Sociedad

Las tendencias en decoración de jardines, primavera 2018

23/03/2018
Foto del avatar

author:

Las tendencias en decoración de jardines, primavera 2018

La decoración está sujeta a las tendencias que trae cada nueva temporada. Como ocurre con la moda, existen básicos o «must» en decoración que siempre funcionan. Sin embargo, esta industria vive ajetreada continuamente por los cambios que impulsan las nuevas tendencias.

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, a todo el mundo le gusta poner su jardín, su terraza o su porche a punto, de modo que a os mostramos algunas de las tendencias imperantes en la industria de la decoración.

Jardines con estilos naturales

En los últimos años vienen empujando con fuerza los diseños de jardines con estilos naturales. Es decir, aquellos que incluyen muebles para jardín de materiales puros y líneas sencillas, que se combinan con una composición de plantas, flores, caminos y piedras de jardín para dar a todo el conjunto un ambiente de simplicidad que aporte tranquilidad y sosiego.

A esto se le pueden unir elementos extra como iluminación artificial de tonos cálidos, pórticos e infraestructuras para ganar en comodidad y relax como son las piscinas o los spa. En este sentido, no hace falta dedicar una gran inversión a la construcción y decoración pues la instalación de un jacuzzi hinchable es mucho más económica que la de uno convencional y ofrece mejores oportunidades para espacios de dimensiones reducidas.

Una buena opción de conseguir ese estilo natural es apostar por la decoración feng shui o zen, así como otros estilos procedentes del mundo oriental, pues ayudan a alcanzar paz y serenidad.

El estilo rústico

Es otra de las modas que se viene imponiendo en los últimos años. Cuando hablamos de estilo rústico hacemos referencia a jardines que rememoran a campos y zonas verdes. Se trata de una opción muy utilizada porque no requiere de grandes conocimientos en materia de jardinería y decoración.

En cuanto al suelo, las mejores opciones son las piedras, ladrillos o adoquines, aunque combinadas con albero o césped. En un jardín de tipo rústico no es necesario que los caminos sean rectos ni que el suelo esté nivelado, lo que fortalece la idea de comodidad a la hora de diseñar un jardín de este tipo.

Un elemento importante, excluyendo las especies vegetales, son los muebles. Para conseguir un efecto pronunciado, la idea debe ser la de incluir muebles construidos en distintas maderas e incorporar algunos hechos en piedra, así como utilizar bancos o hamacas para complementar.

Las flores y plantas, las más relacionadas con este estilo son los arbústos herbáceos, las plantas aromáticas, las hortalizas y algunas plantas trepadoras.

Los jardines minimalistas

Aunque ya no muestran tanta expectación como sí ocurría hace tiempo, los jardines minimalistas siguen ocupando patios, terrazas urbanas y zonas exteriores de casas y edificios públicos.

La principal razón por la que son tan comunes es que necesitan poco mantenimiento y no requieren de grandes extensiones de terreno, por lo que es una opción muy factible para la falta de espacio.

Como ocurre con el feng shui y la filosofía zen, el estilo minimalista convierte cualquier rincón en una fuente de buenas vibraciones. Se trata además de una opción preferente en muchos casos porque crea espacios atemporales, alejados por tanto de las tendencias que cambian cada año.

En estos espacios se recomienda utilizar árboles de hoja perenne, piedra y musgo y especies vegetales duraderas, para que se mantengan estables en el tiempo.

En los jardines minimalistas no es habitual encontrar una amplia variedad de colores y plantas con tonos vivos y muy intensos, sino que lo que se busca es transmitir sensación de calma, de paz, de tranquilidad y de orden.

Los jardines vintage

La decoración vintage no solo está de moda en los interiores, sino también en los exteriores. Esta forma de decoración se adapta perfectamente a cualquier espacio, solo hay que encontrar los materiales y elementos adecuados.

Para conseguir este aire vintage, los complementos son indispensables. Cualquier recipente que destile belleza y un aire retro puede quedar perfecto: cubos de latón, elementos de madera, botellas de vidrio como maceteros, cestos de mimbre, útiles y aparejos de labranza

Un segundo aspecto fundamental es la iluminación. Los faroles son claves para darle al jardón ese aire vintage. Faroles con velas para colocar sobre mesas, en el suelo o incluso colgados de plantas y árboles.