Sociedad

El centro de planchado como uno de los electrodomésticos más útiles del hogar

06/11/2018

El centro de planchado como uno de los electrodomésticos más útiles del hogar

Planchar es una de las tareas del hogar menos placenteras, en especial si se tiene una familia numerosa. Sin embargo con el equipo adecuado esta puede realizarse con mayor facilidad y rapidez. Además, planchar es una labor necesaria, ya que impacta en la imagen y presentación de cada miembro de la familia.

 

En este sentido, un centro de planchado es una herramienta muy útil en aquellos hogares donde se precisa planchar cantidades considerables de ropa. Para su funcionamiento el centro de planchado usa vapor de agua. A su vez, la presión de la plancha del aparato ayuda a alisar hasta la última arruga.

 

Para ello, el vapor viaja desde el tanque de almacenamiento de agua hasta la plancha. El tanque no sólo contiene el líquido, también es el lugar donde se ejerce la temperatura necesaria para generar vapor.

 

Su uso no precisa mayor instrucción ni adiestramiento, puede ser empleado fácilmente por cualquier adulto. Para comenzar, se debe desmontar el tanque, retirando la plancha y la base. Una vez desarmado el electrodoméstico, se procede a colocar agua en el tanque. Finalmente, se articula nuevamente cada pieza en su lugar.

 

Dado que se trata de un equipo eléctrico, precisará conectarse a la corriente para que el agua alcance la temperatura necesaria. Esto debe hacerse unos minutos antes de proceder a planchar la ropa.

 

Por otra parte, con un centro de planchado la tarea puede realizarse de dos maneras diferentes. Se puede hacer de forma horizontal sobre la mesa de planchar, tal como se haría con una plancha de vapor convencional. También es posible hacerlo de manera vertical, usando un gancho para colgar la prenda en alto.

 

Los centros de planchado ofrecen resultados profesionales equiparables a los obtenidos en la tintorería. Por tal razón, cada día más personas deciden emplear estos electrodomésticos para combatir las arrugas sobre todo tipo de ropa y tejidos. Además, su uso ofrece una larga lista de beneficios que facilitan la tarea de planchar, haciéndola más sencilla, rápida y eficiente.

Planchar sin esfuerzo

 

Dado que los centros de planchado son más potentes que las planchas de vapor. Esto permite que su uso implique un menor esfuerzo sin detrimento de los resultados. Así, los centros de planchado de las diferentes marcas pueden superar los 3.000 W de potencia.

 

Además, este nivel de potencia permite al centro de planchado alcanzar la temperatura deseada en menos tiempo. Así, el planchado no sólo demandará un menor esfuerzo, también se podrá hacer en jornadas mucho más cortas.

 

Por otra parte, a diferencia de otros aparatos para planchar, los centros de planchado han sido diseñados para garantizar resultados óptimos. Esto sin cansar ni fatigar a la persona que plancha.

 

Debido a que el depósito de agua se encuentra separado de la plancha, esta resulta más ligera y confortable. Esto facilita el llenado del mismo, pudiendo verter el agua directamente del grifo. Además, el peso reducido permite planchar grandes cantidades de ropa sin fatigarse.

No hay arruga que se le resista

 

Los centros de planchados son conocidos por su capacidad para eliminar todo tipo de arrugas, especialmente las más complicadas. Estos ofrecen un caudal de vapor suficientemente intenso para aplacar las arrugas y lo bastante delicado para no maltratar los tejidos.

 

Algunos modelos ofrecen funcionalidades especiales para resultados más contundentes con prendas muy arrugadas o difíciles de planchar. Por ejemplo, graduación de vapor, chorros adicionales o la posibilidad de dar golpes de vapor en las zonas que así lo requieran.

Ahorro de agua y energía

 

El uso de centros de planchados, no sólo reduce el tiempo y esfuerzo que esta tarea exige. También constituye un ahorro de agua promedio de 40% en relación a otros equipos de planchado. Esto se debe a un mejor manejo del vapor dentro del proceso de planchado.

 

Además, muchos de estos modelos incluyen funciones que permiten ahorrar energía eléctrica optimizando la generación de calor.  En este sentido, la mayoría de estos equipos se han diseñado teniendo en cuenta las normativas de ahorro energético. Esto ha llevado al desarrollo de centros de planchado respetuosos con el medio ambiente y el bolsillo.

Prendas más limpias e higiénicas

 

Los modelos de centros de planchado más recientes, reducen las bacterias en los tejidos planchados. Esto sin necesidad de aplicar productos especializados. Para ello, hacen uso de calor aplicado a través de espacios de vapor constantes.

 

De esta manera, el vapor penetra en las prendas planchadas, permitiendo un secado apropiado. Esto elimina las bacterias presentes en la tela y previene su proliferación.

 

Adicionalmente, el uso de centros de planchado previenen la formación de cal en la superficie e interior de la plancha. Esto garantiza una prolongada vida útil del centro de planchado. También se evita manchar o ensuciar las prendas durante el planchado.