Tecnología

Ser distribuidor de telefonía IP: Una buena oportunidad de negocio

08/05/2018
Foto del avatar

author:

Ser distribuidor de telefonía IP: Una buena oportunidad de negocio

Con la amplitud de alternativas tecnológicas que existen en Internet, cada vez más empresas optan por los sistemas de telefonía online como mecanismo eficiente para la comunicación interna y para la interacción con los clientes y proveedores.

Alcanzar mercados geográficamente más amplios y asegurar el éxito global es una necesidad corporativa que abre otro campo de negocio para nuevos inversores en las telecomunicaciones, a través de la prestación del servicio de voz IP.

¿Qué son los distribuidores de telefonía IP?

Los distribuidores de telefonía IP son consultores especializados en comunicaciones online. Se encargan de asesorar a las compañías de otros sectores comerciales que tengan interés en incorporar nuevas tecnologías para mejorar su productividad comercial. Las agencias como Neotel proporcionan la plataforma tecnológica para integrar una red de distribuidores de telefonia ip, orientada a emprendedores que deseen incursionar en la prestación de mecanismos complementarios de voz.

Esto significa convertirse en un agente autorizado de este proveedor telefónico, para servir de interlocutor ante una empresa cliente que solicite el servicio. La  intermediación del distribuidor de telefonía IP supondrá altas comisiones de ventas, las cuales, ante el crecimiento del mercado digital, implican una gran rentabilidad en un negocio muy prometedor.

Convertirse en un distribuidor de telefonía IP autorizado ofrece el respaldo de la marca, como proveedor del servicio, para empresas que aspiran a la virtualización y digitalización de sus procesos comunicativos. Esta forma de comunicación está desplazando al tradicional sistema de telefonía fija, debido a la variedad de sus aplicaciones y a la amplitud de sus beneficios.

Los beneficios de la telefonía IP

Antes de ahondar en los beneficios de convertirse en un agente de telecomunicaciones es pertinente explicar que el protocolo IP permite un rango de comunicaciones de forma integral, en el que el audio y los datos se transmiten a través de la misma red.

Aunque esta tecnología no es tan nueva y se conoce desde finales del siglo pasado, la ampliación de los servicios de Internet y la mejora en los controles de voz virtuales han favorecido su aprovechamiento funcional durante los últimos años.

En pocas palabras, la telefonía IP es un sistema integrado de voz online que utilizan las empresas como sustituto a la convencional interacción telefónica. Esto permite simplificar la infraestructura de comunicaciones, enlazada con diferentes sucursales y empleados situados en otras ciudades, mediante la creación de un sistema centralizado. ¿El resultado? Beneficios de gratuidad de llamadas internas, plan de numeración por campo geográfico y la movilidad proporcionada por el mecanismo inalámbrico.

Entre sus ventajas se encuentra la reducción de gastos por concepto de comunicación, ya que se aprovecha la conectividad por Internet para establecer llamadas ilimitadas, muy por debajo de los precios de las tarifas de las operadoras telefónicas locales.

Por su amplitud de aplicaciones, puede transmitir vídeo y compartir datos, además de audio, recibir varias llamadas simultáneamente y convertir mensajes de voz en correos electrónicos. El dispositivo puede ser llevado a cualquier parte y conservar el número. Solo se necesita tener acceso a Internet.

Servicios que presta un proveedor de telefonía IP

Como agente autorizado, un distribuidor de telefonía IP se encargará de promover los servicios prestados por su proveedor, entre los que se encuentran los siguientes: proporcionar la plataforma tecnológica por la red, el dispositivo telefónico y el software de la aplicación online. Este mecanismo permite que una marcación directa desde el ordenador sea redirigida hasta un teléfono fijo o móvil en otra ciudad o país.

La fiabilidad de la operadora estará determinada por la calidad del sonido y por una transmisión sin interferencias. Entre las amplias funcionalidades está la centralita virtual, que se refiere a una gestión unificada de las llamadas, como una central telefónica convencional, pero sin las ataduras de los cables. Funciona desde cualquier lugar con acceso a Internet y puede conectar con extensiones integradas a los móviles de los trabajadores de otras ciudades.

También es aplicable en las empresas call center virtual, pues les permitirá reunir operadoras de atención al cliente de manera remota en diferentes lugares, direccionando las llamadas a determinados especialistas de servicios. Antes de ello, por supuesto, es preciso elaborar un menú de opciones automatizadas.

Otra opción de la telefonía IP es la implementación de un número virtual que las personas utilizan para desviar las llamadas desde su empresa o negocio hasta sus dispositivos móviles, sin la necesidad de suministrar ningún número privado. De esta forma pueden prestar atención desde cualquier parte a los clientes y proveedores, siendo muy utilizado para atender mercados internacionales con código de área locales.

Todo esto funciona a través de un software telefónico, que corresponde a un panel de control integrado en una aplicación online, instalada en lo que se conoce como teléfono IP, que no es más que el dispositivo en el que se soporta la transmisión de voz por Internet. Puede tratarse de un simple ordenador con micrófono y auriculares, una terminal especial IP, un teléfono común y corriente o un móvil.