Salud

¡No es tan mala como creíamos! La marihuana y sus beneficios

marzo 11, 2019

¡No es tan mala como creíamos! La marihuana y sus beneficios

El cannabis sativo, o la marihuana como comúnmente la llaman, va mucho más allá de la polémica que la rodea, ofreciéndole a su consumidor múltiples beneficios que abarca más que solo un psicotrópico.

La marihuana, científicamente hablando, se considera como una droga alucinógena reconocida por la sensación de relajación, ansiedad y en algunos casos, alteración en el apetito; es consumida mediante un porro, pastillas, aceites, pomadas, comidas, entre otros.

Aunque los grandes gobiernos y empresas farmacéuticas se han encargado de manchar su reputación, nos encargaremos de aclarar algunos de estos rumores y hacerles ver todos los beneficios que brinda esta planta.

Según la ONU, es esta la segunda droga más consumida en el mundo. Y no sólo se debe a consumidores que buscan sus efectos alucinógenos, sino también por aquellos que se refugian en ella en busca de la posible cura o mejora de sus enfermedades físicas y mentales.

En otro orden de ideas, según científicos, las semillas de marihuana son el alimento más completo que podéis encontrar en el planeta, conteniendo todos los aminoácidos y ácidos grasos requeridos por nuestro organismo, aportando salud y vitalidad para todo el que disfrute de ella.

Las semillas de cáñamo son utilizadas como alimento desde hace más de 3000 años, y es que dichas semillas combaten el alto nivel del colesterol, equilibra los ácidos grasos y es rica en vitaminas, minerales y fibra. Pensándolo bien, ¿creéis que sería una excelente inversión?

Muy bien es sabido por muchos que, el cannabis sativo es un aliado para muchos pacientes con cáncer, siendo esta afirmación comprobada por un investigador de la Universidad Complutense de Madrid, Manuel Guzmán, ya que el psicotrópico fue capaz de retardar el crecimiento de tumores en personas con tumores cerebrales.

Y tocando la parte cerebral, la marihuana también es beneficiosa para el cerebro aunque con el paso del tiempo, distintos rumores se han encargado de hacernos creer que el consumo de esta planta destruye las neuronas, y resulta ser todo lo contrario, los endocannabinoides según estudios científicos, podrían disminuir la oxidación de las neuronas y mejorar la generación de células nuevas y sanas.

Un estudio realizado por la Universidad de Alabama en el 2005 a 100 consumidores de marihuana, demostró que estos que fumaban 1 o 2 porros a la semana, contaban con mayor capacidad pulmonar de inhalación y exhalación.

Sus beneficios en cuanto a la salud no solo aquejan a los humanos, desde 1930 es sabido en el ambiente médico que el cannabis también es de uso veterinario para animales que sufren de epilepsia y cáncer.

Por otra parte, las sobredosis de marihuana no existen, ya que para llegar a tal punto es necesario fumar alrededor de 930 porros en un estimado de 5 minutos, y aunque sucediera, el consumidor no moriría de sobredosis causada por la planta, sino por el exceso de monóxido de carbono producido.

La marihuana es menos adictiva que el resto de narcóticos de uso frecuente como el cigarrillo (nicotina), el café (cafeína) y el alcohol; y por el lado de las más fuerte tales como la heroína, cocaína, metanfetamina, entre otros.

Pasando al punto histórico, el cannabis fue utilizado en tiempos de la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos como “el suero de la verdad”, se preguntaréis a qué se debe esto… la respuesta se basa en que en medio de su trance alucinógeno, los militares corruptos confesaban sus fechorías.

Yéndonos a la parte sentimental que promueve esta planta, se ha comprobado científicamente que tener relaciones sexuales mientras se está bajo los efectos de esta, los orgasmos son más sencillos de alcanzar exponiendo su alcance solo con la penetración.

Pero no todo el beneficio puede ser para las chicas, así que también les tenemos una buena noticia a ellos, al ingerir marihuana el nivel de excitación del hombre puede ser el doble de fuerte y duradero de lo que es normalmente, además de retardar la eyaculación.

Sea cual sea el uso que hagas de esta, asegúrate de hacerlo con prudencia y para tu beneficio, ya sea médico o para uso cotidiano.

Comentarios