Compartir

La mayoría de las personas en la actualidad buscan la mejor manera de vivir sanamente y en forma, mejorando la calidad de vida con hábitos como la buena alimentación y el ejercicio. A esto se suma un elemento muy importante e indispensable para la vida como es el agua, y el mantenerse debidamente hidratados. Y en este sentido es oportuno tratar el tema del agua mineral, sus beneficios y ventajas. Asimismo, es recomendable saber todo acerca de la marca que comercializa con agua mineral, pues puede no ser tan beneficiosas como se piensa.

¿Qué es el agua mineral?

El agua mineral proviene de los manantiales naturales. En ella hay minerales y compuestos como la sal y el azufre, necesarios para la salud humana.

En la actualidad, el agua ya no se consume directamente desde el manantial, sino que es embotellada y distribuida a los consumidores por medio de diferentes marcas de agua mineral procesadas por grandes empresas de alimentos y bebidas. Esto quiere decir que no todas provienen del mismo manantial y sus beneficios y minerales son distintos. Para obtener más información sobre este aspecto, es posible encontrar más información en webs como agua-mineral.net, que explican todo la información necesaria acerca de esta cuestión.

¿Cuáles son las ventajas de beber agua mineral?

El cuerpo al estar compuesto de más de 50% agua funciona de manera óptima, pero esto es gracias a los minerales naturales que posee. La ventaja principal de consumir agua mineral es porque ha sido procesada; el agua del grifo que se consume en casa puede estar contaminada con sustancias nocivas para la salud, o no aporta los minerales necesarios al cuerpo. El agua mineral ayuda a complementar esos ingredientes que necesita el organismo y que no está recibiendo a través del agua potable.

El agua mineral embotellada también está libre de contaminantes. No contiene aditivos nocivos que se conozcan, y puede tener hasta cuatro veces más concentración de minerales que el agua de grifo.

La mayoría de amas de casa tienen en su cocina un grifo de agua con un sistema de ósmosis inversa o un ablandador de agua, con la esperanza de filtrar todo lo malo que puede venir de ella y evitar enfermedades de estómago y piel. Sin embargo, este proceso aunque ayuda a purificar, también hace que el líquido pierda los minerales esenciales que el cuerpo necesita. Por lo tanto, es como si la persona estuviera ingiriendo un líquido inerte, sin propiedades y beneficios. Con el agua mineral puede recuperarse todo lo que se pierde.

¿Cuáles son los beneficios para la salud de beber agua mineral?

El agua mineral es una fuente importante de magnesio y calcio, ayudan a la salud cuando existe una deficiencia de estos minerales, activando de manera eficiente a ambos. El magnesio trabaja en la regulación de la presión arterial y el calcio se relaciona con huesos fuertes y saludables. Por lo tanto, se fomenta la complementación de estos minerales a niveles óptimos.

¿Es siempre beneficioso consumir agua mineral?

Ninguna investigación ha podido encontrar un problema grave que indique que beber agua mineral no es saludable o es malo para la salud. Debido a que los minerales están presentes de manera natural en el cuerpo, si el cuerpo no los necesita, los sacará del sistema. Por lo tanto, aquello de la “toxicidad mineral” no existe, cuando se trata de los minerales contenidos en el agua embotellada.

Lo único en lo que debe estarse seguro es que se trate de agua mineral pura. Desafortunadamente, el agua mineral puede ceder a la contaminación del agua subterránea. Por tanto, es muy recomendable al momento de adquirir el producto confiar en una compañía de líquido embotellado que goce de gran reputación, y no dejar engañarse por empresas que vendan botellas sin etiquetar. Es el mejor consejo para asegurarse de sacar el máximo provecho del preciado líquido.

¿Existe una forma óptima de beber agua mineral?

Existen algunas pruebas que sugieren que el calentamiento del agua mineral ayuda en la velocidad y la tasa general de absorción. La teoría dice que si las sales se calientan, se disuelven mejor y pueden ser absorbidas por las células más rápidamente.

La verdad es que sin importar la manera en cómo se beba el agua, el cuerpo sabrá qué hacer con ella.