Sociedad

Los robots de limpieza Roomba

octubre 8, 2018

Los robots de limpieza Roomba

Roomba es un robot de limpieza que tiene la función de aspirador fabricado por iRobot. Incursionó en el mercado en el 2002 y con el transcurso del tiempo ha ido mejorando al incluir sensores ópticos, táctiles y acústicos que permiten al robot detectar obstáculos, suciedad y desniveles. En consecuencia, lograr un mejor desempeño a la hora de mantener el hogar limpio.

El robot Roomba detectará la suciedad de manera inmediata y al encontrar zonas con bastante acumulación de polvo, se dedicará con mucho esmero a la limpieza de ese lugar, hasta que quede impecable.  

Batería del robot Roomba

Es recomendable la primera vez que se va a cargar el Roomba, dejarlo conectado por 16 horas y el mismo tiempo, después de un periodo largo de desuso del robot.

El robot Roomba necesita de baterías de calidad. Así que es recomendable comprar batería Roomba originales o en todo caso compatibles con el aparato, lo que permitirá sacar un mejor provecho del robot a la hora de desempeñar su trabajo. Las baterías de los Roomba son recargables y se deben dejar cargando mientras el aparato no se use y al mismo tiempo, recargar su energía cada vez que avise que su batería está baja, porque si se espera muchos días su eficacia y rendimiento bajará.

¿Cómo es un robot Roomba?

Suelen tener forma circular y tienen un tamaño aproximadamente de 34cm de diámetro y 9cm de altura, lo que facilita la limpieza de lugar de difícil acceso. También en su parte delantera tienen un parachoques para protegerlo de los golpes y cuenta con un sensor infrarrojo omnidireccional, que le permite moverse en cualquier dirección.

Todos los modelos de robots Roomba cuentan con dos cepillos que giran en sentido contrario, para poder atrapar mejor los residuos del suelo, asimismo tienen una boquilla de aspiración que succiona estos residuos. Otros modelos tienen un tercer cepillo incorporado en el lateral que captura las partículas que se esconden en las orillas de las paredes. Es primordial leer las instrucciones que el fabricante pone junto al robot, para hacer un uso seguro y además las maneras de sustituir las piezas y pedir recambios iRobot Roomba, y con esto se garantiza el mejor rendimiento del aparato.

Tres fases de limpieza:

  1. Posee un cepillo de barrido, diseñado para acumular, levantar y aspirar la suciedad.
  2. Atrapa la suciedad con dos cepillos de rotación inversa.
  3. Succiona todos los ácaros, partículas de polvo y alérgenos.

Los modelos de última generación se pueden controlar a través de la aplicación de iRobot Home, que se puede descargar en los teléfonos móviles. Permite iniciar o pausar el trabajo de la Roomba, como también programar los tipos de limpieza, al gusto del usuario.

Mantenimiento del robot Roomba

Mantenimiento de los cepillos

El mantenimiento de este robot es muy fácil, se debe estar pendiente de la limpieza de los cepillos, siempre deben estar limpios, porque si llegan a obstruirse el robot utilizará mayor potencia para hacerlos rotar, lo cual puede debilitar las demás funciones del Roomba. Es necesario evitar la acumulación de pelos y suciedad. También hay que hacer cambio de los cepillos, después de cierto tiempo.

Para limpiarlos solo se debe extraer la rejilla protectora de los cepillos y luego se podrá retirar lo acumulado. El mismo robot incorpora una herramienta que ayuda a eliminar el pelo en esas áreas. Para asear el cepillo lateral, solo se debe desatornillar el cepillo y luego, volverlo a atornillar en su sitio.

Mantenimiento del depósito

El mantenimiento del depósito del Roomba se debe hacer con mayor frecuencia. Es decir, vaciarlo al terminar cada ciclo de limpieza, para que no se obstruya. Debes presionar la lengüeta de liberación y abrir su puerta, para desocupar el depósito.

Mantenimiento general

  • Limpiar el filtro del robot Roomba al retirar el depósito de aspiración y levantar la lengüeta, que libera la tapa del filtro.
  • Asear los extractores y la ruta de aspiración al sujetar las lengüetas, que liberan el marco de los extractores amarillos.
  • La rueda pivotante se debe limpiar una vez por semana, quitando los residuos acumulados, en su parte interna. Se puede sacar del robot con un poco de fuerza, para poder limpiarla de manera más fácil.

Limpiar los contactos de carga y sensores de desnivel, con un paño seco para retirar el polvo, una vez por semana.

Comentarios