Tecnología

Todos somos nativos digitales

16/07/2018

Todos somos nativos digitales

Hace 20 años ni siquiera nos podíamos imaginar hasta dónde llegaría a entrar la tecnología en nuestras vidas. Veíamos algunos avances, además de soñar con lo que podría ocurrir en el siglo XXI. Pero nunca pensábamos que a principios de este siglo llegáramos al nivel tecnológico en el que nos encontramos. Hoy no nos extraña ver a alguien hablando cara a cara con otra persona de un lugar a otro del mundo. Ni hablar con un teléfono para preguntarle qué tiempo va a hacer.

Se habla mucho de cómo las nuevas generaciones se están criando en este entorno a medio camino entre lo virtual y lo físico. Pero no son solo los jóvenes quienes lo hacen. En realidad todos somos digitales.

Comunicaciones en empresas grandes y pequeñas

Uno de los ámbitos en los que la tecnología es más patente sin duda es en las comunicaciones. Las empresas nunca han podido prescindir de estar comunicadas, y hoy dependen todavía más de contar con sistemas que garanticen los canales  a través de los cuales contactar con clientes, proveedores, etc.

Uno de los elementos más habituales en oficinas y negocios de todos los tamaños es el armario de comunicaciones. Ahí se tiene la instalación de líneas telefónicas, redes y servidores. El tamaño depende en buena medida de cómo es la empresa o los canales que emplea. Hay una gran cantidad de armarios rack, rack mural para servidores y conectores RJ45, el estándar para conectar equipos en red y a Internet.

Redes sociales y marketing digital

Las relaciones han dejado de ser físicas, al menos en parte. Hoy se impone el Social Media para hacer amigos, tener contacto con familiares e incluso para hacer publicidad. De hecho, el marketing digital es el modo más habitual de lanzar productos o anunciarse, aunque aún convive con otros métodos convencionales, como la televisión o los anuncios en prensa escrita.

Para muchos, hacer un curso de marketing digital se ha convertido casi en una obligación, no solo con el propósito de vender algo, sino también porque los blogs personales y perfiles en redes sociales son tendencia. Hoy, si no tienes presencia en el mundo digital, es como si no existieras.

Aplicaciones y programas espía

Antes, si querías saber si tu pareja te engañaba, o la sorprendías en persona haciendo algo o tenías que coger su móvil y ver si había alguna llamada o mensaje comprometido. Hoy se puede espiar a alguien a distancia entrando en alguna página o instalando aplicaciones.

Por ejemplo, en la web ComoEspiar.gratis simplemente hay que teclear un número de teléfono y seguir los pasos para tener delante todas las conversaciones de mensajería instantánea que se han realizado y se guardan en el dispositivo. De forma discreta y sin temor a que nos sorprendan cogiendo el teléfono o dejándolo de nuevo en su sitio.

No sin mi móvil

El móvil se ha convertido en una extensión de nosotros mismos. La mayoría de las veces no somos capaces de hacer nada sin él, hasta el punto de sentir escalofríos cuando nos lo dejamos olvidado en casa o suena el aviso de batería baja.

Los smartphones son cada vez más inteligentes, auténticos ordenadores de bolsillo con los que llamar es lo que menos hacemos. Además, prácticamente todos queremos usarlos sin restricciones, por lo que liberar un celular online es uno de los términos más buscados cada día.

La vida digital no es el futuro

Estos ejemplos son solo algunos de los detalles que demuestran que, sin importar si hemos nacido en este siglo o en el pasado, todos formamos parte del mundo 2.0. Un concepto que suena futurista, pero que es el presente en el que vivimos todos, o al menos la mayoría de los habitantes del planeta.

Reconócelo, ¿verdad que por lo menos uno de estos detalles que hemos mencionado está muy presente en tu caso? No hace sino demostrar que todos somos seres digitales y la tecnología nos rodea.