Sociedad

La necesaria adaptación de los talleres a la revolución del mundo del motor

29/11/2018
Israel Guerra

author:

La necesaria adaptación de los talleres a la revolución del mundo del motor

Las noticias referentes al mundo del motor no dejan de ser actualidad en los últimos meses. Desde el anuncio del gobierno de la subida del impuesto al diesel pasando por la propuesta de prohibir la circulación de vehículos propulsados por combustibles fósiles a partir de 2050 y sumando a esto las protestas por la subida de precios de los combustibles en países como Francia, que está dando lugar a movilizaciones y protestas de decenas de miles de personas, el motor y la automoción son un tema que preocupa mucho a los ciudadanos.

Y preocupa por una razón obvia, la movilidad de los ciudadanos depende mucho del transporte privado. Esto está llevando a que, por ejemplo, en Francia, una cantidad enorme de trabajadores se concentren y realicen protestas por el ascenso de los precios de los combustibles.

En España, la antigüedad del parque automovilístico alcanza ya los 12 años, cifra que se eleva hasta los 14 años en el caso de los vehículos industriales. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) alerta del envejecimiento de los vehículos en nuestro país, y lo que es más importante, de un dato todavía más preocupante, cada año se venden en España 130.000 coches con más de 20 años de antigüedad.

¿Cómo deben actuar los talleres ante esta nueva situación?

La situación actual nos lleva a una paradoja. En pocas décadas, la mayor parte del parque automovilístico actual dejará de ser útil, pues tendrá prohibido su uso. Pero, a raíz que pasa esto, todavía no se dan grandes avances en tecnología de coches eléctricos y autónomos y siguen siendo inalcanzables para los bolsillos medios.

Los talleres mecánicos deben estar preparados para la digitalización del sector automovilístico y adaptarse a las nuevas tendencias. Esto obliga a los profesionales a adquirir conocimientos de automoción de vehículos ecológicos, carsharing, coches autónomos y vehículos conectados.

Tallerator, a través de un importante análisis en el que recoge estudios de consultoras y think tanks independientes, señala que la aparición de nuevos sistemas de propulsión y conducción de vehículos y la expansión de fórmulas como el carsharing obligan a adaptar los medios de trabajo a fabricantes de componentes y vehículos y sectores como los talleres mecánicos.

Los talleres de coche, como el taller mecánico taller Sevilla se verán incorporados a adaptar sus instalaciones y sus profesionales a estos nuevos vehículos, pero en el periodo de transición continuar con las prácticas habituales, pues en la actualidad la inmensa mayoría de los vehículos siguen estando propulsados por combustibles fósiles.

Vehículos autónomos y conectados

Antes de la gran revolución, la de los vehículos eléctricos en cualquiera de sus formatos, llegará el impulso por los vehículos autónomos. En este sentido, Navigant Research espera que se vendan a nivel mundial más de 100 millones de unidades entre 2020 y 2035, de modo que los talleres deben adaptarse a esta nueva tecnología y hacerlo cuanto antes, pues 2020 está a la vuelta de la esquina.

Tallerator apunta también a la conectividad como vía para integrar las nuevas tecnologías y las redes sociales con el fin de gestionar información y entretenimiento durante los trayectos. Asistencia en carretera, tráfico en tiempo real, música…

Los talleres deben, por tanto, dar respuesta a los clientes no solo en casos de averías, sino también en servicio posventa y estar permanentemente informados de las novedades tecnológicas que incluyen los nuevos vehículos.

Esta fórmula de adentrarse en las nuevas tecnologías obliga a los talleres a ser usuarios activos de redes sociales y otras plataformas en internet para dar respuesta a las dudas y consultas de sus clientes, con el objetivo de ofrecer una imagen más cercana y un trato más personalizado.

Adaptarse o morir

En las próximas décadas, la movilidad humana, especialmente la privada, se enfrenta a cambios importantes pues el futuro del planeta depende en gran medida de no emitir tantas emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

La automoción y sectores asociados como los talleres mecánicos deben participar de este cambio y adaptarse a esta nueva realidad que se impone. La clave para la viabilidad de estos sectores depende, por tanto, de adaptarse o morir, formar parte activa de los cambios y proponer soluciones que sean viables.