Economía

Ideas para invertir tu dinero

noviembre 5, 2018
Israel Guerra

author:

Ideas para invertir tu dinero

En ocasiones, puede presentarse la oportunidad de disponer de una cantidad de dinero para invertir y no saber qué hacer con él. Mucha gente no quiere tenerlo ingresado en el banco ya que el interés es prácticamente nulo, por lo que acaban por tenerlo guardado debajo del colchón o por acabar gastándolo en cosas, la mayoría de las veces, innecesarias. Te proponemos 4 ideas mucho mejores.

Invierte en ladrillo

Con la crisis y la explosión de la burbuja inmobiliaria, los pisos y casas bajaron su valor, pero como se puede comprobar hoy en día, las casas comienzan a subir el precio y la inversión del ladrillo vuelve a ser una de las opciones preferidas para los capitales nacionales y extranjeros.

Los inmuebles, sobre todo las viviendas, son y serán siempre bienes de primera necesidad, ya que la gente siempre va a necesitar pisos en los que vivir, locales en los que montar su negocio u oficinas donde desarrollar su profesión. Eso significa que siempre habrá personas interesadas en comprar o alquilar este tipo de bienes.

El precio del alquiler en la actualidad ha llegado a cotas superiores al año 2008, cuando comenzó a notarse los efectos de la crisis económica en el precio de la vivienda. Con la llegada del alquiler vacacional, sobre todo las principales ciudades del país, han visto encarecido el precio del alquiler habitual de su vivienda. En zonas costeras, la demanda suele superar a la oferta.

La venta de apartamentos en Denia, por ejemplo, ha subido durante los últimos años, ya que la gente ha entendido que invertir su dinero en zonas turísticas le dará beneficios a muy corto plazo. Si te decides por la compra, puedes mirar en ApartamentosDeniaLowCost.com.

Invierte en productos financieros

En este caso hablamos de situaciones en la que cualquier tipo de producto financiero nos dé una rentabilidad por nuestro dinero. En estos casos, el ahorrador debe decidir qué producto de inversión se adapta mejor a sus necesidades, en función a qué rentabilidad recibirá y qué riesgo estará dispuesto a asumir.

Lo primero que tendrás que decidir es si prefieres renta fija o renta variable. Los productos de renta fija son aquellos en los que tendrás un beneficio igual (o casi igual) durante toda la inversión, mientras que los de renta variable no tienen un rendimiento fijado de antemano, pudiendo variar a lo largo de todo el tiempo que dure la inversión en sí misma.

Por ejemplo, un bono a 10 años del Banco de España sería un producto de renta fija en la que se estipula un rendimiento durante ese tiempo de, pongamos, el 5%, ni más ni menos. Mientras que, invertir en acciones de una determinada compañía supondría una inversión de renta variable, ya que su cotización irá fluctuando y no podemos anticiparnos al valor en un momento determinado.

Dentro de estos dos tipos de inversiones existen multitud de posibilidades, por lo que entraremos más en profundidad. Nuestra recomendación es que antes de cualquier movimiento busques un asesor fiscal de confianza. Si necesitas asesoría haz clic en el enlace para visitar la web de una gestoria en Madrid.

Productos de renta fija

Comenzaremos por los productos en los que sabremos cuál será la rentabilidad antes de hacer nuestra inversión. Este producto está configurado para todos los que no quieren entrar en el mercado Forex, el forex trading o el bróker de divisas, por ejemplo. Dentro de esta modalidad, podremos encontrar además varios tipos, entre los que destacaremos los siguientes:

  • Títulos de deuda pública: representados en letras, bonos y obligaciones del estado. Es el producto más conocido y en el que se produce un mayor volumen de inversión. Normalmente, el rendimiento se determinará en función del plazo de vencimiento de los títulos obtenidos. A más años, el inversor pedirá un interés mayor.
  • Renta fija privada: son las conocidas como deudas de las empresas. Sus títulos se presentan en forma de pagarés, bonos y obligaciones. Los inversores colocan un capital menor al importe del título, y al final, recibirán la cuantía que refleja el mismo.
    Los inversores pasan a ser en este caso acreedores de la propia empresa.
  • Depósitos bancarios y Cuentas remuneradas: este producto es el más conocido a pie de calle. Los depósitos bancarios compran la deuda de los bancos y se usan también para otorgar créditos y prestamos como las hipotecas. A cambio, los inversores reciben un beneficio por mantener su dinero fijo durante ‘X’ tiempo.

Productos de renta variable

Por el contrario, estos productos no aseguran un beneficio en un plazo concreto y suponen en muchas ocasiones, un riesgo mayor para los inversores. Existen también varios tipos de productos de renta variable:

  • Acciones empresariales: a diferencia de los títulos de deuda pública, con la compra de estas acciones seremos propietarios de la empresa. Por lo que significa que nuestro destino irá ligado al devenir de esta.
    Hay empresas de bróker online como Libertex, que son especialistas en asesoramiento sobre este tipo de productos, busca opiniones sobre Libertex y si te convence, no dudes en contar con sus servicios.
  • Fondos de inversión: productos formados por un grupo de inversores que invierten en todo tipo de productos. El rendimiento de estos fondos irá relacionado con el rendimiento ponderado del conjunto de sus inversiones (evolución de los títulos adquiridos por el gestor del fondo).
  • Planes de pensiones: su funcionamiento se basa en aportaciones periódicas realizadas por el participe, que son invertidas por los gestores del plan, siguiendo unos criterios de rentabilidad y riesgo.
    De esta forma, a la hora de rescatar su plan de pensiones, el titular obtiene el dinero depositado durante ese tiempo, así como la rentabilidad que haya generado.

 

Estas son algunas ideas que os proponemos para invertir esos ahorros que tenéis guardados o ese dinero inesperado que te ha llegado de algún premio o herencia. Tendréis que tener en cuenta cuál es el riesgo que estáis dispuestos a asumir, así como la rentabilidad que esperáis sacar de vuestra inversión.

Comentarios