Sociedad

Por qué es tan importante solicitar una nota simple antes de comprar un inmueble

06/08/2019
Israel Guerra

author:

Por qué es tan importante solicitar una nota simple antes de comprar un inmueble

A la hora de mudarse son varios los aspectos que hay que tener en cuenta, ya sea una casa o un terreno que se desee adquirir, hay que cuidar ciertas medidas para asegurarse de que se ha tomado la decisión correcta. Para esto existen las notas simples, de esta manera la adquisición de alguna propiedad (y la inversión hecha en ella) puede hacerse de manera más práctica y segura. De hecho, se puede solicitar nota simple por internet de forma completamente rápida.

¿Qué es una nota simple registral?

Aunque muchos desconozcan de la existencia de este registro, una nota simple de vivienda es un documento explicativo que gestiona el registro de una propiedad determinada en alguna provincia. Una nota simple contiene toda la información relacionada con la vivienda, finca o inmueble, aclarando todo el estatus legal y las bases fiscales de la propiedad.

Específicamente una nota simple registral describe y ubica la propiedad de forma precisa, sus propietarios, sus especificaciones, así como el tipo de inmueble que es, ya sea (como una casa, prado o solar), sus medidas y su posición geográfica.

¿Para qué se utiliza?

Básicamente, es muy útil porque puede ayudar a evitar ciertas sorpresas a la hora de adquirir cualquier propiedad, ya que revela información detallada de la misma y también de todos sus propietarios, así como las obligaciones fiscales que tiene, como hipotecas (en caso de que existan).

A la hora de hablar de una finca, en una nota simple se pueden ver los usos que se le han dado, así como su catalogación urbanística. Por otra parte si la propiedad tiene varios dueños, la nota indica el coeficiente de participación. También determina las limitaciones que pueda tener en ciertos aspectos.

¿Dónde pedirla?

Por fortuna, hoy en día este registro se puede solicitar de forma muy fácil por medio de internet, y por una cantidad de unos 9 a 25 €, dependiendo de la complejidad de la propiedad a consultar. Esto ha facilitado la gestión de búsqueda de propiedades de miles de españoles en los últimos años.

También se puede solicitar de forma presencial, dirigiéndose al registro de la propiedad correspondiente a que pertenezca el inmueble. Aunque éste puede ser un proceso algo engorroso, lo más recomendable es hacerlo por internet, ya que existen servicios especializados.

Al hacer la solicitud de forma online se puede tener la nota simple en un plazo máximo de 24 horas, incluso mucho menos. Los datos que se piden para la solicitud son los siguientes:

  • Por CRU o IDUFIR, se trata de un número edificador asignado por el registro.
  • Por titular en este caso sólo serían necesarios los nombres y apellidos de propietario y su dirección completa.
  • Por datos registrales, aquí se deben ingresar información del registro de la propiedad.

Mejor prevenir que lamentar

Este documento puede ser muy útil para comprar una propiedad, o cuando se va a proceder al reparto de una herencia. Curiosamente, es posible que un familiar lejano haya cedido un conjunto de bienes algún heredero y éste desconozca que tienen algún tipo de carga fiscal.

En muchos casos es mucho más inteligente y conveniente renunciar a la herencia, en lugar de verse presionado por las obligaciones que pueda acarrear (que en la mayoría de los casos pueden ser cuantiosas). Las notas detallan todo tipo de cargas en los que puede estar inmiscuida la propiedad.

Las cargas representan una imposibilidad de utilizar cierta propiedad debido a posibles deudas, hipotecas o alquileres. De la misma forma, en este registro se pueden ver todos los datos urbanísticos que no se hayan cumplido, tales como los gastos de condominio, deudas, judiciales e incluso embargos previos.

Otras recomendaciones antes de comprar una propiedad

Después de solicitar esta documentación se debe prestar mucha atención a todos los factores que influyen a la hora de adquirir la propiedad. Generalmente, comprar una casa significa no sólo invertir una parte significativa de los ahorros acumulados a lo largo del tiempo, sino también comprometer las ganancias futuras. Por lo tanto, es esencial evitar errores triviales en la elección de la propiedad.

Antes de hacer cualquier propuesta de compra, es importante comprobar aspectos técnicos y económicos relativos a la propiedad, en particular. Por ejemplo, la vivienda debe haber sido construida con un permiso de construcción, y el valor monetario debe estar en línea con los valores medios de la zona.

Cuando se utilizan los servicios de una agencia inmobiliaria, muchos controles pueden realizarse a través de la propia agencia, pero en el caso de compra directa será necesario proceder personalmente. Para esto es bueno contar con alguna asesoría de expertos en la materia.

También hay que revisar el estado de mantenimiento, o si los defectos de su estructura pueden requerir intervenciones en un futuro no lejano, cuyos costes recaerían en el comprador. Además, es bueno ser asistido por un ingeniero en la visita de la propiedad para detectar cualquier violación de las normas de construcción.