Compartir

La sociedad actual, que avanza con un ritmo verdaderamente acelerado, exige a los negocios dinámicas que puedan satisfacer sus requerimientos de forma casi inmediata. Hoy en día, la presencia de estos en Internet es una regla que, aunque no está escrita en piedra, resulta evidente para aquellos que quieren que sus empresas sobrevivan.

Muchas tiendas ya constituidas han decidido adentrarse de lleno en el mundo digital, y las que aún no están establecidas se inclinan por este medio. La razón es muy sencilla: Internet es el espacio ideal para que los negocios crezcan.

En primer lugar, los costes son esencialmente más económicos, pues no es necesario buscar un local, el mobiliario, ni pagar alquileres y servicios para que funcione.

Incluso las tiendas están implementando el método del dropshipping para hacer más efectivos sus establecimientos online. Es por ello que se pueden observar negocios de topo tipo en la red, desde mercerías hasta las más curiosas, como las que venden café preparado.

Tiendas con aires renovados

Cada día se ven más negocios tradicionales vendiendo en la red. De hecho, un informe reciente publicado por Adobe Analytics revela que cada vez más internautas gastan su dinero haciendo compras por medio de Internet. Tan solo los primeros 20 días del mes de noviembre sumaban más de 1.000 millones de dólares diarios por ventas online, lo que supone una cifra récord.

Con el auge de las tecnologías y las redes sociales algunas tiendas han aprovechado para ofrecer a sus clientes un servicio en línea, acercando el producto y posibilitando la compra desde cualquier lugar del mundo, con tan solo un clic.

Un ejemplo son las mercerías online como la Mercería Boton, un establecimiento en Internet en el que es posible comprar desde bastidores hasta pasamanería, y cualquier artículo para manualidades. Basta con revisar lo que se desea adquirir y hacer clic para tenerlo en la puerta en tan solo un par de días, con formas de pago seguras y políticas bien consolidadas. Y, lo más importante, una amplia variedad de artículos.

Erróneamente se cree que negocios tan clásicos como estos no pueden tener presencia en la red. Pero cualquiera que realice bordados y necesite algunos materiales puede adquirirlos desde casa con estas tiendas, es decir, que puedes hacer bordados con la tranquilidad de comprar todos los materiales requeridos en línea.

Como este, hay muchos comercios que decidieron probar suerte en el mundo digital, aplicando técnicas para crecer y consolidarse con éxito en uno de los medios más competitivos de la actualidad.

Consejos y métodos para un negocio exitoso

Hay ciertas tácticas que los comercios pueden desarrollar para garantizar que su negocio sea exitoso y, además, incrementar sus ventas.

Recientemente, se ha implementado un método que permite tener una tienda online con una mínima inversión, conocido como dropshipping. Este nace directamente del e-Commerce y, básicamente, consiste en vender en Internet utilizando intermediarios, sin necesidad de inventario ni almacenes.

El dropshipping supone una inversión pequeña con riesgos mínimos, pues en el caso de que algo salga mal las pérdidas no serán tan grandes.

Por otro lado, hay que tener en cuenta varias estrategias. La primera son los precios reales. Hay gigantes, como Amazon, que pueden darse el lujo de bajar a niveles de locura los precios de sus productos, pero si una tienda pequeña lo hace se estaría poniendo la soga al cuello. Lo mejor es tener un margen de ganancia razonable y saber que hay batallas que no pueden librarse.

Asimismo, hay que construir una marca de confianza con productos o servicios de calidad. No solo a nivel institucional, por el tema del logo, slogan o colores, sino crear una marca con valores que los clientes sepan identificar, como transparencia y buen servicio, entre otros.

Crear una historia para el producto o servicio también es un detalle importante para tener éxito. Los expertos lo llaman “vender más que el propio producto”, y en ello las redes sociales juegan un papel fundamental, con descripciones detalladas, vídeos, fotografías e historias que despiertan el interés del cliente.

Aplicar estrategias de marketing, como el SEO, SEM, redes sociales, e-mail marketing y publicidad offline, entre otros, también es esencial.

Las historias de éxito de grandes tiendas online ya consolidadas contemplan la innovación y el buen trato al cliente como pilares fundamentales para tener éxito.

Como dicen algunos entendidos en el tema: “Si no está en Internet, no existe”. Dicha aseveración ha tomado gran significación en la última década, en la que comprar en línea se ha convertido en una acción normal, casi cotidiana, lo que deja a las tiendas con un gran reto para convertirse en las mejores y más exitosas.

loading...
Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.