Sociedad

Los diferentes tipos de peces japoneses y sus características

16/10/2018

Los diferentes tipos de peces japoneses y sus características

El pez que goza con más popularidad en el mundo acuariófilo es el pez japonés, también conocido como la bailarina, la carpa dorada, pez rojo o pez dorado. Gracias a sus colores iluminados, forma de aletas y capacidad de adaptación a vivir durante largos periodos en cautividad, son la especie más vendida y distribuida alrededor del mundo desde hace varios siglos.

Características principales del pez japonés

Si bien hay que decir que las características de esta especie han ido variando de forma notoria con el paso de los años, sus rasgos principales siguen siendo cautivadores, y debido también a la diversidad de los hábitos de crianza, cada integrante posee atributos propios.

La peculiaridad que cada integrante comparte es la belleza de sus colores, las singulares formas de cuerpo y su comportamiento sereno, haciendo del pez japonés, ideal para mantener en acuarios con otras especies. En la actualidad existen 125 variedades de esta especie.

Cualidades físicas en común

Aunque por lo general el pez japonés es pequeño, el tamaño del hábitat donde se desarrolla incide considerablemente en su crecimiento, provocando que su tamaño varíe entre 25 cm cuando se mantienen en un acuario y 50 cm si crecen en libertad.

La morfología entre los diversos integrantes de la especie puede variar. Sin embargo siguen teniendo algunas similitudes como la forma ovalada de sus cuerpos, la cabeza en forma de triángulo con pocas o nada de escamas.

El color es otro punto importante que une a los peces japoneses. Normalmente son rojizos o de un naranja muy vistoso, pero también los hay dorados, azules, grises, blancos, rosados y tricolores, todo depende del tipo de agua donde se está desarrollando.

Si crecen dentro de un acuario el peso máximo llega a ser de 3 kilos, mientras que si la especie se encuentra en un hábitat con más libertad o en la propia naturaleza, puede llegar a pesar hasta 10 kilos.

Gracias a su forma, los peces japoneses se dividen en dos grandes grupos, de cuerpo alargado y de cuerpo ovoide:

  • Cuerpo ovalado: Tienen el cuerpo aplastado en los costados, poseen una aleta anal y caudal simple. Además son nadadores veloces debido a su línea general aerodinámica y también resisten temperaturas muy bajas.
  • Cuerpo ovoide: Su cuerpo es rechoncho, corto, como en forma de huevo, la cabeza es bastante ancha, el lomo redondeado y alto. Presentan aletas anales y caudales dobles, y a diferencia de sus compañeros estos peces debido a su forma no son tan potentes nadadores.

Tipos de peces japoneses

  • Cola de Abanico: Tienen una aleta caudal doble con lóbulos puntiagudos, simula la forma de un triángulo abierto visto desde atrás.
  • Cola de Velo: Sin duda es la especie más bonita por su aleta caudal doble que cae de forma elegante, cual velo de una bailarina.
  • Ryukin: Es parecido al Cola de Velo, pero su lomo es más elevado simulando una joroba y su aleta es más ancha.
  • Telescopio: Presenta algunas similitudes al Ryukin pero los ojos de este son grandes y cónicos, llegando a sobresalir hasta 20 mm de la cabeza.
  • Oranda: Semejante al Cola de Velo, sin embargo el Oranda presenta una protuberancia carnosa sobre la cabeza que a partir de los dos años comienza a desarrollarse, actualmente hay una gran variedad pero el Gorro Rojo, de cuerpo blanco y excrecencia roja es el más conocido.
  • Escama de Perla: Como su nombre lo indica, alrededor de su cuerpo muy abultado en forma de bola, destacan sus escamas semiesféricas, blancas brillantes, simulando perlas incrustadas.
  • Celestial: la característica primordial son sus ojos sobresalientes, los cuales están orientados hacia arriba como vislumbrando el cielo sobre la superficie del agua. Pese a su particular rasgo no tiene problemas en encontrar alimento y desenvolverse muy bien en su entorno.

Los cuidados

Afortunadamente esta singular especie de pez, no demanda muchos cuidados, ya que desde el 1400 antes de cristo, estos peces se mantenían en cautividad y eran apreciados por la realeza en acuarios primitivos.

  • Es preferible conservarlos en un espacio amplio mayor a 50 litros y ambientado con arena fina, rocas y plantas.
  • Mantener la temperatura del agua no superior a 20 grados centígrados.
  • Realizar limpieza al acuario al menos una vez cada semana.
  • No darle demasiada comida y disminuir su consumo de frutas ya que contienen mucha azúcar.
  • Mantener el acuario iluminado pero no olvidar apagar la luz durante la noche para que ellos puedan descansar.

Los peces japoneses son los más vistosos en el mundo, la especie más vendida y la que nunca debe faltar en los acuarios de cada hogar. La extensa variedad que existe en el mercado es capaz de sorprender y cautivar a todos por igual.

Para más información puede visitar la fuente https://cosasdelcibao.net/pez-japones/.