Sociedad

Cualquier momento es el idóneo para tomarse una buena cerveza

22/08/2019

Cualquier momento es el idóneo para tomarse una buena cerveza

La cerveza es una bebida conocida por todos y la cual siempre suele estar presente en la mayoría de las celebraciones. Existen varios tipos que se pueden conseguir en el mercado, además y dependiendo de la ocasión, se puede beber una cerveza determinada.

Por tal motivo, el consumo de la misma ha ido en aumento, debido también a que el consumidor está buscando nuevos aromas y sabores que le hagan decantarse por esta deliciosa bebida.

¿Cuántos tipos de cerveza existen?

Se pueden nombrar dos estilos de cerveza artesanal, los cuales en la actualidad se disputan por ser las mejores en este mercado. Cada uno de estos estilos tiene a su vez distintos tipos que se categorizan en claras, tostadas y negras:

Estilo Lager

Su fermentación se realiza en la parte baja, lo que quiere decir que la levadura se encuentra en el fondo del tanque, en tiempo de reposo y donde se enfría. Esto las hace tener un sabor suave al tomarlas.

Aquí pueden conseguirse las claras, donde entran las Pilsner, Múnich Helles, Helles Bock, las tostadas, como la Vienna Lager, Märzen, Rauchbier y las negras, donde figura la Schwarzbier, Dunkel y Doppelbock.

Estilo Ale

Se fermenta en lo alto del depósito, lo que ocasiona que dejen menos restos y lo que le ofrece un aspecto turbio. Estas levaduras se emplean en temperaturas más calientes que las otras, provocando sustancias que tienen un aroma afrutado y especiado.

En las claras puedes encontrar la Pale Ale, India Pale Ale, y Tripel, para las tostadas está la Amber Ale, Dunkelweizen y Quadrupel y para las negras puedes escoger entre Irish Stout, Robust Porter e Imperial Stout.

¿Cuándo se debe beber cada una?

Esto puede ser determinado por el lugar donde se encuentre. Por ejemplo las cerveza estilo Ale deben servirse tibias y a una temperatura entre unos 12ºC y los 18ºC, por lo son recomendables para lugares donde las temperaturas no sean tan altas.

En cambio, las de estilo Lager deben servirse frías, de lo contrario, su sabor será desagradable. Por lo tanto, son ideales para zonas donde las temperaturas sean altas, dado que podrán refrescar al consumidor mucho más.

¿Cómo ha cambiado su consumo?

El consumo de cerveza se puede dividir en dos, las artesanales y las industriales. Las primeras han tenido en los últimos años un aumento considerable, dado que le ofrecen al consumidor la posibilidad de nuevos sabores y aromas, permitiéndole así la posibilidad de encontrar una que vaya acorde con sus gustos.

Desde 2013 se ha visto un cierto aumento en la venta de las cervezas, llegando en el 2017 a tener un 3.8% más de ventas que en el 2016, siendo incluso una muestra de su evolución, la creación de la Asociación Española de Cerveceros Artesanos Independientes, o por sus siglas AECAI, la cual nació en el año 2014.

¿Dónde se puede conseguir cerveza artesanal?

Actualmente, es posible comprar cerveza artesanal, tanto en los supermercados como en tiendas especializadas o en tiendas online, como es el caso de la empresa BÝRA, la cual cuenta con la posibilidad de que los consumidores puedan acceder a su portal web para que puedan comprar los diferentes estilos de cerveza que posee su catálogo.

Cuentan con dos colecciones diferentes, siendo la primera la Alphabet, donde podrás adquirir sus cuatro tipos Alpha, Sigma, Gamma y Omega, cada una con su sabor distintivo y aromas que te atraparán.

Después está la colección Soul, donde el consumidor puede elegir entre sus dos presentaciones, Engel y Teufel, ambas con estilos de sabores y aromas opuestos, siendo la primera suave y fresca, mientras que la segunda tiene un sabor más intenso y exigente.

La posibilidad de poder comprar cervezas en varios establecimientos, tanto físicos como digitales, ha influido en su crecimiento en el mercado, debido a que un mayor número de consumidores tiene acceso a su adquisición.

Además de que gracias a su variedad de estilos, pueden elegir entre los diferentes sabores y aromas de cada una, consiguiendo una cerveza que pueda ser totalmente de su agrado.