Sociedad

La cirugía estética en los pechos, la más demandada en España

06/05/2019
Foto del avatar

author:

La cirugía estética en los pechos, la más demandada en España

La cirugía estética a niveles globales sigue pasando por unos muy buenos momentos. En España también y las cifras lo demuestran, pues anualmente se efectúan casi 400.000 de estas operaciones según las estimaciones de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética).

Las tres intervenciones más solicitadas por la población son en primer lugar el aumento de mamas, seguidas de la liposucción y la reducción de mamas, esta última ha experimentado el mayor aumento en los últimos años, pues en el año 2014 ocupaba un lejano octavo puesto.

Como vemos, las operaciones relacionadas con los pechos son las que más demanda tienen, de hecho, el cuarto puesto también lo ocupa un tipo de intervención relacionada con este órgano, es un tipo de operación que combina el aumento con la elevación de mamas.

Preguntas más habituales en la cirugía de mamas

Las mamas son parte fundamental en el cuerpo de cualquier mujer, tanto por formar parte de su femineidad como de la etapa de maternidad. Para la mayoría de las mujeres es una parte que afecta directamente en el plano psicológico, por lo que una intervención en esta parte del cuerpo suele generar nerviosismo, miedo, incertidumbre y muchas dudas.

Pero, ¿dónde operarse los senos? Esta es la principal de las dudas cuando se tiene claro que necesitamos un aumento, una reducción o una elevación, pero no es la única. Las preguntas más comunes a la hora de elegir un cirujano plástico de confianza son, entre otras, quién tiene el Mejor Precio para Aumento de Pechos en Madrid, ciudad donde más intervenciones de este tipo se hacen dentro de todo el territorio nacional, o cuándo es el mejor momento para operarse el pecho después de un embarazo, respuesta que se encuentra detrás del enlace que acabamos dejar referenciado en este párrafo.

Otras de las dudas más frecuentes es saber si los implantes utilizados en los aumentos de pecho tienen caducidad y, por lo tanto, deben someterse a una nueva intervención pasados unos años. La respuesta es clara, no tienen fecha de vencimiento, ahora bien, como cualquier otra parte del cuerpo humano, sí que tiene cierto desgaste al pasar el tiempo. Por lo tanto, los fabricantes de implantes recomiendan realizar reconocimientos regulares y cambiarlas cada 10 o 15 años si el desgaste es profundo. Por esto mismo también es muy recomendable elegir implantes con la máxima calidad posible, siempre probadas y con periodos garantizados.

¿Pueden las prótesis romperse o encapsularse? Sí, aunque no es nada habitual, sobre todo si son de calidad, pero, de nuevo, como cualquier otra parte del cuerpo se puede romper por un golpe fuerte, como una caída o un accidente de circulación. Si la pregunta es si esto puede darse de forma espontánea, la respuesta es que es muy difícil que ocurra, pero no imposible, más ahora que están confeccionadas y fabricadas con capas externas mucho más resistentes y rellenas de unos geles que son adhesivos entre sí. En cualquier caso, si llegase a producirse una rotura, no habría por qué preocuparse, pues no provocaría ninguna enfermedad o problema para la salud, no sería en modo alguno una urgencia, aunque sí se debería arreglar una cita para un reemplazo en un breve periodo de tiempo.

En la lista de las preguntas más recurrentes por las mujeres, tiene especial interés aquellas que se refieren al embarazo y si existe algún tipo de problemas al amamantar. En este sentido, debemos ser claros y contundentes, no existe ningún riesgo ni causan impedimentos o inconvenientes algunos en los periodos de embarazo o en el momento de dar de mamar.

Entre cuantos tipos de implantes mamarios podemos elegir, pues según su forma entre los implantes redondos, utilizados para aumentar el volumen tanto por la parte superior como por alrededor, y los implantes anatómicos, que están diseñados para resaltar un perfil más natural. Según los rellenos, podemos diferenciar aquellos en los que se utiliza silicona cohesiva, formados por una resistente masa gelatinosa compacta, con lo que se consigue que mantenga su forma más eficientemente y durante más tiempo, evitando que se salga de su envoltura, y aquellos que están rellenos de un suero salino, ya que, en caso de rotura, esta solución de sal podrá absorberse fácilmente por el organismo de la mujer.

Existen dos tipos de prótesis en cuanto a textura, lisas y rugosas, pero, ¿cuál es la mejor?, pues según los expertos ambas lo son, el criterio del cirujano es quien determinará, en última instancia, cuál se deberá utilizar. En la actualidad, las prótesis rugosas son las más usadas debido a que tienen un menor índice de probabilidades de contractura capsular.

En cuanto a las posibilidades de contraer cáncer o cualquier otro tipo de enfermedades autoinmunes de algún tipo, ha quedado suficientemente demostrado científicamente que no existe ningún tipo de relación en este sentido.