Salud

Sangrado sin tener la regla: causas y consideraciones

29/05/2018

Sangrado sin tener la regla: causas y consideraciones

¿Has notado alguna vez que sangras sin que te haya llegado la regla? En principio no tiene porqué ser algo malo, aunque es importante que analices las posibles causas que hay detrás de ello. A menudo se trata de una medida del organismo para depurarse, eliminando residuos de tus órganos reproductores. En otros podría estar indicando que hay algo en tu cuerpo que no funciona de forma correcta. ¿Cuándo es importante tomar precauciones? Lo veremos a continuación.

Presta atención al color

Para saber en un primer momento lo que puede estar pasando debes prestarle atención al color que tiene el flujo. Cuando todo va bien, es transparente y apenas tiene olor. De modo que lo que puede parecer un sangrado entre reglas es algo completamente normal si se trata de este tipo. El sangrado durante la ovulación más habitual se debe a que el nivel de estrógenos disminuye.

Cuando estás tomando la píldora o estás en los últimos días del ciclo el color del sangrado puede tornarse de color marrón. Tampoco hay porqué alarmarse, ya que se trata de algo normal dentro del ciclo.

La cosa cambia cuando los tonos son diferentes, como verdosos o amarillos. Además, en estos casos suele haber algunos síntomas como dolor intenso, enrojecimiento de la zona, picor o heridas. Si ocurre esto o el sangrado mucho más abundante de lo habitual, pueden estar indicando una infección.

Puede indicar que hay un embarazo

Uno de los motivos por los que puedes sangrar entre reglas es que te hayas quedado embarazada. A veces puede haber confusión y pensar que se trata de un adelanto del período. El sangrado no es tan abundante y presenta un color marrón o rosado que indica que en el útero se está implantando un óvulo fecundado.

Este tipo de sangrado es bastante frecuente, ya que según algunos cálculos se presenta en la cuarta parte de los casos de embarazo. La duración de este suele ser muy corta, unos tres días. Y el flujo no es abundante.

Puede que te preguntes si el sangrado de implantación: ¿duele? La respuesta no es un simple sí o no, ya que depende de los casos. Aunque lo habitual suele ser notar ciertas molestias, razón por la que a menudo se confunde con los síntomas clásicos de que va a venir la regla.

Casos en los que debes ir a tu médico

Aunque es evidente que si sospechas que hay un embarazo irás al médico para asegurarte, hay otras ocasiones en las que también debes consultar. A veces puede ser un síntoma de infección o alguna enfermedad.

Si tienes una gran pérdida acompañada de un olor fuerte, podrías padecer una infección bacteriana. Si la sangre es espesa y blanquecina todo apunta a que se trata del hongo Cándida, responsable de la candidiasis vaginal, especialmente si sientes dolor o picor al tener relaciones o ir al baño. En otros casos puede que hayas contraído una ETS.

En cualquier caso, una vez descartado el embarazo o que se trata de algo normal, es importante ponerte en manos del médico, que determinará cuál es el mejor tratamiento a la mujer que padece de un sangrado anormal de alguno de estos tipos. Dependiendo de cuáles sean las causas habrá que tomar ciertas medidas, pero siempre bajo la supervisión de un experto que garantice la recuperación en condiciones óptimas.

Estas son las causas por las que puedes tener un sangrado sin que te haya llegado la regla. Presta atención y toma medidas cuanto antes si es necesario.