siempre.

Navidades blancas

Unas navidades propiamente dichas deben pasarse en lugares cubiertos de nieve, con chimenea encendida dando calor al lugar y una copa de champán para celebrar, la imagen de unas navidades blancas son las primeras que se nos aparecen en la mente cuando pensamos en estas fiestas. Y como lugares de destino con nieve en el entorno…

Tromso, Noruega

Es una ciudad isla ubicada en el mismo círculo polar ártico, por lo que la nieve está más que asegurada. Un lugar que sin lugar a dudas será diferente, ya que en esta época no sale el sol, por lo que pasarás unas navidades nocturnas. Esto no impide que la fiesta y la alegría inunden la ciudad, antes al contrario, esta peculiar forma de celebrar la navidad la hace más atractiva y divertida. Además, seguro que tienes la oportunidad, entre las idas y venidas a los mercados navideños, de contemplar el juego multicolor de las auroras boreales.

Küssnacht, Suiza

Es otro lugar donde la nieve no te ha de faltar. La peculiaridad de este lugar radica en disfrutar de un entorno natural y hermoso yendo a la caza del mismísimo Santa Claus. Efectivamente, aquí no se le espera con sus regalos, aquí se le da caza. La ciudad suiza se encuentra situada al lado del Lago de los Cuatro Cantones, donde más de 20.000 visitantes acuden cada 25 de diciembre a cazar al simpático anciano, una tradición que se remonta al paganismo de la Edad Media, donde la gente intenta espantar a los malos espíritus haciendo mucho ruido.

Salzburgo, Austria

Siendo la cuarta ciudad más grande de Austria, ofrece un extenso programa cultural para estas fechas dentro del marco de belenes y arte navideño. Diciembre es el mejor momento para visitar esta ciudad, famosa por su espectacular arquitectura barroca que en esta época adquiere una belleza especial al cubrirse de nieve. El centro de la ciudad está muy bien conservado, lo que le valió ser catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.997. Los inviernos y sus fuertes nevadas convierten a todo aquel que visita esta hermosa ciudad en protagonista de un cuento de hadas.

Navidades diferentes, otras culturas

Para los más aventureros y sedientos de conocimientos es un momento perfecto para conocer la forma que tienen otros países, con otras culturas, de festejar la navidad. Si eres de esas personas inquietas, te reservamos dos pasajes para unas navidades diferentes.

Douz, Tunez

Quizás te suene este lugar por haber sido elegido para rodar partes de la saga de La Guerra de las Galaxias. Si quieres huir del frío y de la rutina tradicional europea, Douz te ofrece un lugar, a las puertas del Sahara, donde unirte a la tradición de la celebración beduina de los torneos del Festival Internacional del Sahara y disfrutar de las ferias de artesanía, la excelente gastronomía africana, espectáculos tradicionales de danza del vientre y las fabulosas carreras de camellos, las reinas de la fiesta.

Kioto, Japón

Viajamos ahora a un rincón del planeta lleno de misticismo, el centro mismo del budismo en Japón. Aunque el sentido religioso de la celebración es totalmente distinto al de las navidades occidentales, los japoneses también decoran con campañillas y ambiente romántico las calles para estas fiestas. En concreto, en Kioto, después de celebrar la noche del amor, se tiene la opción de vivir un momento de gran espiritualidad en el templo Chion-in, donde cada 25 de diciembre se celebra el O-minuguiShiki o ceremonia de la limpieza. Es un acto que se realiza envuelto en música tradicional en honor al nacimiento del Budismo en la Tierra Pura. Para terminar el día, puedes pasear por Arashiyama, un recinto mágico, un buen lugar para perderse dentro de un ensoñador bosque de altísimos bambúes.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.