Sociedad

¿Tener siempre excelente nuestro cabello?

15/10/2018

¿Tener siempre excelente nuestro cabello?

No siempre resulta tarea sencilla conseguir tener un aspecto radiante, y cuando se trata de nuestro cabello la tarea se puede volver realmente difícil, sobre todo si somos de pelo rebelde.

Somos una sociedad tendente a querer aquello que no tenemos, por eso cada día son más populares los tratamientos para lograr un aspecto radiante siempre en nuestro cabello, con ello nos referimos tanto a los tratamientos de alisado como de rizado, aunque los primeros son mucho más demandados, por la facilidad que implican a la hora de mantenerlo siempre bien una vez realizados.

¿Tratamientos de alisado permanente? ¿Son peligros? ¿Tienen ventajas?

Realmente las técnicas de alisado del cabello no son una novedad, sino que llevan realizándose desde los años cincuenta, cuando los peinados del momento exigían tener un pelo lacio para poder lograr esos efectos tan impactantes. Básicamente encontramos dos tipos de alisados, los permanentes y los que no lo son. Los duraderos básicamente utilizan productos que lo que logra, una vez se dejan actuar durante un determinado tiempo en nuestro pelo, es ir deshaciendo las ondas o rizos logrando así ese efecto lacio. Estos tratamientos son ideales para cualquier persona, pero sobre todo para aquellas que por ejemplo, buscan dejarse el pelo corto, pero que al tenerlo rizado resulta tarea imposible pues acaba quedando un aspecto continuo de ‘’encrespamiento’’, o para personas que simplemente buscan darle a su media o larga melena o acabado mucho más pulido y lograr así el acabado perfecto por excelencia.

Básicamente, el alisado con formol nos da la posibilidad de tener el pelo siempre brillante, sin necesidad de pasarnos largas horas con la plancha para conseguir alisarlo, así lo vamos a tener siempre lacio sin necesidad de nada más, con el ahorro de tiempo que ello supone. Lo que vamos a conseguir es un mejor tratamiento para nuestro cabello y así lograr un pelo lacio perfecto, por ello no hay que temer a estos tratamientos, ya que están plenamente comprobados y no tendremos ningún tipo de improviso o problema con ellos.

También existen tratamientos alisadores de corta duración

Sí aún así sigues teniendo temores o reticencias sobre ciertos productos químicos utilizados para lograr ese efecto alisado de larga duración, también podemos optar por el alisado sin formol, que también ofrece grandes ventajas, ya que es muy fácil de aplicar y realizar el procedimiento, sin emitir ningún tipo de vapor (a veces producido con otros tratamientos químicos), por lo que es muy difícil que pueda llegar a ser absorbido por la piel.

A diferencia de los tratamientos con formol; los chicos de sabetips.com nos pueden poner al día de todas estas tendencias en todo tipo de alisado y qué productos son los más utilizados habitualmente. Sin duda uno de los grandes elegidos, ya que vamos a conseguir restaurar la fibra capilar, devolviendo así al brillo y fuerza a nuestro cabello, para que quede mucho más suave y no sea quebradizo; además de proporcionar un efecto alisado muy natural.

También tenemos otros productos, pero en definitiva podemos decir que utilizar productos sin formol nos proporciona una mayor protección, pues evitamos el uso indiscriminado de productos químicos sobre nuestro cuero cabelludo, además de que ofrecen unos grandes resultados, que nada tienen que envidiar al resto. La excepción va a ser su duración, al no emplear el elemento químico es normal que su duración sea inferior a la del alisado permanente.

En cualquier caso, con estos tratamientos vamos a conseguir tener el pelo como siempre hemos querido, pudiendo peinarlo y dominarlo de manera más sencilla, además de tenerlo siempre con un aspecto inigualable, y no nos tendremos que preocupar por las condiciones climatológicas que tanto afectan al cabello rizado (ya que tiende a encresparse y llega a ser muy molesto). Así siempre vamos a poder lucir un look estupendo, asimismo nos da la posibilidad de poder crear muchos más peinados, pues el pelo liso es mucho más manejable a la hora de moldearlo.